Lunes 24 de Julio de 2017 - 23:34hs. - República Argentina Edición # 1747

Revista #10 Octubre 2007 > América Latina

Idas y vueltas

Un balance del exterior K. La salida de la crisis de 2001 supuso un cambio de timón en la política exterior. Aunque las relaciones carnales hayan sido superadas, la política exterior de Néstor Kirchner se ha manejado de forma dual. La primacía de los asuntos regionales, no impidieron tener una relación con los Estados Unidos de entendimiento mutuo y un acercamiento con Hugo Chávez.


Por Diego Otondo

Desde épocas fundacionales, la Argentina se ha debatido entre los caminos correctos que debe seguir, siempre con un gran socio como “aliado”. El caso más cercano y recordado fueron aquellas “relaciones carnales” en el gobierno de Carlos Menem que buscaban en un gran socio como los Estados Unidos la posibilidad de que un país intrascendente, desde todo punto de vista como la Argentina, pueda acceder a los beneficios de la potencia número uno del planeta. Hoy, el gobierno de Néstor Kirchner, luego de 4 años de gestión, ha delimitado la salida de aquella relación de subordinación aunque se debate entre la integración sudamericana y la autonomía en el marco de una posición de dependencia.

Es evidente que aquellas relaciones carnales fueron superadas. Pero existen otras y la caducidad de sus implementaciones aún no han desaparecido. Argentina con la llegada de Néstor Kirchner comenzó a lidiar con la vuelta del tono ideológico global -en este caso no ya la disputa entre el capitalismo y el comunismo-, sino con la política norteamericana de la “Guerra contra el terror” y “Guerra preventiva” de la administración Bush. Al mismo tiempo, en el contexto de los procesos electorales en el hemisferio, la posibilidad de emprender “nuevos” caminos a partir de una vuelta de hoja para intentar dejar atrás los artificios con que la Argentina y América Latina habían atado sus destinos.

ESCOLLOS


Ante la posibilidad de crear, en palabras de Kirchner, una “una globalización para todos y no para unos pocos”, la posibilidad en un contexto de crecimiento sostenido, aún no cuestiona elementos estructurales que le permitan definir un rumbo de equidad y bienestar. Las reglas de juego en manos de unos pocos, que son aquellos que tienen acceso a la producción, las finanzas, la información y el conocimiento, delimitan los caminos. Desde este punto de vista, el pasado se presenta y la Argentina bajo una condición de soberanía limitada debe transitar y reorganizar sus caminos. El escenario para delimitar determinados caminos con identidad propia y objetivos concretos, está trazado por viejas y nuevas realidades que en lo interno se plasman en la economía argentina que se extranjeriza día a día. Aunque la búsqueda de una posición estatal con mayor primacía sea una intención, actores multinacionales y pensamientos tendientes a reproducir la lógica de dependencia se hacen presente.

Desde 2001 el panorama de un Mercosur que no daba señales de vida, las relaciones comerciales con Estados Unidos y los ámbitos multilaterales como la Organización Mundial de Comercio, sumado el proyecto ALCA, la Argentina intentó desde un primer momento luego de la crisis, la búsqueda continua de cuál es su papel en el mundo y cómo insertarse en él. Para ello fue indispensable la convergencia con Brasil de algunos objetivos, como por ejemplo, la reestructuración de la deuda con los organismos multilaterales de crédito y el pago de la deuda con el FMI de 9000 millones de dólares o la quita del 75% a los bonistas del exterior en default de una deuda que asciendo a más de 94.000 millones de dólares, el 54% del pasivo total de la Argentina.  Otro de los aspectos que refleja la cooperación con Brasil, involucra a las Naciones Unidas y un trabajo conjunto en el Consejo de Seguridad.

De esta manera, el interés nacional o el propio proyecto de país al cual se aspira, establece un mutuo entendimiento a través de la cooperación con Brasil para poder diagramar algunas características propias de la identidad nacional con despliegue hemisférico. La apuesta del “Consenso de Buenos Aires” (ver recuadro) firmado entre Brasil y la Argentina tuvo como fin, de acuerdo a lo que señaló la analista Mónica Hirst, el paso para la creación de un nuevo régimen para contrabalancear el peso de los Estados Unidos en América Latina. Pero de inmediato la posición de Brasil fue manifiesta: la Reunión de la OMC en Cancún en septiembre de 2003 dejó a las claras una voluntad ajena en la negociación de la deuda en conjunto para seguir un camino en solitario.

SÍNTOMAS

Algunos gestos tuvieron visos de autonomía en relación con la hegemonía norteamericana. La gira del canciller Rafael Bielsa desarrollada en Cuba, el acercamiento político entre Néstor Kirchner con Evo Morales y más tarde con el presidente venezolano Hugo Chávez, las negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), y la oposición conjunta del Mercosur, impregnaron un momento que quiso evidenciar una ruptura con políticas precedentes.

Sin embargo, la relación con los Estados Unidos de ninguna manera se rompió más allá de los entredichos de Kirchner con el presidente norteamericano en la Cumbre de las Américas celebrada en Mar del Plata. Se propuso, desde un primer momento, un doble juego: mutuo entendimiento entre Washington y Buenos Aires sin confrontación directa, aunque sí de manera indirecta (crítica al orden global, economía internacional y grupos corporativos, FMI, ALCA, etc.) llevando a cabo un cierto alejamiento de aquellas relaciones que, como Menem, iniciaron un camino de profunda dependencia económico-política  y a la que el gobierno de Fernando De la Rúa quiso profundizar con los agentes económicos, tanto externos como internos.

Los aspectos que marcó Kirchner de acuerdo a la lucha contra el terrorismo y el respeto por el derecho internacional, y el multilateralismo (crítica a la invasión de Estados Unidos a Irak como medida unilateral), proporcionan elementos que atestiguan una dualidad en la cual el ejemplo de envío de tropas a Haití lo hace aún más patente.

La figura de Chávez  y la política energética no responde a un distanciamiento de Kirchner con respecto a Washington, aunque se haya manifestado en contra de ser un freno para la revolución bolivariana; en cambio sí lo hace como una búsqueda de revalorizar las políticas hemisféricas. Aquí se plantea una cuestión no menor: tomar la integración en sí misma de acuerdo a patrones comerciales y seguir embarcados en la “división internacional del trabajo”, aún en términos cooperativos sólidos o la definición clara del para qué y para quién se utilizan los mecanismos de integración en el refuerzo de los lazos hemisféricos.

REDEFINICIONES

El acercamiento del gobierno argentino con Hugo Chávez a través de acuerdos bilaterales en materia energética o la compra de bonos por parte del gobierno venezolano, no impiden las miradas de un Mercosur ampliado. La visita del Presidente argentino a México con su par Felipe Calderón en la búsqueda de inversores, abre un abanico de posibilidades para diversificar el campo multilateral.

Ante un panorama que tuvo a Brasil en los primeros meses como la locomotora para la inserción internacional y el desplazamiento de Argentina hacia Caracas, los lineamientos para los postulados de una política hemisférica sólida frente a los desafíos que el Mercosur presentan (la entrada efectiva de Venezuela al bloque) y una visión más global, ha quedado retrasada por las diferencias de tono que la Argentina tiene con un Brasil, cuya posición en el continente, no se discute como hegemónica siendo el trampolín hacia el escenario internacional.

Las vicisitudes entre el gobierno de Lula y Kirchner han sido un proceso que a lo largo de los últimos 4 años fue corriendo el escenario de entendimiento y las propuestas concretas y claras se fueron difuminando. El rol del Banco del Sur, las estrategias frente al endeudamiento y la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU provocaron un distanciamiento. El ex canciller Rafael Bielsa no perdió oportunidad de señalar la reforma del Consejo de Seguridad como Brasil quería implicaba un desequilibrio regional y en cuya intensión estaba la propuesta argentina de un asiento semipermanente y rotativo en el organismo.    

Sigue siendo todavía, luego de 4 años de gobierno, un interrogante la concreción o la profundización, no sólo de la Argentina, sino de aquellos países de América Latina que han dado prioridad a la emergencia de un bloque estratégico que pueda balancear los efectos negativos de la globalización. El profesor en economía Julio Sevares, atinadamente viendo los tiempos de cambio y redefiniciones se preguntó en un artículo publicado en la revista Nueva Sociedad si efectivamente existía una cooperación entre el sur o si asistíamos a una dependencia a la vieja usanza. La demanda de otros mercados como el de China –hay que agregar a Asia Pacífico en su conjunto- y el precio de los commodities, como por ejemplo un aumento del 44% entre el 2002 y 2005 y un aumento para los países exportadores de petróleo del 60%, han precipitado a la región a una estimulante escena.
La redefinición de ciertas estrategias conjuntas todavía no salen a la luz. En 2004 la visita del presidente chino Hu Jintao, marcó a las claras, siguiendo a Sevares, una deficiencia en la negociación conjunta desde el Mercosur. El punto como se ve, no sólo implica a los mercados más importantes, sino aquellos que pertenecen a un tercer orden.

Por ello la Argentina y gran parte de los países del hemisferio, se debaten entre los márgenes de maniobra propios de un contexto internacional favorable, o la profecía económica de las ventajas comparativas. A la luz de los años que vienen (ver recuadro) los desafíos tendrán como fin comprobar si en realidad asistimos a un tiempo de redefiniciones política y económicas o si los tiempos que parecen estar cambiando son producto de la mera circunstancia, que se tomó el primer tren que pasó.
 

COMENTARIOS (14)

Leer todos los comentarios
sPD0Qj7WgejB

Deadly accurate answer. You've hit the buleelys!

matzcrorkz

F92TMQ I appreciate you sharing this article.Really looking forward to read more. Fantastic.

matzcrorkz

gu6jc0 Looking forward to reading more. Great blog post.Much thanks again. Really Great.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.