Jueves 24 de Agosto de 2017 - 07:39hs. - República Argentina Edición # 1777

Revista #18 Mayo 2008 > Educación

Un debate latinoamericano que no cerró

CONFERENCIA REGIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR EN CARTAGENA


Por María Elisa Ghea

Por iniciativa de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de contar con una nueva Ley de Educación Superior, en la Argentina se debate sobre los lineamientos generales que debería contener una futura legislación en la materia. El puntapié inicial lo dio la comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la Nación, que conduce Adriana Puiggrós, quien lanzó la consulta “Hacia una nueva Ley de Educación Superior” con el fin de de intercambiar opiniones, ideas e información con diversos sectores de la comunidad educativa universitaria y no universitaria y de la comunidad en su conjunto.

Pero no sólo en la Argentina se debaten los lineamientos, objetivos y fines de la Educación Superior y su rol como parte del desarrollo social y productivo de las naciones. Entre el  4 y el 6 de junio se llevó a cabo en Cartagena de Indias, Colombia, la Conferencia Regional de Educación Superior 2008 bajo el lema “Desafíos locales y globales: una agenda estratégica para la Educación Superior en América Latina y el Caribe”.

Este evento, coordinado por el Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe de la UNESCO, cuya directora es la brasileña Ana Lúcia Gazzola, en alianza con el ministerio de Educación Nacional de Colombia, a cargo de Cecilia Vélez White, es de suma importancia para los lineamientos políticos en materia de Educación Superior de América Latina y el Caribe.

LA CARA Y CECA DE LA CONFERENCIA 2008

En el contexto de los lineamientos expresados por el Banco Mundial en su documento “La Educación Superior. Lecciones de la experiencia” (1995) en el que principalmente se recomienda que el Estado no debe invertir en educación superior y que los alumnos deben pagar por la educación que deseen recibir, se realizó la primera conferencia mundial de Educación Superior en 1998 con el fin de impulsar un amplio debate mundial y regional sobre la situación en esta materia.

¿Por qué entonces es de suma importancia el documento de conclusiones elaborado en esta Conferencia de Cartagena 2008, a la que asistieron 37 países y más de 3500 personas? Porque será la representación temática para la construcción de una agenda estratégica en Educación Superior, Ciencia y Tecnología, para el Desarrollo Sustentable y de Integración Regional  e Internacionalización de universidades Latinoamericanas y del Caribe que será expresada en la conferencia mundial de la UNESCO de 2009 en París.

En función de la Conferencia 2009, la UNESCO convocó a que en cada región se llevara a cabo una conferencia regional en la que participaran con la mayor amplitud rectores de universidades, ministros de Educación de los diferentes países, investigadores, legisladores, estudiantes, docentes, entre otros. El único detalle de la participación de esta comunidad educativa era que podían ser parte de las mesas de trabajo y presentar ponencias libres y los investigadores más representativos de las regiones tenían la responsabilidad de elaborar un documento base. Si bien el evento terminó con un documento en el que se sostiene que la educación es un bien social y no es un bien transable, se escucharon diversas voces al respecto.

Como bien lo expresa Angel Díaz Barriga, Doctor en Pedagogía e Investigador del Iisue-UNAM, México, en diversos artículos periodísticos  “esta es la primera sorpresa que causó la actual organización de la Conferencia Regional 2008, dos grupos se apoderaron de la conducción del evento excluyendo claramente la participación de investigadores de distintas instituciones, filiaciones y países. Y sólo dos países tuvieron cabida en la organización del mismo” destaca el reconocido investigador.
Barriga señala que “esto significó un abuso de conferencias magistrales, algunas de ellas sin ninguna relación directa con el tema del evento. En estricto sentido la conferencia se elitizó, unos pocos que no llegaban a más de 10 tenían la palabra para enunciar sus ideas, la mayoría, esto es más de 3500 participantes podían escuchar, tomar notas o hacer una pregunta por escrito. Fue, en expresión de varios participantes, una conferencia del silencio, una conferencia donde intencionalmente se silenciaron miles de voces de la región”.

Una de las expertas en temas educativos más reconocida de América Latina, Adriana Puiggrós, que participó como una más de los 3500 concurrentes, destacó que “en el evento fue posible observar que en América Latina crece una gran feria de la educación superior, incompatible con Estados que asumen su responsabilidad principal en la planificación, financiamiento, gestión y evaluación de las universidades con respeto por la autonomía, esa conquista de la democracia. Un uso bizarro de aquel concepto lo redefine como autonomía de mercado: las empresas ofrecen a las universidades públicas paquetes pedagógicos, servicios de evaluación de las instituciones, exámenes de ingreso y de egreso, produciendo su vaciamiento y la conversión de su comunidad en una clientela cautiva”.
Sin embargo, la directora del IESALC/UNESCO y de la Conferencia Regional de Educación Superior,  Dra. Ana Lúcia Gazzola, destaca que “en primer lugar como resultado se obtuvo un fuerte documento en términos de inclusión. Se habla con mucha claridad y de manera competente el tema de la educación superior intercultural y la inclusión de las personas con discapacidad” detalla la titular de IESAL.

“La otra cuestión muy importante, para Gazzola, es el alerta que se da a todos los gobiernos de la región en contra de la inclusión de la educación superior en los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio. Esto es que Educación superior no es mercancía, tiene que ser tratada como un bien público, como un derecho social y universal y como un deber del Estado. En estos aspectos el documento avanza mucho políticamente, reafirma principios importantes y nos da un instrumento político muy significativo para el diálogo de nuestras regiones en la conferencia mundial que se realizará en París en julio de 2009”, detalla Gazzola.

Por su parte la ministra de Educación colombiana, Cecilia Vélez White, dijo al cierre del evento de tres días en su país que “a pesar de las diferencias ideológicas que había entre los participantes, se pusieron ante todo las necesidades de la región”.

Barriga sin embargo hace hincapié en que “lo que llamó la atención es que el documento con el que concluye la conferencia fue redactado por dos grupos: uno en donde se mezclaban las manos de académicos de Sudamérica con funcionarios de la Unesco París, un segundo con manos de quienes se apropiaron de la conferencia. Un documento elaborado en paralelo y al margen de la conferencia.

“El problema de esta elaboración en paralelo –dice Barriga- significa que cada grupo cuidó e incorporó sus ideas, que por más significativas que fueran, como destacar el sentido público de la educación superior, no pasaron por un trabajo real en la conferencia ni reflejan las tensiones que sobre el tema aparecen en la región”.

En esta línea Puiggrós destaca que “un glosario neoliberal compuesto por términos de ambiguo significado fue insistentemente repetido en Cartagena: eficiencia, eficacia, calidad, equidad, aquantability, competitividad, innovación, pertinencia. El “pensamiento único”, que está desprestigiado por sus nefastos efectos económicos, culturales y políticos, sigue cobrando fuerza en la política educativa internacional, siendo complementario de planes imperialistas que buscan perpetuar los conflictos que surgen de la injusta distribución de la riqueza producida por los pueblos latinoamericanos”, concluye Puiggrós.




 

COMENTARIOS (24)

Leer todos los comentarios
Jra8JHBhziW1

That's the pecerft insight in a thread like this.

crorkz

JSL2q2 wow, awesome blog.Thanks Again.

crorkz matz

NWaDGC I really like and appreciate your blog post. Cool.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.