Viernes 28 de Abril de 2017 - 20:50hs. - República Argentina Edición # 1659

Revista #56 Junio 2013 > América Latina

ENTREVISTA A ALFREDO FORTI: DEFENSA INTEGRAL

El viceministro de Defensa de la Nación Argentina habló del Consejo de Defensa Sudamericano y del Centro de Estudios Estratégicos de Defensa de UNASUR, entes que tienen como principal función trabajar a partir del análisis y la investigación en “la generación de un verdadero pensamiento geoestratégico sudamericano”


Por Héctor Bernardo

Alfredo Forti, viceministro de Defensa de la Nación Argentina y director del Centro de Estudios Estratégicos del Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) tuvo una extensa charla con Revista2016. Forti habló acerca de la necesidad de que la integración regional también se dé desde el plano militar. Se expresó además, sobre el conflicto suscitado por la presencia militar norteamericana en la región y destacó la propuesta de Argentina de la Conferencia de Ministros de la OEA para rever el rol del Sistema Interamericano de Defensa, al que consideró un organismo obsoleto.

-¿Qué es el Consejo de Defensa Sudamericano y cuál es la importancia de esa entidad?

- El Consejo es la dimensión de Defensa y Militar del foro político que constituye UNASUR. En el marco de la creación de UNASUR y del establecimiento de los diferentes consejos, Brasil planteó la necesidad de la creación de este consejo definiéndolo como una suerte de foro para el debate para la cooperación entre los doce países miembros. Bajo esa premisa, en 2009 se creó el Consejo.

El plan de acción del Consejo de Defensa no es otra cosa que una serie de actividades, proyectos, iniciativas que se enmarcan dentro de áreas bien definidas de trabajo: políticas de defensa, cooperación en materia de operaciones de mantenimiento de la paz; ciencia, tecnología y producción para la defensa, y el área de formación-educación.

-Dentro de este marco, ¿qué es el Centro de Estudios Estratégicos?

- Una vez creado el Consejo, cuando se comenzó a trabajar el plan de acción, Argentina comenzó a darle su impronta con la generación de diversas iniciativas, enmarcadas en plan de acción.

Una de las principales iniciativas que planteó Argentina  fue la creación de un Centro de Estudios Estratégicos de la Defensa. Ese Centro fue aprobado por los ministros, trabajamos en el estatuto y hoy por hoy constituye la primera instancia permanente no solo del Consejo de Defensa, sino de todos los consejos de UNASUR.

Ese centro funciona aquí, en Buenos Aires. Está constituido por una dirección y funciona con un equipo de trabajo conformado por representantes designados por cada uno de los doce ministros de Defensa de UNASUR. Por lo tanto, esos representantes, que viven en Buenos Aires, de alguna manera constituyen el nexo institucional con todos y cada uno de los doce Ministerios de Defensa.

-¿Cuál es su función del Centro?

- El Centro tiene una misión muy particular, que es esencial: trabajar a partir del análisis y la investigación en lo que nosotros denominamos la generación de un verdadero pensamiento geoestratégico sudamericano. Trabajar en la promoción y el avance del proceso integracionista sudamericano. Y en el campo de la Defensa, obviamente, todas las actividades, tareas y políticas de generación de confianza mutua. También se trabaja en promover la interoperabilidad entre las fuerzas, así como llevar adelante y producir el registro de gastos de todos los Ministerios de Defensa de la región. Todo eso es, resumidamente, solo una de las iniciativas de Argentina en el Consejo.

-¿Cómo ha funcionado?

- El Consejo ha venido llevando a cabo sus reuniones anuales, reuniones de ministros, viceministros, grupos de trabajo para los diferentes proyectos. Diría que, probablemente, de todos los Consejos de UNASUR, el de Defensa es el que más productos tangibles ha generado, el que más acciones concretas ha producido, lo que habla muy bien del sector Defensa y su inserción en esta política integracionista. Y eso es una paradoja, que precisamente sea en el Consejo de Defensa donde se vean avances muy sustantivos. En nuestra región fueron siempre los sectores de Defensa los más reacios a encausarse en estas políticas de integración dado que, en todos nuestros países, la Defensa se planificaba a partir de hipótesis de conflicto entre vecinos.

- En este sentido, hay quienes aseguran que la creación del Consejo ayuda descartar toda hipótesis de conflicto con los países vecinos. ¿Esto es así?

- Para mí ese es uno de los temas centrales de la incidencia que tiene el Consejo de Defensa de UNASUR, y que es un avance muy significativo al superar esa concepción de la defensa a partir de hipótesis de conflicto y reemplazarlas por hipótesis de confluencia, cooperación, interacción y eventualmente de integración. Por esa vía vamos. Se están generando conceptos muy novedosos que emergen tanto del Centro de Estudios Estratégicos como de la propia dinámica del Consejo de Defensa. Por ejemplo,al concepto del interés regional. Interés regional tomado como la sumatoria de los denominadores comunes que tenemos de los respectivos intereses nacionales. Hoy por hoy, nuestra concepción es que en Sudamérica probablemente el principal factor del interés regional y del interés nacional sobre el cual los sistemas de defensa deberían concentrarse y coordinar políticas lo constituyen los denominados recursos estratégicos.

Hablamos de factores como el agua, alimentos, energía, minerales, la biodiversidad, los espacios semivacíos y vacíos que tenemos más los espacios marítimos. En la actualidad ningún país de América del Sur tiene la capacidad de brindar protección y defensa a esos recursos que por definición no respetan las fronteras. El Acuífero Guaraní es un activo que está sobre cinco países de la región. Por lo tanto, por más recursos que aplique Argentina para protegerlo, si un país vecino hace todo lo contrario perdemos todos. No habría la posibilidad de brindar una defensa efectiva. Es por eso que este factor ordenador de la defensa regional constituye un tema central del Consejo de Defensa, del Centro de Estudios Estratégicos y de UNASUR propiamente dicha.

-¿Es un tema que preocupa al Consejo de Defensa la gran cantidad de bases norteamericanas que se han dispersado por toda Sudamérica?

- Indudablemente que cualquier factor de amenaza a la paz y seguridad en la región constituye un tema de interés y de preocupación para el Consejo de Defensa. De hecho, y para hablar concretamente, recién iniciado el Consejo se dio una situación en la cual UNASUR actuó de forma muy efectiva y rápida para la resolución de situaciones de crisis. En aquel momento se estaba por firmar un acuerdo entre Colombia y Estados Unidos mediante el cual se permitía la entrada a bases colombianas de tropas militares norteamericanas. Eso generó una crisis con Venezuela y en menor medida con Ecuador también. Argentina convocó urgentemente a una reunión de jefas y jefes de Estado para tratar este tema, reunión que se llevó adelante en Bariloche. Allí, a nivel de jefes de Estado se buscó una solución al tema mediante el diálogo, el consenso y la generación de medidas de confianza. El Consejo de Defensa trabajó en la elaboración de mecanismos que permitieran evitar la afectación a la paz en la región. Mediante un largo proceso de estudio y análisis se logró un cuerpo muy concreto de medidas y de procedimientos para la aplicación de medidas de confianza, que lo podría resumir conceptualmente en lo siguiente: respecto a esta presencia extrarregional militar, todos los países de UNASUR acordamos que todo país es soberano para firmar cualquier tipo de acuerdo de cooperación con el socio o contraparte que considere apropiado. Pero también se aprobó y se consensuó que ningún país tiene el derecho a que las actividades que realice en su territorio con fuerzas militares extrarregionales afecte, tenga incidencia o extraterritorialidad sobre países vecinos. Eso fue aceptado por Colombia, Venezuela, Argentina y todos los países de UNASUR. Así se logró resolver esa crisis generada por la presencia de norteamericanos en bases colombianas.

-A fines del año 2012 se realizó en Uruguay la Conferencia de Ministros de Defensa de la Organización de Estados Americanos, ¿qué rescata usted de aquel encuentro?

- Desde la anterior conferencia, llevada a cabo en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) en 2010, Argentina planteó la necesidad de llevar adelante una revisión y generar un debate sobre el futuro, la misión y función de lo que se denominan los órganos e instrumentos del Sistema Interamericano de Defensa (SID). Hablamos del Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca (TIAR) y de la Junta Interamericana de Defensa (JID), el Colegio Interamericano de Defensa y las Conferencias de Ejército, Marina y Fuerza Aérea a nivel continental. Muchos de estos organismos nacieron durante la Segunda Guerra Mundial y luego, bajo la tutoría del poder hegemónico de Estados Unidos, se transformaron en instrumentos para la Guerra Fría. Hoy estos organismos son absolutamente obsoletos, no responden con eficacia a ninguna de las necesidades reales en materia de defensa colectiva ni regional. En ese sentido, vemos con preocupación que ante los avances que se dan a nivel de subregión, estas instituciones del Sistema Interamericano están buscando una razón de existir a partir de encontrar un rol a las Fuerzas Armadas para la atención a catástrofes naturales, el combate al tráfico de drogas y al terrorismo. Todo a partir de una concepción hemisférica coordinada en los mismos términos que representó el esquema de la guerra ideológica, con la Escuela de las Américas y la Doctrina de la Seguridad Nacional.  No queremos un esquema hemisférico controlado por un poder hegemónico que nos determine la doctrina de militarización en la atención a desastres bajo criterios y objetivos que no son los nuestros.

En la Conferencia de Uruguay se confrontaron dos posiciones divergentes respecto a este tema. La buena noticia es que allí se logró aprobar por unanimidad el pedido de que se inicie a la mayor brevedad el debate acerca del Sistema Interamericano de Defensa y particularmente la Junta Interamericana de Defensa. Con el tema del rol de las fuerzas armadas en la atención a desastres, no se pudo llegar a un consenso. En mi opinión esos fueron los dos factores más centrales en la reunión en Punta del Este.

COMENTARIOS (34)

Leer todos los comentarios
59aEnAtl

Fantomzeit – Dunkelheit oder Leere im frühen Mittelalter? » Die Staufer müssen Schwaben bleiben : 5. Januar : [...] …und der hebtdmveriunaene Schwabe mag sich nun beruhigt seinem Gschäft zuwenden. Würde er sich über Wibald von Stablo informieren, ...

anbsewPkZXGDGxEmI

6QNAbc

crork seo

J96Jst This is one awesome article post.Really looking forward to read more. Really Cool.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.