Jueves 24 de Agosto de 2017 - 07:39hs. - República Argentina Edición # 1777

Revista #8 Julio 2007 > Educación

LA EDUCACIÓN COMO CONSTRUCCIÓN COLECTIVA

Entrevista a Adriana Puiggrós, Directora General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires


Por María Elisa Ghea

Una de las áreas más sensibles en el proceso de reconstrucción de la Argentina después de la política neoliberal de los 90 es sin dudas la educación. El espejo es ese país potente que supimos conseguir justamente a través de la educación pública, laica y gratuita consagrada por la Ley 1420, ese gran catalizador de la igualdad de oportunidades en un país ávido de instrucción para una masa trabajadora que se incorporaba a la Argentina productiva. Y precisamente por eso, un eje que fue sistemáticamente atacado cuando los planes para la Patria fueron otros.

“En los 90, dice Adriana Puiggrós, la política neoliberal que trajeron los bancos a la Argentina, también a la provincia de Buenos Aires, se basaba en dos ideas centrales: eficacia y eficiencia. El resultado fue una gran ineficiencia en el sistema. Nos encontramos con que esas políticas más la crisis dieron por resultado una desarticulación muy fuerte de las instituciones educativas, una descomposición del sistema de formación docente, también una descomposición en el orden administrativo y una baja fuerte de la calidad que es lo que se puede ver ahora en cualquier medición que se haga. Uno ve el producto de lo que ha sido la educación de los chicos en los años anteriores.”

Esto lo podemos ver con claridad ahora que estamos en pleno proceso de desandar ese camino, después de la eclosión protagonizada por los argentinos en el 2001 cuando el modelo estalló en mil pedazos. Pero en los labios  de Adriana Puiggrós, adquiere otra dimensión, ya que no se trata simplemente de una funcionaria sino de una persona que resume en sí misma la densidad de los procesos que vivimos como argentinos. No es casual que conduciendo esta etapa esté la hija de Rodolfo Puiggrós, aquél intelectual que supo dejar huellas profundas en el pensamiento nacional y en cuya breve gestión frente a la UBA en tiempos de Héctor Cámpora se llamara justamente Universidad Nacional y Popular de Buenos Aires.

Tiene además una formación en la materia que la convierte en autoridad indiscutida. Master en Ciencias de la Educación, Doctora en Pedagogía de la Universidad Nacional Autónoma de México, corolario de toda una vida dedicada a lo que hoy germina en este cambio fundacional en la provincia de Buenos Aires.

Trayectoria en cuya forja no faltaron los dolores como el exilio familiar cuando en nuestra tierra se impuso a sangre y fuego el modelo cuya puntada final se dio en los 90, o la muerte en combate del hermano Sergio. “De eso no quiero hablar”, dice seria, enojada tal vez, Adriana.

Comprensible en un momento político complicado, a tan sólo 3 meses de una contienda electoral en la que se juega la continuidad del modelo y en cuyo lapso se adivinan operaciones salvajes, especialmente de la prensa que supo usufructuar justamente el modelo en retirada.

Pero es importante conocer la densidad histórica de las personas que posibilitan que bisagras fundamentales como la nueva Ley de Educación vean la luz tal como sucedió en Buenos Aires. Porque el cambio se dio no solamente con el reemplazo de una ley por otra. El cambio nació con el proceso colectivo de construcción de esta norma que representa a los sectores involucrados en la educación. Contrariamente a lo que surgió como resultado de los “técnicos” que pergeñaron la “transformación educativa” con la desarticulación del sistema en EGB, ESB, etc., este es el resultado de la discusión profunda en los diversos ámbitos educativos de maestros, profesores, movimientos sociales, entidades sindicales. Y ahí radica la diferencia fundamental.

¿Cuál es la visión desde el Ministerio del proceso de sanción de la nueva ley de educación en la provincia?

Hubo ahora una diferencia fuerte con muchos otros momentos de la historia de la provincia de Buenos Aires, porque que los docentes apoyen una ley, ese sí es  un hecho inédito, que haya habido 7 mil docentes cuidando frente a la Legislatura que se aprobara su ley, la ley en la cual ellos  sienten que sus demandas están planteadas, se sienten identificados, esto es muy importante, de la misma manera que también haya habido trabajadores que sienten que esta ley por fin inscribe sus necesidades, sus demandas. Eso es muy importante porque uno está más acostumbrado a la demanda, a que los distintos sectores sociales se acerquen con demandas, como  los sectores minoritarios, como el partido obrero o la SUTEBA disidente. No participan de la paritaria, no apoyan la ley ni ninguna política que vaya para adelante. (Se refiere a la manifestación que impedía en ese momento justamente el acceso al edificio del ministerio.) Pero la enorme mayoría de la docencia apoyó esta ley, la siente como suya, y de hecho el movimiento más grande que ha habido de docentes en muchos años ha sido  de apoyo a la ley frente a la legislatura, más el acto de presentación de la ley donde estuvo el Vicepresidente de la Nación, el ministro Filmus, el Gobernador. En ese acto hubo 5000 personas, estuvo lleno el Teatro Argentino y el patio seco, con los docentes que apoyaban la ley. Es decir que tiene una base importante porque con la ley de los 90 los docentes no se identificaron.

En un momento de cambio como el que vivimos, al verse satisfechas las demandas más urgentes y siendo la educación un área especialmente sensible ¿hay una urgencia por respuestas inmediatas a  los problemas del sector?

Sí, mucha gente quiere que las cosas se arreglen ya porque tiene una necesidad. Yo no puedo criticar la demanda, lo que puedo es explicar que la solución de las cosas tarda. En los últimos días muchos periodistas me dijeron, bueno, las cosas no se pueden arreglar ya… Esto no es posible. El periodismo empezó a entender esto. Las cosas no se pueden arreglar ya. Hay algunas cosas que sí podemos hacer. Por ejemplo hemos puesto un fondo extra para armar cuadrillas de mantenimiento que van directamente desde aquí a las escuelas, pese a que hay fondos en los Consejos Escolares que son los que tienen que arreglar las escuelas, está el Fondo Escuela para arreglos menores que maneja la cooperadora y el director, está el Plan 700, el gran plan de obras de la provincia, el programa
Gire que es un programa de atención de urgencias… pese a eso lo que hicimos fue armar cuadrillas que van a los distritos para arreglar aquellas cosas que a lo mejor no son súper de urgencia, no es que se esté incendiando algo, pero hace falta solucionar algún tipo de problema que lo puede solucionar una cuadrilla. De manera que hay problemas que sí se pueden solucionar ya, y estamos trabajando en esa línea. Cuando hay un problema como el que hubo en la escuela de Escobar, y nos llega un anónimo con una denuncia, lo atendemos ya. Un sábado llegó la denuncia, el lunes mandamos el auditor y el miércoles estaba intervenida la escuela. De la misma manera que todos los días en un universo de 4 millones y medio de alumnos, 275 mil docentes, imaginate la cantidad de problemas que hay, 60 mil empleados administrativos… Es un mundo donde todos los días ocurren cosas. Nosotros tenemos lamentablemente muchas veces chicos a los cuales les ocurren cosas y que requieren una atención ya. Ahí tenemos una atención muy rápida. Al mismo tiempo hay otras cosas que requieren más tiempo. Construir una escuela requiere un tiempo. Hay que licitarla, lo hacemos por todas las vías legales, los contratos pasan por los organismos de control de la Constitución, entonces tarda. Por más que la población de la escuela donde ocurre algo quiera la solución ya… A veces buscamos una solución intermedia.

¿Cuáles serían los desafíos más importantes que plantea esta nueva ley de educación?

Los más importantes son lograr la cohesión del sistema educativo provincial y la articulación con el sistema educativo nacional, una verdadera reconstrucción de los lazos entre las escuelas, entre los distritos y las regiones. Construir la secundaria, culminar su construcción. Dejar absolutamente en marcha la Universidad Pedagógica que ya está funcionando, falta que se abran las 3 carreras de posgrado que van a empezar este año. Después ya dejamos instalada la capacitación docente gratuita en servicio y con puntaje, de manera que esto es parte de la ley. Fue consolidada la paritaria y están dados los mecanismos para que no se  pueda retroceder, está funcionando muy bien. Vamos a tener los libros de texto en agosto, los que fueron concursados.

Llamamos a concurso para la publicación de libros de texto para toda la secundaria con un jurado muy importante que fue seleccionado con muchas exigencias: no tenían que pertenecer a ninguna editorial en los últimos 5 años, no tenían que tener ningún cargo en este ministerio, tenían que tener un currículum importante… Se abrió un concurso público con el acompañamiento de Poder Ciudadano que nos ayudó a diseñarlo. Se hizo una audiencia pública y a partir de eso se presentaron 36 textos de los cuales el jurado seleccionó 13 que próximamente se suben a Internet. Se hizo una licitación separada para la impresión, convalidada también por Poder Ciudadano, están en proceso de impresión y pronto se hará la licitación para la distribución.

¿Qué significa para los padres o  los chicos de secundaria recibir un libro que es producto de este proceso?

La diferencia es que este libro es gratuito. Ya repartimos casi 2 millones de libros y ahora vamos a repartir otro tanto. Cada chico que va a la secundaria va a tener los libros que no se podría comprar.

Esto es coherente con la política del gobierno nacional respecto a la vinculación de la Secretaría de Cultura y las viviendas. Las viviendas se están entregando con una biblioteca. Vamos a aportar a que además tengan libros de textos.

¿Cómo se está dando el proceso de reconstrucción de la secundaria?

Lo que hicimos en mi gestión fue rearmar la secundaria de 6 años, después de una experiencia que fracasó con un ciclo intermedio durante la gestión de Oporto. El año pasado hicimos una experiencia en 75 escuelas sobre el currículum  de la secundaria. A partir de esa experiencia lo que hicimos fue capacitar a los docentes, y este año los chicos que entraron a primer año ya hacen toda la secundaria con el nuevo curriculum. Estamos terminando la experiencia de 75 escuelas para segundo año, empezamos a formar a los docentes de manera que en el 2008 primero y segundo año van estar en el nuevo plan de estudios, y así sucesivamente. Estamos trabajando la normativa para dejar muy claros los cargos docentes, la formación de los docentes que tienen que ser profesores y no maestros, se está trabajando fuertemente en la capacitación.

¿Cuál es la evaluación que hace de la gestión a pocos meses de finalizarla?

Tengo una sensación muy tranquilizadora. Tuvimos propuesta, la propuesta fue tomada por la Ley Nacional de Educación, nuestra reforma de la secundaria había empezado antes y fue la que se tomó a nivel nacional. Por otro lado el inmenso apoyo de los docentes. Nunca me voy a olvidar de lo que significa tener 7000 docentes apoyando una ley que no es la ley de la gestión que se va a hacer, sino que es la ley que reúne todo lo que estamos haciendo, o sea que los docentes lo que apoyan es la gestión. Los principios de nuestra gestión y los programas que llevamos a cabo. Entonces, la verdad es que me voy muy tranquila.

Y tal vez no se vaya, porque en los pasillos de la Rosada suena su nombre para reemplazar a Daniel Filmus, en un eventual gabinete encabezado por Cristina Fernandez de Kirchner.
 

COMENTARIOS (18)

Leer todos los comentarios
Lqi4dQfcZls

Instghis like this liven things up around here.

crorkz

QUcx3A Thank you for your article.Really looking forward to read more. Want more.

crorkz matz

jlngxd Awesome article.Really thank you! Will read on...

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.