Martes 25 de Julio de 2017 - 21:42hs. - República Argentina Edición # 1748

Revista #52 Julio 2012 > Ecología

DEL INODORO A LA CANILLA

El reuso de efluentes cloacales es cada vez más implementado en lugares donde el agua dulce escasea. Industrias, jardines y producciones agrícolas –entre otras- pueden beneficiarse con la obtención de agua pura a partir de otra residual. Incluso, es posible regenerarla para que sea apta para el consumo humano. Una alternativa que la tecnología permite, pero la mente rechaza.


Por Luciana Lanzi

 

Reciclar y reusar. Esa es la cuestión. En pleno siglo XXI, la reutilización es un mandamiento ambiental que, de a poco, se incorpora a nuestras costumbres para beneficio del planeta. Plástico, papel, cartón: siempre es mejor recuperar antes que descartar. El agua no escapa a esta regla; aquella que corre por los desagües, tampoco.

La escasez de agua dulce es un factor apremiante que empuja a explorar alternativas como el reciclado para generar mayor disponibilidad y un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos existentes.

Muchos países invierten en sistemas que logran depurar el agua que sale de los baños, para poder volver a utilizarla. Riegan, reservan, cultivan y ¡hasta beben! gracias a un caudal de efluentes que en muchos otros lugares sería impensado recuperar.

Aunque parezca repugnante, el reciclado no es más que la búsqueda de un recurso adicional para que el agua de alta calidad se preserve para el consumo humano.

¿Recurso o desperdicio?

Hace ya mucho tiempo que se sabe que el agua dulce no es infinita. Pero es difícil tomar conciencia de ello en una región tan beneficiada por el agua que es conocida como ‘Pampa Húmeda’: las llanuras verdes, las lluvias regulares, la abundancia de arroyos y ríos son un privilegio sólo en esta parte del país.

El agua tampoco sobra en el resto del planeta. Y el aumento de la población no hace más que incrementar la presión sobre los recursos hídricos y generar, en forma proporcional, mayor cantidad de efluentes.

Si se considera que el 75 por ciento del agua que se usa en una casa se transforma en agua residual –aguas grises, aquellas que salen de la pileta, el lavarropas o la ducha; aguas negras, las que descarga el inodoro-, es fácil dimensionar por qué es importante decidir qué hacer con esos desechos: dónde disponerlos y, sobre todo, cómo.

Los beneficios de hacer tratamientos depuradores antes de volcar estos líquidos a un cuerpo de agua se torna, poco a poco, una firme convicción; una práctica conservacionista que busca preservar las fuentes de agua. Allí donde hay necesidad –y conciencia- de evitar que los recursos se contaminen, estos procesos permiten hacer el efluente más limpio.

No obstante, hay procesos más complejos que logran regenerar esos desechos de modo de poder reutilizarlos como una fuente alternativa de agua.

“La escasez obliga a producir agua de lo que hay. El tratamiento de los efluentes es básico, ya que tienen una carga orgánica que si se los manda al ambiente sin tratar pueden producir efectos ecológicos muy importantes. Pero el mundo tiene que empezar a ver a las aguas cloacales no como un desperdicio sino como recurso hídrico, como agua dulce”, declara Mario Kummel, de la división de Aguas Residuales de Mekorot, la empresa de agua de Israel.

Con más de la mitad del territorio dominado por la aridez, ese país es el mayor reciclador de líquidos cloacales del mundo: recupera el 70 por ciento de las aguas negras generadas a nivel nacional y el total de las originadas en el área metropolitana de Tel Aviv. En volumen, el reuso aporta la cuarta parte del agua que se consume y se destina al riego de cultivos y a la recarga de acuíferos. Gracias a este reaprovechamiento, Israel ha podido desarrollar agricultura en el desierto.

El nivel de tratamiento exigido para reutilizar aguas residuales varía según las características iniciales del efluente, del destino final del líquido y de las normas sanitarias de cada país. Todo reuso que implique un consumo directo o indirecto del hombre exige alcanzar niveles de pureza mayores que otras aplicaciones –procesos industriales, riego de espacios verdes, creación de fuentes o lagos artificiales- que se resuelven con agua sometida a procesos de depuración más elementales.

En Melbourne, Australia, las nuevas construcciones incorporan una tercera cañería que abastece con agua reciclada las canillas de los jardines o la carga del inodoro. Se calcula que los habitantes de esa ciudad usan casi 500 mil millones de litros de agua potable al año para distintos fines que no requieren agua de calidad. La proliferación de campos de golf fue otra oportunidad para sustituir la fuente de agua utilizada para su riego. En ese remplazo, el reuso juega un papel primordial.

Agua que haz de beber

Actualmente, el conocimiento y la tecnología disponible permite regenerar las aguas residuales y hacerlas aptas para cualquier uso, incluso consumirla como agua de bebida. Por supuesto que, cuanta más depuración, mayor costo. En los lugares donde el agua falta, producirla a partir de desechos cloacales suele ser una opción conveniente frente a otras alternativas: bombearla a través de cientos de kilómetros, transportarla en barco, desalinizarla. Es más, en tanto la carencia también impone medidas para asegurar la sustentabilidad hídrica, el reuso puede llegar a ser, en ciertos lugares, incluso más económico que cumplir con los requisitos exigidos para el vuelco de efluentes.

Países como Israel, Estados Unidos, Namibia, Singapur y Japón son líderes en este tema. El uso efectivo de agua reciclada es clave en el manejo de sus recursos hídricos. En menor medida, también en China, México, España, Italia y Grecia -entre otros- esta práctica resulta indispensable para la supervivencia o el desarrollo. Y es que la posibilidad de contar con agua dulce adicional en territorios donde la escasez es limitante permite pensar, por ejemplo, en opciones productivas hasta entonces vedadas.

Existen casos más extremos como el de Namibia, el país más árido de África el Sur. Ubicado entre dos grandes desiertos, la obtención de agua ha sido siempre un desafío. A tal punto, que una sola planta en el mundo provee agua reciclada en forma directa a la población y está, justamente, en Windhoek, su capital.

Desde los años ´60, un tercio de las aguas residuales se inyectan –una vez depuradas- a la red de abastecimiento de agua potable. Por lo tanto, al menos un 25 por ciento del consumo procede del reuso. La apuesta es exitosa: no hay datos epidemiológicos que sugieran contaminación o problemas sanitarios asociados con este sistema.

Las distintas etapas de filtrado y purificación garantizan las condiciones higiénicas del líquido recuperado. No obstante –y a pesar de ser una de las estrategias posibles frente a la cada vez mayor demanda de abastecimiento- la barrera psicológica de los consumidores frena su generalización.

Es una de las razones por las que en Los Ángeles y California (EE.UU) o en Singapur la reutilización para consumo humano es indirecta: el efluente desinfectado se infiltra al acuífero o se mezcla con otras fuentes de agua dulce en reservorios; allí permanece hasta que se la extrae para potabilizar. La reinserción en estos ecosistemas suaviza el estigma.

Sin embargo, y por más rechazo que genere su procedencia, el reuso de aguas cloacales no sólo es viable; es, también, una realidad que se expande en el mundo como una alternativa no convencional a las limitaciones del recurso hídrico. Para muchos, algo totalmente impensado; para otros, una de las pocas formas posibles de subsistencia. 

COMENTARIOS (23)

Leer todos los comentarios
V1Nb3h1dk

A million thanks for posting this innfamrtioo.

d2JJkpm7yNF

Existe alguma cnotra indicae7e3o ou desvantagem (ale9m de ne3o poder utilizar os me9todos contrutores e destrutores) em utilizar o acesso este1tico aos me9todos em toda aplicae7e3o?tambe9m percebo que mesmo que o me9todo ne3o seja declarado como static a chamada por :: funciona tem algum problema em ne3o em utilizar dessa forma?

crorkzz backz

1vFAqB Heya i am for the first time here. I came across this board and I find It truly helpful & it helped me out much. I'm hoping to offer one thing again and help others like you helped me.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.