Jueves 27 de Abril de 2017 - 10:02hs. - República Argentina Edición # 1658

Revista #36 Marzo 2010 > Derechos Humanos

Soles y flores

En 2004 el ex presidente Néstor Kirchner entrega a las Madres de Plaza de Mayo el edifico. “Fue muy emocionante y provocador verlas entrar por esta larga calle, Libertador, con sus pañuelos, con su convicción y su amor nunca derrotado. Ellas sin llorar, nosotros llorando. Y la consigna con la que nos habían citado era la de pintar en las paredes soles y flores, para ver si le podíamos dar un color, un calor, una mirada diferente. Fue muy conmovedor, y hermoso”, recuerda Teresa Parodi, mientras recorremos el lugar.


Recorrida por el Ecunhi en compañía de Teresa Parodi

Por María Inés Pereita

En el Ecunhi se respira el arte bajo todas sus formas. Música, teatro, artes visuales y literatura son parte de la propuesta cultural. El espacio dispone de una enorme sala de teatro, “antes se utilizaba para hacer barcos, por eso nosotros hacemos alusión al desembarco”, y dos salas de exposiciones: el hall central para artistas internacionales y otra sala para las vanguardias jóvenes. “De esta manera, conviven diversidad de artistas, conceptos y estéticas, dando como resultado un diálogo intergeneracional”.

 En abril del año pasado, en conmemoración del aniversario de las Madres se inauguró la Galería de los Rostros Revolucionarios, y en diciembre, como parte de las actividades en el día Internacional de los Derechos Humanos, se dio apertura a la Sala Negra Rodolfo Walsh. En ella se exhibe la muestra permanente “Ajusticiemos con la memoria fértil. Historia de los Genocidas de la Esma”, que expone los nombres y las fotografías de los torturadores y asesinos involucrados en el genocidio.

“Con las Madres he compartido muchas marchas, mucha lucha y mucho amor, y dado el compromiso que tengo con ellas, me estaban dando la posibilidad de darle forma a un sueño que tenían”. Las primeras reuniones se hacían en la casa de Teresa, y de esos encuentros despuntaban las líneas del proyecto. Cuando se instalaron, no tenían ni sillas, ni agua. Nada. “El espacio fue tomando forma humana de a poco. Recibimos ayuda del Fondo Nacional de las Artes, del instituto Nacional del Teatro, de la Secretaria de Cultura de la Nación, de la gente de Radio Nacional y de los amigos del diario Página /12”.

Como parte de la agenda de actividades, se organizó con éxito la Colonia de Adultos Mayores, un programa que se articula con el Pami y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación de manera gratuita. La modalidad de colonia de arte en verano ofrece talleres de tango, actuación, folclore, dibujo, narración oral, juegos, musicoterapia, cine debate, muralismo, telar, entre otros talleres.

“Lo que comenzó en el verano luego siguió por las tardes, hasta ahora; fue una experiencia totalmente movilizadora, de mucha devolución, de mucho contraste, entre los jóvenes y los adultos mayores. Una energía y una alegría. Nos cambiaron la cabeza. Se armó algo muy enriquecedor, al mismo tiempo se vio en parte el desconocimiento de qué había pasado acá. Fuimos casi protagonistas del encuentro generacional de las Madres y estos adultos mayores; eran de la misma edad, pero nunca se habían encontrado, y se encuentran acá. Las primeras veces que vinieron las Madres, la sorpresa y la emoción que suscitó, las preguntas…Había mucha gente que ignoraba, genuinamente, por todas las razones que sabemos, y que no vale la pena enumerar, lo que verdaderamente había pasado aquí”.

El mes pasado, la metamorfosis de la ESMA derribó otros de los límites impuestos en la década del ‘70, como la celebración del carnaval, y arremetió con bombos y platillos siendo escenario de este ritual popular. Una fogata enloquecida iluminó el bucólico paisaje. Murgas y percusionistas invadieron con sonidos estridentes, acompañados de una caravana que desfilaba desde la avenida Libertador.

La ESMA estremece, tanta muerte le sale por el aire que estremece. Y sin embargo, en un semicírculo de flores y soles, otra vez la vida. Dando batalla, cantando con los dedos en V una canción que creyeron que nunca más saldría de esos paredones de silencio y de gritos. La vida, como tantas otras veces, dando combate, dando revancha, y dando memoria.


Lo que se viene...

-¿Qué tienen pensado para el 24 de Marzo?

-En el marco del Bicentenario, organiza el Ecunhi y la Fundación de Madres de Plaza de Mayo. Por nuestros vínculos con los artistas vamos a organizar lo que sucede en el escenario, con el auspicio del Gobierno nacional. El festejo se va a llevar a cabo en la Plaza de Mayo, porque la lucha de las Madres es del pueblo argentino. Las actividades que vamos a llevar adelante desde acá van a estar muy marcadas por el Bicentenario, va haber un congreso para discutir de música, los músicos por nosotros mismos, siendo protagonistas de nuestra propia lucha. Por otra parte, hay una propuesta desde el Ministerio de Educación para que sigan las visitas desde los colegios, pero no solamente para que puedan conocer el lugar, sino terminar haciendo talleres y podamos canalizar todo lo que sucede. Queremos aprovechar esta visita, y que fomente a la construcción de la memoria. Este lugar es emblemático, es como un marco de referencia para que podamos hablar desde las escuelas y que sea un aporte creativo.

-¿Imaginás el devenir del Ecunhi como escuela o universidad de arte?

-La idea es que el Ecunhi se transforme en un departamento de arte de la universidad de las Madres, que se nacionalice, pero que no deje nunca de ser un espacio de espectáculo. Que recoja toda la maravillosa gama del arte, que contenga, auspicie y propicie, que el Ecunhi reciba a la gente, que puedan expresar su trabajo artístico, como un lugar de pertenencia. Hebe este año continúa con los talleres de cocina “Cocinando política”; además, el 4 de mayo se presenta el libro en la Feria del Libro. En el marco del taller de cocina, en la parte de atrás, se armó la huerta orgánica donde ya hay zapallos, tomates y demás verduras. Este lugar sirvió para eso, para convertir esta tierra pisoteada.

-¿Cómo ves el Bicentenario, a diferencia del Centenario?

-Veo un Bicentenario que nos plantea una América Latina muy distinta. Una Argentina debatiendo los dos modelos que están en pugna. Es una situación que veo muy repetida en todo el continente; al mismo tiempo hay referente políticos, en algunos países, sorprendentes. Esta es una lucha muy disputada, muy descarnada, porque es todo o nada; o es un modelo o es el otro, acá hay dos caminos. Veo que esto está muy claro en toda América Latina. La Argentina está en esta situación. Prefiero este Bicentenario movido, discutido, a los años oscurantistas de la década del ‘90, que parecía que habíamos vuelto a la Edad Media; la Argentina lo tuvo con el menemismo, y este modelo se repetía en el mundo, se fue instalando a través de la cultura de lo mediático, de lo efímero, la exclusión que tanto daño hizo en nuestro país.

-¿Te genera incertidumbre lo que pueda llegar a pasar en las próximas elecciones?

-Me genera incertidumbre, que es lo que nos pasa a todos, por encima de todos, porque este proyecto de país, este modelo nacional y popular, con todas sus idas y venidas, y por las cosas que faltan por hacer, o al menos que se discuten, no pueda terminar de ser. Se pierde mucho en Argentina, no es bueno que se retroceda, eso me deja un gran dolor. Se desangra. Nos queda muchísimo por recomponer. ¡Mirá cómo quedamos después del 2001! Me parece que si volvemos atrás, el discurso mediático que es absolutamente hegemónico está defendiendo intereses bien claros, monopólicos, y gana la pulseada, podemos contrarrestar con todo lo demás que sucede. Me genera una gran preocupación interna. Siempre hemos podido resistir, el pueblo se las ingenia para seguir luchando, no es que nos van a pasar por arriba, no han podido, ni con los milicos. Lo terrible es que sea tan claro. Habiendo una lucha descarnizada, hay un sector que sabe bien lo que quiere y por qué se une, y otro que debería estar apoyando, aunque haya diferencias, este modelo, con sus defectos, porque si no terminan siendo funcionales al otro bando, funcionales al enemigo. Eso me duele. Tener ese debate entre nosotros, que creemos tener una misma mirada. Nosotros estamos unidos en pequeños sectores, eso me parece inadmisible, desde esta mirada, de este lado de la vereda, porque hay muchos personalismos y no una Argentina que nos reúna.

Para informarse sobre las actividades del Ecunhi visitar la página www.nuestroshijos.com.ar

COMENTARIOS (8)

Leer todos los comentarios
kfjr3E98l

A bit suprrised it seems to simple and yet useful.

vSUz49Xcw0Z8

I don't even know what to say, this made things so much eaeirs!

crorkz matz

t6EjMO Thanks so much for the blog article.Really thank you! Really Great.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.