Jueves 24 de Agosto de 2017 - 07:36hs. - República Argentina Edición # 1777

Revista #62 Agosto 2014 > Internacional

MUNDIALÍSIMOS

Culmina la Copa del mundo y Argentina, junto al resto de Latinoamérica, se mete de lleno en el plano internacional. En un año pre-eleccionario, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner busca un marco de alianzas propicio para combatir la usura de los fondos buitres y resguardar la soberanía nacional. Europa ganó en Brasil, aunque no tiene tiempo para celebrar demasiado.


Por Lautaro González 

Las visitas de los mandatarios de varias potencias sumado a los actos protocolares y encuentros internacionales marcan la agenda post mundial en América Latina. Así la estrategia de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) abraza la constitución del Banco del Sur y desafía al proyecto financiero global desde la multipolaridad económica, política y cultural.

La presencia de Vladimir Putin y Xi Jinping en Latinoamérica y el Caribe es clave para entender la situación geopolítica actual. Esta multipolaridad expresada en los BRICS, en menor medida en el G-20 y G-77, cuenta con un proyecto propio que pone en jaque el orden global y aprovecha las contradicciones entre los neo conservadores de EEUU y los organismos internacionales como el FMI o el BM.

Asistimos a la disputa inter-imperialista promovida desde el desempeño de las políticas aplicadas por el Consenso de Washington en 1989, la crisis económica global desatada en 2008, el desarrollo de la Unión Europea que avanza como Estado continental y la aparición de polos emergentes que reclaman una restructuración del modo de producción capitalista. El resultado es una gran crisis de hegemonía donde EEUU ve peligrar sus intereses al no saldar la problemática entre la transición de un Estado-nación a un Estado-red global con nodos en los cinco continentes.

Brasil 2014: final del juego y principio de acuerdo

Una vez que el árbitro Nicola Rizzolli pitó el final de juego de la Copa del mundo en el Maracaná y Alemania se alzó nuevamente con un título del mundo, vuelve el tiempo de la política. El mundial de Brasil logró paralizar parte de la actividad social, política y cultural de la humanidad durante julio, para dar paso al deleite de los mejores jugadores, entrenadores, Fan fest y venta ilegal de entradas por parte de la FIFA.

Más allá de las oportunidades erradas por Argentina en la final, el desempeño de su capitán a lo largo del torneo, la entrega de Mascherano y la efectividad en la estrategia a largo plazo de Sabella y sus dirigidos, la selección también fue blanco de duras críticas por parte de las grandes corporaciones mediáticas.

Así como se le achaca el desempeño al gobierno acusado de aislamiento internacional, el Grupo Clarín puso toda la artillería en cuestionar los planteos y las aptitudes de los jugadores del seleccionado argentino a fin de embestir indirectamente contra el gobierno, en clara alusión a los dichos de su entrenador por tener pública simpatía con la actual gestión de CFK y por haber participado en los años dorados de la Juventud Peronista.

Al terminar el mundial y poner fin al sueño argentino, resulta más que meritorio e incuestionable haber llegado a disputar las instancias finales en el Maracaná. Más allá que “la escuela” de donde proviene Sabella no haya quedado del todo conforme al partir de la máxima que “los segundos puestos no sirven”. Desde estas líneas señalamos que el propio Sabella trasciende la disyuntiva Menotti-Bilardo y se aprecia como síntesis al afirmar que “(…) el mundo nos está llevando a que ganar sea casi lo único, pero uno como entrenador tiene que analizar otras cosas, las cosas que favorezcan las condiciones para que uno gane. Porque no se gana por ganar. Hay que buscar la manera, la estrategia, tener buenos jugadores...”

Vuelta la política al orden del día, la cumbre de los BRICS contó con la presencia de Argentina como invitada. Allí se pudo plasmar un principio de acuerdo en la conformación de un Banco de Desarrollo que pone de manifiesto la intención integradora de ese bloque para con la Argentina. Acuerdo que se ratifica con la reciente visita de Putin y Xin Jinping al país.

Soberanía y fondos lúmpenes

Argentina busca definir su política exterior en base a un marco de alianzas internacional, expresada hoy en UNASUR, que le permita robustecer la economía y obligue sanamente a pensar una estrategia a largo plazo desde el sentir nacional en la defensa por los recursos naturales y la planificación sustentable.

Sin perder el reclamo por la devolución de las Islas Malvinas, sino potenciándolo, el espacio se construye desde la UNASUR-CELAC-ALBA en clara presión política hacia el socio más importante del continente: Brasil. De ahí la alianza con los BRICS, desde ahí radica la intención de avanzar en el plano superestructural a confeccionar apoyo internacional e integración política social y cultural.

Así lo expresa la presidenta en Brasilia durante el plenario en el que pide de igual modo una reforma de los organismos multilaterales internacionales, tanto políticos como crediticios, "un orden financiero global que permita el desarrollo sustentable y que sea justo y equitativo”. Un escudo contra la avaricia internacional de los fondos lúmpenes, ya que ni siquiera son parte del negocio de prestar dinero, especulan y punto. La resaca del capitalismo financiero. 

Tras reclamar una reforma de los organismos multilaterales de crédito CFK apunta a que Argentina pueda “honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores, pero en forma justa, equitativa y legal. (…) ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento. No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales”.

De esta manera Argentina se ve gratificada por el amplio apoyo de todos los países respecto de la situación de los fondos. Además se destaca la propuesta que formula Dilma Rousseff durante la reunión de trabajo entre los países del BRICS y UNASUR: plantear una discusión en el G-20 acerca de la reestructuración de las deudas de los países con los organismos internacionales de crédito. “Los países deben tener la posibilidad de renegociar sus deudas de manera soberana. Este es un tema que no sólo afecta a la Argentina, sino a todos los países del mundo", advierte la mandataria.

La vuelta al mundo de la Alemania nazi

Mientras los medios locales se regordean con los festejos mundialistas y violentos del seleccionado alemán, Ángela Merkel, próxima a cumplir ocho años como canciller de la República Federal de Alemania, hace oídos sordos al reclamo anti racista por parte de varios sectores representativos de la política alemana.

El recrudecimiento antisemita de gran parte de la población, incluso es bendecido por varios jugadores del primer equipo de fútbol. Es que durante el festejo realizado en el centro de Berlín al parodiar la actitud de derrota argentina, Müller y compañía, marcaron la diferencia entre el andar con la frente en alto y el paso encorvado que atribuyen a los "gauchos" pampeanos.

El festejo despertó numerosos mensajes de reprobación en las redes sociales, y entre las reacciones más destacadas aparece la de Víctor Hugo Morales: "(…) Pensando como esos jugadores mataron a 6 millones. Con el mismo recorrido mental, con esa creencia de superioridad y esa imbecilidad. Esto me parece una actitud despreciativa (…) esta gente ha hecho muy poco por Alemania, esa que intenta borrar la imagen de que discrimina, se cree una raza superior, y que en nombre de eso cometió asesinatos en masa".

Mientras los alemanes se dan el lujo de romper la réplica de la Copa del mundo en los festejos, otro partido se juega en las altas esferas. Es que la aparición del BRICS sumado a los nuevos mercados emergentes y el reposicionamiento de América Latina y el Caribe a nivel global, hace aún más profundo la propia crisis alemana del Estado- Nación.

Ya no le alcanza a la Alemania pujante de pos guerra velar junto a Francia por la seguridad del euro en el “viejo continente”. El nuevo formato imperialista desplegado a través de ciudades financieras como Nueva York, Londres, Paris, Tokio, Shangai, Frankfurt, Moscú, Singapur, Hong Kong, Bombay, Sydney, San Pablo, México DF o Buenos Aires, obliga a Berlín a tomar partida. No vaya a ser cosa que en el último minuto la pelota pegue en el travesaño y se vaya afuera.

COMENTARIOS (2)

Leer todos los comentarios
ENjWKaVzey

Red eye shadow is amazing! Strange colors on the lids are the best, like oranges, reds, and pinks. Something a little subversive about doing slcgitly-sihkly shades on the eyes. So good!!

8SB9zJs6

I'm imprsesed. You've really raised the bar with that.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.