Miércoles 24 de Mayo de 2017 - 08:46hs. - República Argentina Edición # 1685

Revista #9 Agosto 2007 > Agricultura

“Los grandes como la Federación Agraria y la Rural son insaciables”

Lucy De Cornelis: MUJERES AGROPECUARIAS EN LUCHA


Por Liliana Díaz, Federico Martelli y Esteban Concia

Lucy de Cornelis es de Winifreda, provincia de La Pampa. Tiene 61 años. El 3 de junio de 1995, en medio de la total desesperación, fundó el Movimiento Mujeres Agropecuarias en Lucha cuando al frente de 650 mujeres del campo paró el remate de sus tierras cantando el himno nacional. Hoy, después de tantos años de lucha siente haber cumplido con su misión, ya que casi 40 mil productores salvaron la tierra gracias a la tenacidad incansable de las mujeres.

Lucy es dura, pero aún lagrimea cuando recuerda los escalones del infierno que le tocó vivir.
 
“En la década del 90, con la revolución productiva compramos un tractor, y esto  nos llevó a endeudarnos. Habíamos sacado un préstamo de 15 mil pesos en el Banco de la Pampa, y a los dos años debíamos 240 mil pesos. Cuando llegó el rematador a mi campo dije: yo no robé a nadie. Fui a la radio del pueblo a convocar a mujeres. La situación era igual para muchos pero no se animaban a denunciarla. Era el 27 de mayo, el 3 de junio juntamos 650 mujeres de 21 localidades de la Pampa. Me trasladé a Mariano Castex y luego a Santa Rosa a hacer la convocatoria en un programa rural. Decía en la radio que venían para quitarnos la tierra y las maquinarias. Ese día, sin saber cómo se hace una convocatoria, sin saber lo que es una asamblea, solamente con el himno nacional (que en la década del 90 ya no se cantaba) y con la bandera argentina, firmamos un petitorio de 8 puntos en el que decíamos que a partir de ese momento no íbamos a permitir que a ningún chacarero se le quitara la tierra ni las herramientas, pedíamos al gobernador Marín el cese de remates, el recálculo de la deuda y la reconversión de la producción. El gobernador nos recibió, nos pidió 8 días para resolver la situación. Creímos que se iba a poner al frente de nuestros reclamos, pero a los 8 días comenzó una persecución muy dura que duró muchos años.  El ministro de la producción nos dijo que nuestros maridos no habían sabido trabajar, que fuéramos a criar avestruces y hierbas aromáticas. Cuando se enteraron, otras mujeres del país se comunicaron con nosotras y el 21 de septiembre se hizo la primera gran asamblea del país con más de 1000 mujeres en La Pampa. Vinieron desde Formosa, del sur, de todas partes. Hicimos otro petitorio, y en ese momento anticipábamos ya que íbamos a perder la soberanía argentina. Empezamos a caminar la provincia de Buenos Aires y el país. Decidimos venir con los tractores a Buenos Aires el 8 de marzo del 96, el día de la mujer, a ver si nos recibía el Presidente. Habíamos hablado con todos los diputados y senadores, y nadie hizo nada. Fue el tractorazo con 2500 mujeres. Menem no nos recibió jamás, estaba acostumbrado a comprar voluntades. Desde el gobierno pampeano mandaron gente para presionarme, también mandaron un coche de la Presidencia, aunque yo no estaba en casa ese día. Pero dije que Cornelis no tiene precio. Hubo amenazas de muerte a mis hijas y mis nietos. Pero nosotras seguimos creciendo, tanto que vinieron periodistas de Francia, de Irlanda, de España a hacernos entrevistas porque era toda una novedad que las mujeres salieran a defender la tierra.

El primer remate fue el mío. Desde la noche empezó a venir gente el 24 de septiembre del 96. 14 días antes mi marido a los 51 años queda hemipléjico en el campo, como resultado de toda la situación. El pensaba que perdíamos todo. Era muy duro, sin atención en el hospital. Con medicación y una operación podría haber quedado mejor. No se la hicieron como represalia. Llega el remate con él hemipléjico. Las mujeres me dijeron que podrían juntar para comprarme una casa, porque yo perdí todo. Pero yo dije mi casa no se compra, aunque tenga que vivir en una carpa. Y suspendimos el remate cantando el himno nacional. Fue histórico en el país. Yo salí a pelear por el futuro de mis hijos. Como no se podía leer ni escuchar lo suspendieron.  Fue muy emotivo, muy duro… Yo siento que estábamos salvando la soberanía. Salvamos miles y miles de productores. Vinimos a recorrer el Banco Nación, nos decían que no se podía, que el que no podía pagar perdía. Todo nuestro capital no nos alcanzaba para pagar nuestras deudas. La producción con el 1 a 1 quedó abajo, sólo alcanzaba para pagar gastos. No era fácil dejar a mi marido hemipléjico en mi casa para salir a pelear. A veces nos metían presas en los remates… Ya conocían nuestra técnica así que estaba toda la policía para pegarte…. Una vez en Santa Rosa me llevaron levantada en el aire. Yo decía mejor, así va a crecer el movimiento. Salió en la BBC de Londres y todo… Mi abogado me dijo querés que te saque?, y yo le dije, no, dejame presa…Tienen que mirar la dignidad de los nadies.

Una de las cosas que más me impactó es que el represor Bergez llamaba a mi casa, en plena democracia ofreciendo sus servicios. Yo pensaba, este me va a tirar contra la cordillera y me va a hacer miércoles… Después apareció otro señor que me ofrecía ir a la China a hacer negocios, tractores baratos,  y a mi marido a Cuba… Muchas cosas. Un día me manda un libro de la represión, de lo que hacía Bergez… yo le dije que no le tenía miedo a nadie. Me decía, tu hija vive en Bariloche… Yo le decía, en la guerra se pierden hijos, padres y nietos, estoy dispuesta a defender mi patria con la vida de quien sea… Después lloraba como una loca…
Seguimos peleando hasta que después llegó De La Rúa. Siguió todo igual.  Con Menem iban a reformar la carta orgánica del Banco Nación, el artículo 29,  para poder vender las hipotecas a Estados Unidos. Nosotros golpeamos puertas a diputados y senadores y muchos decían que no sabían lo que iban a firmar. Hicimos la primera marcha al Banco…

¿Tu marido te dijo alguna vez, Lucy pará con todo esto?

En una época me cerraba la puerta con llave, me dejaba afuera, tenía que entrar por la ventana porque la gente le decía que nosotras veníamos a Buenos Aires a acostarnos con hombres. Pero después cuando venían los productores llorando a verme él les decía: “no te preocupes, mi señora te va a salvar”. Yo a veces me sentía culpable de lo que le había pasado. El tenía vergüenza, se pasaba llorando y mirando el canal rural.

¿Y qué lectura hacés después de 12 años de todo lo que pasó?

Cuando asumió Felisa Miceli en el Banco Nación, a los dos días me recibe y comenzamos a trabajar juntas, con nuestro presidente que lo amo y se parece mucho a mi esposo….Empezamos a trabajar y logramos que 39 mil productores salieran adelante. Le decíamos, mirá Felisa, se va a rematar. Y se paraba el remate, llegábamos a un arreglo. Entre los 39 mil productores había también muchos de esos grandes que hoy se están quejando. Se olvidan que fueron salvados por Felisa.

En el final del menemismo hubo una alianza de sectores para golpear esa política, los tractorazos donde estaban los chacareros que no tenían nada y también los medianos productores de 1000 o 2000 has que también estaban muy golpeados por la crisis. Después de la devaluación y de la recuperación de tierras hipotecadas,¿creés que el sector se fragmentó?

A mí nunca me quiso la dirigencia del hombre, la Federación Agraria, la Rural, porque nosotros salimos a ocupar un espacio vacío que dejaron ellos. Hoy yo digo que son muy egoístas y no reconocen lo que ha hecho este presidente por el sector agropecuario. Desde el precio que tiene hoy el cereal y lo que valen las tierras… En Santa Fe hoy está valiendo 10 mil dólares la hectárea de tierras que estaban hipotecadas. Le permitió salir con el boom de la soja, y yo digo que no son ni previsores porque siembran y se van a vivir en el pueblo. El  sector ganadero es el que  más hay que recomponerlo porque hoy se están comiendo las madres. Esto era sabido, yo les decía a los funcionarios que hay que tener una política agropecuaria urgente, el problema de la carne si no se cambia va a terminar mal.

¿Hay un quiebre entre el que tiene tierras y el que no tiene nada?

El chico todavía no puede competir en la escala del grande. Tiene que fortalecerse el funcionamiento de las cooperativas, porque siempre el grande es el que se lleva todo. No es lo mismo sembrar 500 has o 210 como tengo yo que no tienen el mismo valor… Tampoco sembraría soja porque con el tiempo destruye la tierra. Hay mucho para hacer por el chiquito, hay que darle una oportunidad. Todavía quedan 10 mil productores chicos en el Banco Nación a los que hay que darle una oportunidad de que conserven su tierra. Porque son quienes dan trabajo, tienen familia, son las raíces, las costumbres…

¿Cómo ves el comportamiento del sector en esta etapa del gobierno nacional?

Los grandes son insaciables. Es el sector que más pronto se recuperó, y yo lo veo como egoísta con respecto a los sectores más pobres que tenemos que ayudar. Hay muchos argentinos que se olvidan de la pobreza. Yo en el 95 decía cuánto desempleo va a generar esto, cuántos chicos en la calle, cuánta inseguridad va a haber.

¿Y qué hay detrás de ese discurso que dice que Kirchner no quiere al campo, que está tan instalado en el diario La Nación?

Yo creo que es la derecha chicos… Se olvidan de cómo se destrozó este país. Menem tuvo el acompañamiento de la derecha para hacer todo lo que hizo. Yo creo que esto está muy instalado y a veces siento, con toda honestidad chicos, que el Presidente está muy solo. Tenemos que dejarnos de pelear por las internas y por posicionarnos en qué cargo va a estar uno y otro. Tienen que estar los mejores y despojarse de las ambiciones personales para que esta Argentina salga adelante con todo. Porque yo lo que quiero es que mi Argentina salga para adelante. Yo veo el esfuerzo tan grande que hace este presidente que le pido a Dios que lo ayude y que termine bien su mandato. Se olvidan de cómo estaba nuestro país, incendiado por todas partes. Somos tan egoístas que no somos capaces de reconocer. Tenemos que tener memoria y acordarnos cómo estaba el campo, cómo salieron, cómo se perdía la soberanía.

¿Cómo ves la reaparición del sector encabezado por Menem, Puerta, Macri?

No se van a recomponer, lo que están haciendo es en conjunto con la derecha para quebrar todo esto, pero no van a poder.
 

COMENTARIOS (20)

Leer todos los comentarios
PjGbzlbcy6An

Help, I've been informed and I can't become ignonart.

fiverr cocoservice

i4QDOu Thanks so much for the article post.Really looking forward to read more. Awesome.

hdzYPXNWpfzZe

OpyBV3

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.