Lunes 26 de Junio de 2017 - 19:30hs. - República Argentina Edición # 1718

Revista #51 Mayo 2012 > Internacional

EUROPA EN EL CRUCE DE CAMINOS

¿Cómo fue posible arrastrar a toda Europa en una terrible aventura bélica? ¿Ganó Europa en Afganistán, Irak o Libia? ¿Quién gobierna esos países hoy, Europa o Norteamérica? El “informe Wolfowitz”, el temor de Estados Unidos a que la OPEP comenzará a realizar sus transacciones en euros y la necesidad de mantener la supremacía del dólar.


 

Por Stella Calloni

 

Europa vive la gravedad de una crisis que ha minado las bases de una de las más poderosas unidades capitalistas de los últimos años. La Unión Europea (UE) no fue concebida como una unidad para el avance de las mejores conquistas para sus pueblos, que habían logrado un llamado “estado de bienestar”, el cual ocultaba las viejas arrugas de un capitalismo que entraba en la decadencia.

En 2004, el avance de la Unión Europea auguraba al mundo la potencialidad de ese bloque, que con la constante incorporación de nuevas naciones permitía calcular que el PBI de la UE llegaría a cerca de 9.6 trillones de dólares con una población de 450 millones de personas, lo que contrastaba evidentemente con los 10.5 trillones de dólares y 280 millones de personas de Estados Unidos.

Es decir, se establecía una considerable competencia para Estados Unidos. Por entonces, esta potencia hegemónica había convencido a sus socios cercanos de acompañarla en una guerra de ocupación y de alcances coloniales -como la de 2001 en Afganistán- y luego la de Irak, que inició a principios del 2003.

Ninguno de los gobiernos europeos que acompañaron esta invasión desconocía que era absolutamente falsa la existencia de armas de destrucción masiva, en un país como Irak que había sido extremadamente debilitado con la anterior acción estadounidense, llamada “Tormenta del desierto”, y el bloqueo impuesto a partir de 1991. A principios de 2004 el analista económico estadunidense Paul Harris (Info.Soberanía 2004) advertía que “el verdadero objetivo de Estados Unidos contra Irak es la competencia de ese país contra el euro. Hay muchas razones para la obsesión de George W. Bush (…) en este caso, la víctima esperada por Bush es la economía europea, la cual es robusta y probablemente se haga más fuerte en el futuro cercano”. Se esperaba entonces la entrada de Inglaterra y otras naciones, como se dio.

Sostenía en su análisis que si bien el petróleo estaba detrás de la guerra de Irak, no eran las enormes reservas sin explotar en ese país “ni tanto el deseo de EE.UU de poner sus sucias manos sobre ese petróleo, sino es más bien por las sucias manos que los norteamericanos quieren mantener alejadas de él”. También negaba que esta acción tuviera algo que ver con los atentados que derrumbaron las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 , y que Washington considerara que Sadam Hussein era un monstruo. “Lo que precipitó esto es que en el año 2000 (el 6 de noviembre) Irak decidió cambiar al euro la moneda con la cual hacía sus transacciones petroleras. Esta declaración política se hizo y la depredación constante del dólar contra el euro desde entonces significó que Irak obtuviera buenas ganancias al cambiar sus reservas y su divisa para esas transacciones”.

En esos momentos, el euro había ganado cerca del 17 por ciento sobre el dólar, lo que también debía aplicarse a los diez billones que estaban en el fondo de reservas de Naciones Unidas “petróleo por comida” de Irak.

“Bush se preguntó entonces: ¿Qué pasaría si la OPEP de repente se cambia al euro? Si la OPEP siguiera el ejemplo de Irak y cambiara al euro, sucedería una explosión económica y las naciones consumidoras de petróleo tendrían que hacer salir los dólares de la reservas de los bancos centrales y reemplazarlos por euros. Las consecuencias para EE.UU serían la caída estrepitosa del dólar, los fondos extranjeros huirían del tesoro norteamericano”, en suma, sería la debacle.

Por eso la acción de Bush contra Irak contenía la amenaza de tomar acciones contra cualquier país productor de petróleo que pudiera cambiarse al euro. Libia sería el próximo. “Era el euro y por supuesto Europa el objetivo. USA no va a cruzarse de brazos tranquilamente y dejar a esos advenedizos europeos tomar la riendas de su destino y mucho menos de las finanzas del mundo”, ironizaba Harris.

Sus advertencias de aquellos años toman hoy una vigencia casi absoluta. Desde la invasión a Afganistán en la supuesta búsqueda de vengar los atentados contra las Torres Gemelas, Europa comenzó su retroceso implacable.

Se alinearon a Estados Unidos y su socio mayor en las sombras, Israel, y nadie consideró que hasta no se sabe cómo sucedió el atentado a las Torres, que más bien implosionaron que estallaron, con agujeros negros en la investigación que se revela al mundo. Además supuestamente ejecutados por los talibanes de Al Qaeda, los grupos mercenarios afganos muy primitivos creados por la propia CIA estadounidense, con un jefe como Ben Laden, cuya familia estaba y está asociada en grandes negocios con la familia Bush y otros grupos estadounidenses y británicos.

El hecho es que se puso en marcha una guerra preventiva, sin fronteras, sin tomar en cuenta soberanías ni organizaciones internacionales. Una guerra sucia e implacable, donde el pueblo afgano fue y sigue siendo la víctima de una de las experiencias más criminales, con tropas a las que se ha educado en nuevas doctrinas, asegurándose que el impulso básico de esos soldados especiales sea matar al “enemigo” y producir la mayor cantidad de víctimas para provocar el terror absoluto.

¿Ganó Europa en Afganistán, Irak o Libia? ¿Gobierna Europa Afganistán, Irak o Libia, otra invasión sostenida bajo mentiras y falsificaciones increíbles, de supuestos bombardeos del gobierno libio contra la población civil que nunca existieron? ¿Cómo fue posible arrastrar a toda Europa en esta terrible aventura bélica? Allá estaban las tropas europeas peleando una guerra ajena, ocupando países con los que comerciaba con absoluta independencia de Estados Unidos.

Debemos decir lo que nadie dice: Estados Unidos había comenzado ganando la batalla cultural contra esa “segurísima Europa”, sin embargo gobernada en los últimos tiempos por personajes como Nicolás Sarkozy, cuyas viejas vinculaciones con la CIA están apareciendo, confirmando las denuncias de periodistas verdaderamente independientes de la dictadura mediática que nos aplasta, como lo son  la Red Voltaire y su director Thierry Meyssand. O como Silvio Berlusconi, un fantoche dueño y testaferro de los medios masivos de comunicación en su país, los que más daño y degradación sembraron en la sociedad italiana.

 El avance y la toma de posesión de medios y agencias europeas de comunicación en forma casi absoluta por el poder hegemónico mundial, ha logrado ganar una primera batalla en la orgullosa Europa, cuyos pueblos quedaron a merced de una desinformación tan brutal, tan absoluta, que desbarató los bienes culturales que sobrevivían siglos, e incluso hasta sus viejos esquemas coloniales.

Uno bien podría decir que Europa hoy es una región bajo colonialismo, cuyos gobiernos han mantenido a sus pueblos en la ignorancia total de sus acciones y han sido utilizados para los proyectos de control del mundo de la potencia hegemónica.

Y llegó la crisis, el sacudón, el despertar a una realidad ni siquiera imaginada. Al principio se pensó “bueno, la crisis abarca a la periferia de Europa”, pero de la periferia continuó avanzando y fue de Grecia a España y a Italia, y va por Francia, ¿y hasta dónde sigue? Y resulta que Europa es también desplazada de su control colonial en África, donde Estados Unidos creó su propio comando, el Africom, en un principio en conjunto con el comando europeo para esa región, pero ya independizado.

Hasta estos momentos son muy escasos los analistas que como el belga Michel Collon, han estudiado acuciosamente las contradicciones entre EE.UU. y los países europeos, las que aparecieron mucho más claramente cuando el enemigo común de la Guerra Fría desapareció con la caída de la URSS.

En 1992 el Pentágono publicó junto con el Consejo Nacional de Seguridad el “informe Wolfowitz” donde explicaban cómo haría Estados Unidos para mantenerse como la única superpotencia.

Un fragmento del mismo dice: “La política exterior americana debe ponerse como objetivo convencer a sus eventuales rivales de que no necesitan jugar un mayor papel. (Nuestro estatuto de única potencia) debe perpetuarse mediante un compromiso constructivo y una fuerza militar suficiente para disuadir a no importa qué nación o grupo de naciones que desafíen la supremacía de los Estados Unidos. Estos (EE.UU) deben tomar en cuenta los intereses de las naciones industriales avanzadas para desanimarlas por si quisieran desafiar el liderazgo americano o intentaran cuestionar el orden económico establecido. (…) debemos actuar para impedir el surgimiento de un sistema de seguridad exclusivamente europeo que pudiera desestabilizar a la OTAN”.

En otra parte del documento se advierte que “debe mantenerse una potencia militar dominante para disuadir a eventuales rivales que pudieran aspirar a un mayor papel regional o global”. (Michel Collon. Documentos “El juego de la mentira”).

El 5 de diciembre de 2011, el primer ministro francés, Francois Fillon, dijo ante la Asamblea Nacional, al comentar el anuncio aterrorizante de S&P sobre una eventual degradación de la calificación del crédito de 15 países de la zona euro (ZE): “Lo que nos dice (Standard & Poor’s, S&P) es claro: para los inversores, la Zona Euro y Europa tienen necesidad de un marco político riguroso, estructurado, eficaz, capaz a medio y largo plazo de respetar sus compromisos (…) De cierta manera, es un exhorto a una gobernanza política y económica más sólida, y nuestra respuesta no tiene ambigüedad: es el acuerdo franco-alemán elaborado por Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel”.

¿Y de qué se trataba este acuerdo (“Merkozy”, como le llamaron)? Simplemente de imponer una austeridad perpetua exigida desde fuera, proponiendo sanciones automáticas para los desobedientes que violaran los límites impuestos a los déficits presupuestarios, y más aún “anclando límites a la deuda fiscal en las Constituciones de los Estados miembros de la UE”.
La amenaza de los mercados llevó a la mayor claudicación. Lo que muchos jóvenes rebeldes italianos califican como “golpes de Estados económicos”, imponiendo presidentes elegidos por organismos internacionales para ordenar las finanzas públicas, quienes incluso trabajaron para Goldman Sachs (G&S).

Fueron el FMI , la Comisión Europea y el Banco Central Europeo los que nombraron los primeros ministros en Grecia e Italia. “Lo que estamos viendo en la UE, en Estados Unidos y otros países del capitalismo avanzado, es el restablecimiento de la autoridad del capital sobre la sociedad. Para el capitalismo en su forma actual, la democracia es un estorbo, una amenaza intrínseca”, ha dicho recientemente Emmanuel Todd en entrevista con Mediapart.

Las predicciones son apocalípticas en todos los casos. Por lo pronto, el despertar ha comenzado. Las reprimidas rebeliones en Grecia, donde ni en las elecciones hay salida, los jóvenes indignados en España y otros países donde la desocupación ya alcanza a millones de personas. Los suicidados en Italia, país en el que se han cerrado miles de pequeñas y medianas industrias en un corto lapso de tiempo y cuyo interior muestra el rostro del miedo al futuro, disimulado aún en las grandes ciudades. Todo da cuenta de la tragedia que amenaza a Europa.
La imagen de Nicolás Sarkozy derrotado en Francia, el mismo que ordenó comenzar los bombardeos a Libia como un triunfador, cuando en realidad estaba debilitando a Francia –uno de los competidores que Estados Unidos siempre quiso sacar de su camino- lo simboliza todo. 

El rostro de Monti en Italia cuando quiere calmar a la población que mira al vecino suicidado y comienza a entender que le han vendido un sueño eterno por la TV y los medios. Todo está diciendo lo que algunos presidentes de América Latina advirtieron a Europa, como la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner, quien dijo con precisión que no existía ninguna salida, por el camino que ya había transitado América Latina, el de un neoliberalismo a ultranzas.

El rostro envejecido del nuevo presidente español, que subió al gobierno con pase de torero y ahora no sabe cómo salir del ruedo y se escuda en la soberbia.

¿Cuánto puede durar la guerra sicológica del terror sobre los pueblos europeos, con la que hasta ahora paralizan a las mayorías, cuando les dicen que ajustan o lo pierden todo y saben que ajustando es como en realidad lo perderán todo?  El ejemplo de los sucesos en América Latina, el renacimiento después de los huracanes dictatoriales y las dictaduras del neoliberalismo, haciendo surgir como de los volcanes nuevos protagonistas de otra historia que estamos comenzando a vivir.

Mientras nosotros creábamos una integración para la emancipación y la liberación -porque aún somos dependientes y solo podremos sobrevivir como naciones, como humanidad, si al fin rompemos todas las cadenas-, Europa avanzaba en una unión de neto corte capitalista, tan poderosa que parecía invencible. Y el poder hegemónico la quebró gracias a la guerra mediática y cultural que fue ganada. Otro tipo de guerra colonial... ¿Qué vendrá después del diluvio? Hay quienes anuncian el retorno del fascismo, pero ¿podrían los fascistas apagar todos los fuegos del mundo, cuando ya ni las guerras los salvan de la caída, como sucedía en otros tiempos? Hasta los mercenarios que usan y usaron en los países ocupados, como en Libia e Irak, se les rebelan por “falta de pago” de sus haberes de asesinos a sueldo.

Tenemos mucho que estudiar de los “juegos de las mentiras” del poder hegemónico, para no dejar ni un hilo suelto que debilite nuestra resistencia Y sin duda, después de mirar lo que lograron en Europa a través de la guerra mediática, vendida como un eterno y humillante “baile por un sueño”, debemos aguzar la imaginación para derrotar definitivamente a los generales mediáticos, que al igual que en el plano militar, usan mercenarios de las palabras robadas. 

COMENTARIOS (4)

Leer todos los comentarios
W14BJroyEA

This info is the cat's paamajs!

Dfu8mWe4S68e

k.tromokrath an thelete na kaente kapoia pio sovari douleia tha sas elega na exete ena eikoniko poso tn 500 euro k ta mats pou proteinete na grafete poso ta paizete kai na vlepoun oi anagnwstes ean to prosimo einai thetiko h arnhtiko

cheap backlinks

wMohZ8 Thanks again for the blog article. Really Great.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.