Sábado 29 de Abril de 2017 - 04:30hs. - República Argentina Edición # 1660

Revista #22 Octubre 2008 > América Latina

EL HUEVO Y LA GALLINA

La crisis global ha desnudado en América Latina que los países con fuerte presencia financiera son proclives a sufrir el impacto. El estado sigue siendo la última instancia en la cual los mercados se refugian. También la crisis mostró que la integración, sin políticas macroeconómicas conjuntas, dificulta el proceso.


Por Diego Otondo

A los ricos vulgares se les puede robar. A los ricos de verdad, no. En la caja fuerte del espíritu, hay infinidad de tesoros que no pueden
quitarse.        

OSCAR WILDE

Mientras te alaben, cree siempre que aún no caminas por tu propia senda, sino por la de otro.            

FRIEDRICH NIETZSCHE

La crisis financiera tiene dos caras para América Latina. El rostro más benévolo muestra que ante la depreciación de los postulados neoliberales se pueden potenciar los avances hacia mecanismos autonómicos solventes con una mayor participación estatal en la economía a nivel regional. La otra cara, muestra que las economías con más dependencia hacia sectores externos, como Brasil o Chile, son los países que más sufren los coletazos. De esta manera, el contexto de la debacle revaloriza el papel del estado y muestra que definitivamente ante las inversiones extranjeras, sean financieras o productivas, la inminencia reguladora es una necesidad.  

Inversiones para crecer   

En la actualidad se han estimulado, mediante procesos políticos afines a las ideas que revalorizan la confrontación con las viejas directrices neoliberales, argumentos e instrumentos para atenuar dicha dependencia. Pero existen diferentes niveles y cada país actúa en consonancia con un interés nacional que no promueve, en muchos casos, un interés sudamericano más o menos homogéneo.

Según la Comisión para América Latina y el Caribe (CEPAL) la crisis financiera mundial golpeará a toda América Latina y el Caribe, pero en mayor medida a Centroamérica y México, por su gran vinculación con Estados Unidos. De la misma manera sucede en el Cono Sur, en el cual la dependencia acentuada es proporcional a la crisis. Los modelos por excelencia como Chile o Brasil, asociados a la correcta socialdemocracia latinoamericana, están en el centro del debate sobre qué significa el desarrollo por estos lugares, cómo se lleva a cabo y hacia quiénes está dirigido.

En el contexto general, la inversión extranjera directa (IDE) en América Latina llegó a una cifra récord en 2007. Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la IDE alcanzó los 105.900 millones de dólares. Los principales receptores fueron Brasil, México, Chile y Colombia. De acuerdo a la inversión por  sectores, Brasil y Chile han recibido la mayor parte de las inversiones en minería, y Colombia en hidrocarburos. Los principales inversionistas son los Estados Unidos, Países Bajos y España.
     
Paradoja

Los momentos políticos actuales en lenguaje mediático directo están caracterizados por observar quién es el más condescendiente con los mercados. No extraña que Chile y Brasil –podemos sumar a Colombia y Perú – sean bien vistos. Gran apertura económica y condiciones necesarias para la inversión, denominada en la ortodoxia como “países previsibles” son modelos a imitar; pero la crisis desnudó que todo no es blanco y negro.

En el año 2004, el mentor de la Teoría de la Dependencia Theotonio Dos Santos, hizo referencia al economista Pierre Salama en un artículo titulado “Desarrollo y apertura económica”. Allí destaca al movimiento de capitales financieros en condiciones cada vez más favorables y pone como ejemplo de desnacionalización a los sectores financieros de Brasil y México.

En épocas no muy lejanas el Fondo Monetario Internacional servía como gerente de la crisis, tal fue su papel en los cimbronazos financieros de las décadas del 80, 90 y principios de 2000. Las políticas de apertura al exterior, privatizaciones, y la generación de condiciones para atraer capital extranjero y paliar el déficit de las cuentas corrientes, fueron medidas tomadas en la crisis de 1998. Brasil fue el “mercado emergente” propicio para atraer el capital financiero y poder salir de la malaria. Al mismo tiempo su deuda externa creció entre 1992 y 1998 un 95%. Pasados los años en tierras cariocas, el FMI inyectó en 2001 unos 15 mil millones dólares considerado como un fondo anticrisis, caso paralelo a la debacle argentina, perdiendo el real un 33% de su valor.

Hoy, como hilo conductor, la atracción exterior también se asienta en la dependencia. El sector financiero en Brasil no ha estado ajeno a la extranjerización y a la puesta en marcha de la internacionalización de sus reglas internas. A pesar de los antecedentes que presentan las crisis anteriores, durante la década de los 90 el capital extranjero tenía una participación mínima siendo el 7% de los activos que fue incrementándose hasta llegar al 30%  en 2001 pasando a ser años más tarde del 25%.

El economista Reinaldo Gonçalves de la Universidad de Río de Janeiro señaló que “el problema es que Brasil sigue siendo muy dependiente de Estados Unidos. Su vulnerabilidad comercial, productiva y financiera es aún muy alta”.  No es extraño que Estados Unidos ofrezca un préstamo de 30 mil millones dólares a Brasil para garantizar la liquidez bancaria y así volver a poner al gigante sudamericano en la órbita correcta. A diferencia de crisis anteriores, hoy en Brasil la preocupación es financiera y monetaria, expandiéndose a la economía real.

Siguiendo la tentadora especulación, Brasil alentó la entrada de capitales financieros subiendo su tasa de interés a contramano de otras partes del mundo especulativo. La crisis ya llevó al Banco Central a inyectar 23 mil millones de dólares para evitar la subida del dólar, mientras el real se depreció un 50% en poco más de un mes. Asimismo, con el dolor de cabeza sobre las espaldas, Lula envió un decreto que permite a los bancos públicos comprar en forma directa acciones de entidades financieras que están en problemas para que funcione como un paliativo ante la falta de efectivo.

El ministro de Economía de Brasil Guido Mantega explicó la crisis "por la salida de inversores extranjeros para cubrir los problemas en sus países". En tono irónico y quizás nervioso, Lula se preguntó dónde está ahora el FMI. El FMI, que ya no es lo que era, propone que: "Para atenuar las dificultades de financiamiento interbancario, los poderes públicos deberían tomar medidas que busquen remediar al mismo tiempo los problemas indisociables de crédito y de liquidez", es ahora la nueva receta. La actuación de lo público como salvataje de lo privado, la norma imperante.

Pecados capitales


La dependencia se define, según Dos Santos, como una situación en la cual la economía de determinados países estaba condicionada por el desa¬rrollo de otras economías, a las que estaba sometida. Las sociedades dependientes, así, sólo se expanden como reflejo de la expansión de las economías de los países dominantes.

El sueño chileno de una economía pujante y consolidada muestra algunas grietas. En una economía abierta e interesante para los capitales extranjeros como Chile, la huída de capitales durante la crisis y la inyección monetaria prevista de hasta 5 mil millones de dólares para alentar la liquidez bancaria, también fueron una manifestación de apertura y dependencia. El Estado es quien “debe” asegurar la financiación de las pequeñas y medianas empresas mediante ayudas que reemplacen la falta de crédito, es el fin último de los ahorros que Chile tiene gracias al cobre y a su precio internacional ahora en franco descenso.

La concentración económica en Chile tuvo su nacimiento luego del golpe de estado perpetrado a Salvador Allende en 1973. El paso siguiente al golpe fue reemplazar el modelo de sustitución de importaciones para que todos los esfuerzos sean destinados al sector financiero. “A partir de 1974 se liberalizaron las tasas de interés, se eliminaron los controles al crédito y se privatizó gran parte del sector bancario. Sin embargo, este proceso de liberalización financiera no se vio acompañado de un marco de regulación y supervisión apropiado, lo cual fue un determinante clave para desencadenar la crisis financiera de 1982-1983”, señala el Magíster en Economía Fernando Parro en su trabajo sobre el sistema financiero en Chile.

Los años pasaron y los sucesivos gobiernos de la Concertación siguieron un modelo económico con gran apertura exterior, un rasgo característico de buena conducta. Por ejemplo, la crisis modelo 2008 puso sobre el tapete la discusión sobre el sistema de jubilación y pensiones llamadas Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) que vieron la luz gracias al Decreto ley 3.500 de 1980. La concentración es evidente: 7 empresas concentran el 80% del mercado. “Los trabajadores cotizantes de las AFP ya han perdido miles de millones de sus ahorros por la baja del precio de las acciones y de otros papeles monetarios, colocados en el exterior y en el país”, explica el economista y ex ministro de Economía de Salvador Allende José Cademartori.

Al respecto existe un debate y circulan opiniones sobre la estatización de las AFP de acuerdo a su caída producto de la crisis que han experimentado. Los economistas miran hacia la Argentina y a los gritos expresan: "Económicamente no se justifica", dice el economista Orlando Balboa y agregó señalando el ejemplo argentino que “se ha usado como justificación el tema de la crisis financiera que ha afectado a la rentabilidad de las AFP por la caída de las bolsas".

Las AFP son un fenómeno que ilustra, no sólo en Chile, el carácter de apertura y dependencia, la transnacionalización de la economía. El aluvión de la concentración transnacional está desplazando a las empresas chilenas. El escenario muestra la fusión entre el Banco de Chile  -propiedad del Grupo Luksic, el segundo más rico de Chile- y el Citigroup que, dicho sea de paso, ya envió telegramas de despido a 1300 empleados.. El mayor holding eléctrico chileno, Enersis y su filiar Endesa Chile, pasaron a ser controlados por la estatal italiana Enel. El holding CGE se transformó, en el sector eléctrico, en el mayor distribuidor de energía. Por último, la corporación estatal del cobre Codelco fue desplazada  por el consorcio angloaustraliano BHP Billiton y, posiblemente, participen capitales extranjeros en el nuevo yacimiento de cobre Gabriela Mistral propiedad de la corporación estatal.

A partir de los escenarios transnacionales y financieros en el mundo, en Chile y Brasil como ejemplos ilustrativos de economías abiertas y bien vistas, la pregunta se traslada hacia los procesos de integración, el papel del estado en la economía y las políticas conjuntas macroeconómicas regionales, como por ejemplo el MERCOSUR. Aunque el protagonismo del estado cobró importancia todavía hay dudas. Hay que saber quién está primero: ¿el estado o el mercado? Si las políticas se embarcan a solventar toda pérdida, producto de la especulación capitalista pornográfica, la pregunta es en vano, porque los dos van de la mano en el juego propuesto. Y por supuesto hay que sumar los contagios que puede generar Brasil en nuestro país.

En el contexto de un tablero tan convulsionado, una integración necesariamente política en el Cono Sur, los avances hacia el Banco del Sur o la integración energética aún irresueltas, dan a los argumentos financieros y dependientes un gran respaldo. El paso siguiente de los Estados Unidos, con republicanos o demócratas, será restaurar una hegemonía económica que muestra grises; América Latina en este sentido tiene la posibilidad, hoy y ahora, de contrarrestarla mediante los mecanismos que aún no dan muestras concretas de vida porque mañana será tarde.

18 años después

La Concertación que gobierna en Chile desde hace 18 años acusó un duro golpe en las elecciones municipales claves para las presidenciales de 2009. El conjunto de partidos de centroderecha denominada La Alianza, consiguió el 40,24 por ciento de los votos contra el 38,46 por ciento. El empresario Sebastián Piñera lidera las encuestas para las presidenciales. Será importante la crisis en el próximo semestre. Para el ideal ortodoxo la inflación y la suba del dólar son elementos suficientes para un reacomodamiento de las piezas. Ante la incertidumbre, como herramienta insoslayable de la derecha, la división en las listas a concejales por la Concertación ayudó a direccionar el camino hacia la derrota.

San Pablo en contra

La Concertación no tiene un escenario fácil en Chile. El Partido de los Trabajadores en Brasil tampoco. Lula Da Silva ha perdido las elecciones por la alcaldía celebradas en San Pablo. El PT obtuvo ocho de las 30 alcaldías en juego en la segunda vuelta de las elecciones municipales. Además de San Pablo fue derrotado en Porto Alegre, su antiguo bastión electoral, y en Salvador, una estratégica ciudad del nordeste del país, capitales de los estados de Río Grande do Sul y Bahía, respectivamente. Mucho tendrá que ver la crisis y cómo se reacomodan las piezas.

Otra vez sopa


La noticia de que Brasil recibirá ayuda financiera de los Estados Unidos se suma a las crisis anteriores, como el mito del eterno retorno. El gigante del sur se contagió de las crisis financieras de Asia y Rusia en 1998. El remedio, hoy como ayer, consistió en medidas  -que no fueron aprobadas por la Asamblea Legislativa pero que de todas maneras se llevaron adelante- relacionadas a jugosos préstamos. En 1998 Brasil recibió 56.700 millones de dólares. Siguiendo el juego sistémico en 2001 recibió los ya mencionados 15 mil millones de dólares. Como síndrome de abstinencia, en la crisis precipitada en 2002 recibió una inyección de 36.700 millones de dólares. Ahora la “nueva” crisis podrá ser solventada, sea vía FMI o Estados Unidos, con un paquetito  de 30 mil millones de dólares.
       

 

COMENTARIOS (3)

Leer todos los comentarios
s0MPNTwwT42

this is NOT TRUE the press is just looking for more stuff to talk about i understand its their &qotq;job&tuou; but gutilla also had a job and it wasnt that . . she was a great teacher never would she do such a thing thing this is gettting RIDICULOUSS!!

jPcwRU649

En efecto M xico es un pa s muy rico donde la tecnednia casi siempre ha sido de beneficiar a una minor a a costa de la poblaci n y de los (antes) grandes recursos naturales.La tecnednia sigue igual, e incluso se pronuncia m s en las ltimas dos administraciones. Esta nota que publicas es prueba de ello, o Gran Cero! El hecho de que un Mexicano sea el hombre m s rico del mundo es una contradicci n! Las cosas no van bien de ninguna manera *sigh*

xxRvyoQlayirpDRcdp

Aunque sf3lo sea por higiene es ctvnenienoe el tedtulo del post, Neus. Ya tufa tanto falso "escritor" o buitre a rebufo de la tendencia burse1til pseudohistorica noveleska...Y digo falso escritor porque basan su "inspiracif3n" (o copy & paste), lo confiesen o no, en unos sobre otros. En hipf3tesis de hipf3teis. Este ge9nero siempre se habeda denominado "ciencia ficcif3n".Pretendemos que la gente lea, pero no sandeces, y van y luego de eso hacen peledkulas...bfHay alguien interesado en el atontamiento global del planeta? Mucha tinta corre sobre el "calentamiento" del planeta o de la TV basura... pero pocos se atreven a innovar o romper la tendencia. De e9stos faltimos es el futuro aunque el presente se resista y por presente ya es pasado.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.