Jueves 24 de Agosto de 2017 - 07:39hs. - República Argentina Edición # 1777

Revista #48 Octubre 2011 > Editorial

INSTITUCIONALIZAR LO HECHO, IR POR LO QUE FALTA


Por Federico Martelli

Hace apenas 10 años, el gobierno de la Alianza UCR-FREPASO terminaba de perpetrar el ciclo de transformaciones del período neoliberal con un brutal ajuste de las cuentas públicas –el llamado déficit cero- que incluía recortes a los salarios de los trabajadores estatales y jubilados, recortes a la educación y la seguridad social. Ahondaba la dependencia mediante el sobreendeudamiento, con el Blindaje y el Megacanje, al tiempo que condenaba al 55% de los argentinos a vivir bajo la línea de pobreza.

El ciclo neoliberal, iniciado por Martínez de Hoz el 2 de abril de 1976 bajo la cobertura de la Junta, venía a desarticular a la Argentina de la justicia social y de la independencia económica, que se había consolidado durante los primeros gobiernos de Juan Perón y pese al golpe del ´55 y las subsiguientes políticas económicas, no había podido ser desmantelado por la resistencia de los propios beneficiarios del modelo: los trabajadores.

Tras 25 años de neoliberalismo nuestro país quedaba literalmente fundido. Las imágenes del hambre y la miseria recorrían el mundo, la desesperación de millones de argentinos frente a la destrucción del trabajo, la familia, la cultura y el porvenir, empujaron la rebelión del 19 y 20 de diciembre que terminó con la salida de Fernando De la Rúa.

Néstor Kirchner fue quien supo canalizar la bronca y el descontento y llevar adelante las políticas públicas que nos permitieron “salir del infierno” y comenzar a reconstruir la patria. Fue quien sentó las bases del “modelo de crecimiento con inclusión social” que permitió a Cristina Fernández de Kirchner tomar medidas estratégicas en los planos económico, social, político y geopolítico.

Hoy nos encontramos frente al desafío de profundizar el modelo sobre la base de dos premisas indiscutibles. Si no avanzamos, retrocedemos, y si no avanzamos no resolvemos los problemas aún pendientes.

Es importante comprender la dimensión de estos dos conceptos, porque si bien nuestra mirada estratégica está puesta en lo que falta; en el desarrollo industrial, en la integración nacional, en la calidad educativa y la formación académica, en la democratización del espacio público y en la distribución de la riqueza nacional, siempre está latente la posibilidad de retroceder y perder lo hecho hasta acá.

Los festejos del Bicentenario nos permitieron una mirada retrospectiva de las dificultades que hemos tenido en estos 200 años para consolidar un modelo de desarrollo nacional. Porque tras la gesta de Mayo tuvimos un Rivadavia, porque tras el proyecto nacional de Juan Manuel de Rosas tuvimos un Mitre y después de Perón a Aramburu.

El resultado electoral de las primarias y la previsible victoria contundente en las elecciones generales del 23 de octubre no deben confundirnos sobre las dificultades que enfrentaremos en los años venideros. Van a estar los que desde adentro y desde afuera intenten domesticar y encapsular el proyecto, los que van a argumentar que todo lo hecho está mal y los que van a decir que lo hecho está bien, pero ya es suficiente. Estas dos miradas van a confluir para debilitar el poder político de CFK y mellar el proyecto.

Desde la revista 2016 convocamos a referentes de la economía, la cultura, la política y las ciencias sociales para aportar al debate sobe qué significa profundizar el modelo y cómo se entrelazan pasado, presente y futuro en un momento bisagra para nuestro país.

COMENTARIOS (1)

Leer todos los comentarios
tTkPkTPLsOdx

Thanks for spending time on the computer (wtriing) so others don't have to.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.