Domingo 26 de Marzo de 2017 - 08:10hs. - República Argentina Edición # 1626

Revista #47 Julio 2011 > América Latina

LULA: “NO SE PUEDE SER DE IZQUIERDA EN ARGENTINA Y NO APOYAR AL GOBIERNO DE CRISTINA”

En la capital brasilera, el ex presidente Luiz Ignacio “Lula” da Silva se reunión con referentes de la política y el sindicalismo argentino. En el encuentro se analizó la actualidad política y social de suramérica, el rol de los movimientos que integran el campo popular, las limitaciones que hoy tiene Estados Unidos para imponerse en la región y las posibilidades de desarrrollo en un mundo multipolar.


Por Oscar Laborde

Hace unos días tuvimos una entrevista con el ex presidente Lula (que en sepiembre visitaría nuestro país). A la reunión en Brasilia fuimos con Edgardo Depetri, Martín Sabbatella, Hugo Yasky, Alejandro Rusconi y Jorge Drkos.Dicha reunión no fue sorpresiva, la fuimos planificando desde hace seis meses, junto a quien fuera secretario general de la Presidencia, Luiz Dulci, fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

El encuentro fue la consecuencia de la relación construida con el PT, con el que hemos compartido muchos encuentros, seminarios, actividades solidarias con otros pueblos latinoamericanos y, desde hace varios años, el Foro de San Pablo.

Que durante 2010 el Foro de San Pablo (FSP) eligiera a Argentina para celebrar sus 20 años fue un aspecto clave en este proceso. Una situación inédita, pues fue la primera vez que se realizó en un país que no era el originario de algunas de sus fuerzas fundadoras. En esto tuvo que ver el largo trabajo realizado por el Frente Transversal y sus aliados en el plano internacional.Recibimos allí a los máximos representantes de los partidos populares y movimientos sociales de América Latina, incluido el Presidente hondureño Manuel Zelaya.

El Gobierno argentino valoró este gesto y la inauguración del FSP se hizo en la Cancillería. Luego la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, recibió en la Casa Rosada a cien delegados del evento. Y en el cierre, en el acto realizado en el Palacio San Miguel, se hizo presente Néstor Kirchner. Allí pronunció esa simbólica frase: “que florezcan mil flores”.

Pero también estuvimos en los momentos difíciles junto al Gobierno brasilero y el Partido de los Trabajadores. Momentos en que muchos en la Argentina se hicieron los distraídos. Junto a Edgardo Depetri y Hugo Yasky participamos en su Congreso partidario y les brindamos nuestro apoyo.

 

El encuentro

La reunión en Brasilia no fue una más. Estuvo caracterizada por la emoción y la alegría. Lula demostró muy buen humor y, también, la humildad que tienen los grandes hombres. Un Lula que dejó una gestión con una aprobación mayoritaria para aportar a la unidad de las fuerzas de izquierda y populares de América Latina.

Durante dos horas se analizó la actualidad política y social de suramérica; donde se reafirmó el concepto de que en un mundo multipolar la región sur de nuestro continente podía ser uno de esos polos, señalando la potencialidad que en distintos aspectos teníamos las naciones que la integramos.Allí se hizo un reconocimiento a las limitaciones que hoy tiene Estados Unidos para imponerse en el mundo, más allá de que continúa siendo la primera potencia militar. También formó parte del análisis el alcance y las características de la actual situación económica, social y política europea.

Durante la reunión se puntualizó la necesidad de que los sectores populares y las organizaciones que los representan, defiendan al Gobierno de Cristina. En ese marco, Lula resaltó la valentía y decisión de la Presidenta argentina al encarar distintas medidas y afirmó: “No se puede ser de izquierda en Argentina y no apoyar al Gobierno de Cristina”.

Lula hizo un profundo reconocimiento del rol del ex presidente Néstor Kirchner en el proceso de integración regional y también en la construcción de los nuevos paradigmas donde se debaten las democracias latinoamericana y aseguró que  Argentina es un pilar de la estabilidad política, social y económica de América latina, más allá de la presión ejercida por algunos grupos de poder. Lula aceptó encantado la invitación a visitar nuestro país en el mes de septiembre y participar en un acto de apoyo a la candidatura de Cristina a la presidencia de la Nación, reafirmando su compromiso con el proceso iniciado en el año 2003.

Destacó que el movimiento popular debe acompañar las experiencias que construyen los gobiernos y que no debemos confundir el enemigo ya que la disputa es con la derecha, con el poder económico que quiere hacernos retroceder a las lógicas de mercado y a subordinar a nuestros países a los intereses del Gobierno de los Estados Unidos.

Coincidimos en la necesidad de hacer un gran esfuerzo por generar los espacios de integración de las fuerzas populares de la región, para construir la gran fuerza política y social que pueda garantizar la defensa y profundización de este camino

Fue una reunión entre militantes, con una de las figuras más fuertes del proceso que se vive en América latina. Lula se mostró con una predisposición muy grande para con la región, predispuesto a asumir la articulación de una nueva izquierda social y de un proceso que va a seguir transformando la realidad de los pueblos. La importancia del encuentro se centró en la posibilidad de afianzar relaciones y profundizar vínculos estratégicos.

Lula reivindicó que los gobiernos de América Latina, aseguró que son ejemplo en el mundo por el crecimiento de sus economías y la mejora de la calidad de vida de sus pueblos, a diferencia de otras regiones que promueven el ajuste y la represión y se subordinan a la lógica de mercado que lleva a nuevos fracasos.

Coincidimos que este proceso denso y complejo es el escenario en que se conforman los grandes actores de este momento político latinoamericano, dándose una coexistencia étnico-cultural que lo enriquece. Es la esperanza en estos nuevos procesos lo que alentó a miles y miles de movimientos populares y organizaciones sociales para seguir trabajando día a día y sin descanso, aportando a un futuro mejor.

 

La participación social es la garantía de la consolidación y el futuro de estos procesos. Los movimientos populares como sujetos en la escena política nacional e internacional, no como objetos de representación, son los verdaderos actores de la transformación de las relaciones de producción y de formas de vida, con herramientas participativas nuevas, consolidadas a través de las nuevas Constituciones nacionales y nuevas leyes que dejan institucionalizadas estos nuevos procesos.

 

Como corolario de esta entrevista nos llevamos el concepto de que ante la consolidación de los gobiernos populares en la región, aún con todas las dificultades, el rol fundamental de los gobiernos latinoamericanos, en este escenario internacional, será mantener la unidad para defender nuestra soberanía. Pero también deberán cumplir un rol las organizaciones sociales quiénes deberán tener claridad sobre las dificultades que se presentarán. En este sentido, sólo hombres y mujeres convencidos de lo que defienden y en condiciones de actuar en consecuencia a sus ideas, serán capaces de sostener a gobiernos que se animen a cambios estructurales.

COMENTARIOS (15)

Leer todos los comentarios
crorkservice fiver

2sAQ6w I seriously appreciate your posts. Many thanks

crorkzz

f7spur Run on hills to increase your speed. The trailer for the movie

pMOOzFNT

Help, I've been informed and I can't become iganonrt.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.