Miércoles 29 de Marzo de 2017 - 00:14hs. - República Argentina Edición # 1629

Revista #36 Marzo 2010 > América Latina

Los banqueros del Imperio

Panamá y Colombia


Por Allan G. Greenberg *  

Las nuevas formas de financiamiento para la desestabilización del continente tienen como objetivo burlar los controles instalados por lo gobiernos de la región. Hoy, se tiene absoluta certeza de que la National Endowment for Democracy (NED) está utilizando suelo panameño y colombiano para abastecer financieramente a la oposición venezolana.

Como un ejemplo se cita el dinero colocado en el banco Davidendo, en cuentas pertenecientes a colombianos testaferros, reclutados especialmente por los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Estos retiran el dinero de la cuenta para entregar a los enviados de la oposición venezolana que viajan hasta la limítrofe ciudad colombiana de Cúcuta a fin de buscar el dinero, aprovechando la frontera de más de dos mil kilómetros entre ambos países y las facilidades para cruzarla.
En general se utilizan los estados venezolanos de Táchira y Zulia, gobernados por la oposición.

El 28 de mayo de 2009 dirigentes estudiantiles opositores recibieron una alta suma de dólares por esta vía para preparar acciones desestabilizadoras presumiendo que el gobierno bolivariano cerraría la televisora Globovisión e intervendría la Universidad Central de Venezuela.
Pero nada de eso se produjo y el dinero aparentemente fue utilizado en otras actividades contra el Gobierno.

Estas actividades conforman una gigantesca operación continental destinada a revertir los procesos de transformación social en la región en los cuales, evidentemente, Colombia será una base de operaciones contra sus vecinos.

En Colombia, las bases militares estadounidenses siempre han cumplido una función que poco tiene que ver con el combate al narcotráfico. La militarización constituye el armazón primario sobre el que se monta el proceso de colonización de los EE.UU en la región, lo que se complementa con el andamiaje económico.

Las actuales bases de Tres Esquinas y Larandia, en el departamento de Caquetá, y de Villavicencio, en el departamento de Meta, que operan con la presencia de aviones y la inteligencia técnica del Pentágono, llevan tiempo apoyando el combate contra las guerrillas de izquierda y vigilando las fronteras. Las nuevas instalaciones son las cinco principales bases de la Fuerza Aérea y la Armada en el país: Apiay, Malambo, Palanquero, Cartagena y Bahía de Málaga, las que harían parte de la nueva “arquitectura del teatro” del Comando.

El gobierno de EE.UU perfeccionó durante la administración de George Bush un método de injerencia que logra penetrar e infiltrar todos los sectores de la sociedad en los países de su interés, a través de la NED y la apertura de lo que en Venezuela se dio en llamar Oficina de Transición (OTI, por sus siglas en inglés) de la USAID. Esto se mantiene.

Desde hace al menos seis años, los organismos de inteligencia eligieron a grupos estudiantiles -alumnos de “institutos privados de elite como la Universidad Católica de Caracas”, según se ha revelado- como cabeza de playa para la desestabilización en Venezuela.

El diario Washington Post (03/12/2007) confirmó la intervención económica de la USAID en ayuda de estos grupos opositores. La nota cita al investigador de la National Security Archive de la Universidad George Washington, quien en base a documentos oficiales del Gobierno de EE.UU, afirmó que grupos estudiantiles venezolanos recibieron desde 2003 considerables sumas de dinero de la USAID para su “promoción de la democracia” y “otros programas”.

Las cifras de “ayudas” que figuran en la propia página Web de la NED confirman este financiamiento, que se remonta a 1993, destinado a unos 400 grupos estudiantiles, partidos políticos, supuestas organizaciones no gubernamentales, entre ellas algunas “defensoras de derechos humanos” y “defensoras de la libertad de prensa” en Venezuela.

En Bolivia, la USAID contrató la empresa Casals & Associates, Inc (C&A) para manejar millones de dólares que se otorgaron también a casi 400 organizaciones, partidos políticos y proyectos, sobre todo los que tienen que ver en el respaldo al secesionismo de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija.

Ahora, en el derrocamiento de Manuel Zelaya, aparecen las pruebas del financiamiento de quienes implantaron la dictadura con dinero estadounidense.

Las rutas del dinero son varias, pero todas tienen un mismo objetivo.

*(Archives for Democracy, Washington, 2009)

COMENTARIOS (4)

Leer todos los comentarios
NSK312mKTHm

Hi Tanyetta! I missed this story of DeNiro, but I agree. I ALWAYS rterun calls, emails, cards, you name it. And you're 100 percent correct. It is SO rude not to. Amen! :)

crorkz

vlVGP2 Thank you for your blog.Really thank you! Want more.

link building

TQKUWU Thanks for the blog.Really thank you! Really Great.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.