Miércoles 29 de Marzo de 2017 - 00:13hs. - República Argentina Edición # 1629

Revista #40 Julio 2010 > Medio Ambiente

“La revolución es luchar contra la privatización de la democracia”

“La revolución es luchar contra la privatización de la democracia” Hace un mes, Madres de Plaza de Mayo organizó una conferencia sobre el rol estratégico del agua en la economía global: entender el gran negocio que significa para las empresas multinacionales tener el control del recurso hídrico. El único invitado para disertar fue Renato Nicola, referente para el Movimiento Europeo por los Derechos del Agua y lúcido militante por los Derechos Humanos en Italia. “Miles han vivido sin amor, nadie sin agua” W. H. Auden


Por Manuel López Melograno

Antes de empezar a hablar, Renato Nicola se autodefine como un militante. A juzgar por la fuerza de su historia y la convicción con la que lleva sus ideales, es también un activista de la palabra. Y todo sumado a su apoyo a las Madres de Plaza de Mayo; su lucha pacífica contra la privatización del agua en Italia y el mundo es razón suficiente para viajar a Buenos Aires.

Todo estaba listo el miércoles 21 de abril, a las 19 horas, en el auditorio Juana Azurduy del edificio frente a la Plaza Congreso. Las mismas Madres jugaban de locales y festejaban su 30º aniversario de fundación y el décimo cumpleaños de la Universidad Popular que lleva su nombre. Ocuparon diez sillas blancas reservadas de la primera fila, para escuchar con atención la conferencia sobre “Geopolítica del agua – Luchas y desafíos”.

Presentación formal mediante, Nicola invitó al público presente, en perfecto castellano, a ver un “pequeño filmado” sobre la marcha contra la privatización del agua en Italia, cuya sede fue Roma y a la que asistieron más de doscientas mil personas. La mala calidad de la imagen y un sonido regular del video no impidieron ver, en pantalla gigante, una muestra de que siempre que la población quiere, puede.

Habla Renato

Como ven, era una marcha como es el agua: para la gente, alegre, joven. Esta gente que vino de todos los rincones de Italia, no vino porque un partido le dijo que tenía que venir, vino porque se dio cuenta de que el agua es algo importante.

Cuando yo voy a una escuela y digo que quien maneja el agua nos maneja también a nosotros es una verdad; porque si privatizan el agua es como si privatizaran nuestro cuerpo, nuestra posibilidad de vida, es un poco el líquido amniótico que preserva el feto antes que nazca. Es un montón de cosas: es el elemento que nos permite tomar la sal, que nos permite tomar todos los minerales que nos sirven para la vida; es el elemento que nos da la vida. Más de dos millones de personas mueren cada año por enfermedades transmitidas por el agua, la mayoría son niños menores de 5 años. Y esto lo tenemos que decir.

Hay un sistema perverso – como dicen las Madres - que ha roto el ciclo del agua. El agua nosotros la consumimos, después se regenera, después se la reutiliza, pero se necesita tiempo para hacerlo. Si nosotros no le damos tiempo para vivir otra vez, no lo va a hacer; y el tiempo del sistema económico que tenemos es liberalista, capitalista, financiero, no le interesa el tiempo del agua. Reutiliza el agua mucho más rápidamente de lo que se tarda en renovar; y ese es el problema grande que tenemos nosotros. Pero éste problema nunca lo hablamos en televisión, en televisión ninguno de nosotros habla de agua.

La primera cosa que se muere cuando pasa de bien a mercancía es la información. No se habla de agua porque si no la gente se podría dar cuenta de que hay señores y poderes que quieren chuparse toda el agua del planeta. Y a quién va, a qué precios, a dónde y por qué tiene que ser nuestro interés por el agua. Tenemos que hablar de agua para pensar que es tan importante que hay que preservarla, y que para ello, hay que tocar unos intereses bastante grandes.

Aprovechemos y veamos. Después de la electricidad y el petróleo, el agua es la tercera más rentable dentro de los recursos energéticos, con un negocio de 400.000 millones de dólares al año. En Europa, el tercer lugar en publicidad lo tiene el rubro agua. Las dos mayores empresas de agua del mundo con sede en Francia tienen un presupuesto mayor al de 160 países.

L´acqua e´ un diritto, non una merce

Que el agua es un derecho y no una mercancía puede sonar panfletario e inclusive a veces volverse utópico. Pero el agua, es un derecho, un derecho humano.

Pero el agua es también un negocio. Especialistas de mercado aseguran que el comercio del recurso seguirá creciendo y recomiendan invertir en servicios de agua y saneamiento. Contratar empresas que se ocupen de la recolección, distribución y su procesamiento será una buena inversión para los próximos diez años.

América Latina y Argentina lo saben bien. Existe un mecanismo que se repite en todo el planeta en estos últimos años,  mediante el cual los gobiernos han entregado el agua a manos privadas. El modelo se replica. Una prestación que necesitaba inversión y era un servicio ineficiente se puede resolver pronto, de la noche a la mañana: privatizar el servicio, “ser eficientes y beneficiar a todos”, sugieren las compañías.

Las empresas desembarcaron en países en desarrollo y prometieron inversión. Lo que no sabía la gente era que la inversión era con fondos públicos. Indirectamente, suyos. Instaladas, las compañías aumentaron las tarifas, excluyeron a los que no tenían forma de pagar. A las empresas les interesa el lucro, brindarle agua a la gente.

Si de privatizar y controlar se trata, hay un caso de manual: la ciudad de Cochabamba, en Bolivia. La empresa prestataria estadounidense Bechtel les cobraba el agua de lluvia por metro cuadrado a los usuarios más pobres. Desactivaron los servidores públicos y fue un desastre. La privatización la impuso el Banco Mundial en 1997, bajo la amenaza de no renovar un préstamo por 25 millones de dólares al estado boliviano. De regalo llegó la expropiación de los sistemas de agua comunitarios y la represión ante las movilizaciones de la población, con un muerto y varios heridos. En 2001, el Servicio Municipal de Agua Potable de Cochabamba- más conocido como SEMAPA- fue devuelto a los bolivianos.

Nicola recuerda y dice “estuve allí, donde una multinacional de un día para el otro se compró el agua del país, y hubo una guerra por el agua, porque la gente se rebeló, ha hecho marchas, ha hecho duros choques la población con la policía, serios incidentes, y al final la multinacional ha tenido que irse. Un poco también lo que ha pasado con ustedes acá en Buenos Aires, sentir que el agua es importante ha empezado a reflejar la intención de que una multinacional quiera tomarse el agua”. Nicola termina la frase y luego de una breve pausa, toma un trago de su botella de agua mineral de medio litro, como para no romper con la temática. Mientras hace un paneo para ver los rostros de los que lo escuchan, ve que se cruzan miradas y que las madres siguen ahí sentadas por la causa.

Renato traga el fluido vital y vuelve al micrófono. “Ellos todo lo hacen disfrazados y dicen “nosotros no queremos privatizar el agua, nosotros queremos privatizar la gestión del agua”. Otra cosa que se muere cuando se privatiza el agua es el poder de decisión sobre el agua: una cosa fundamental en la vida que queda en manos de personas que nosotros no elegimos. El presidente de una multinacional dice qué me importa, yo soy el propietario del agua, tú tienes ese problema, resuélvelo tú porque yo tengo el poder. Un presidente que no es bueno, un alcalde corrupto o a un concejal que no es bueno los podemos cambiar; en una multinacional nosotros no elegimos. Entonces tenemos que decir que se escribe agua y se lee democracia”, remata Nicola.

Argentina es un país árido, donde los ríos terminan en el mar y gran parte de sus caudales y energías son desaprovechadas. Para Nicola, un tema que deriva en problema es controlar los ríos: “Son las venas de la tierra, los ríos son muy importantes, una de las guerras que se harán por estos tiempos es la del Nilo, uno de los ríos más importantes del mundo con un enorme acuífero bajo su curso, inclusive más grande aún que el Guaraní. Gran parte del Nilo nace al Sur y mucho de su caudal, llega hasta Egipto. El Egipto que es más desarrollado, más industrializado dice que no hay más agua. Ya existe una guerra entre Sudán y Egipto, y es por la privatización del agua. Israel existe porque les ha robado el agua a los palestinos. Hay gente que está dispuesta a hacer una guerra y por eso tenemos que interiorizarnos bien sobre el agua.”

Para el presidente de las Madres de Pescara de Abruzzo, Italia, las formas de salir a este conflicto de intereses son dos: una, la del mercado, conocida película de la que ya sabemos el final; y la otra, es la cooperación. “Porque el que tiene dinero no tiene que hacer la democracia, pone el dinero y no discute. Pero nosotros, los pueblos, tenemos que discutir, tenemos que ver cómo hacemos. La democracia no es decir “quiero democracia” y en cinco minutos la tenemos. Es un poco más lenta, pero no trae cosas que después tengamos que lamentar. Tenemos que considerar al agua un bien común de la humanidad, no una mercancía de la humanidad. Que no es sólo para la población que pide agua ahora, y que es también de los que tienen que venir; o acaso, ¿qué clase de monstruos somos, si vamos a arruinar toda el agua y vamos a crear hijos que no puedan tener agua?”

Salto cultural

La democratización de la información y la verdadera participación ciudadana en la toma de decisiones son condiciones básicas para lograr un cambio positivo. Lo que hasta ahora en la charla fue análisis y ejemplos concretos se vuelve una salida, curso de acción con un lenguaje claro que se escucha por parlante en idioma castellano con acento italiano: lo que se tiene que hacer es un trabajo puntual de base con la gente. Si tenemos buenas ideas, no sirven si no caminan dentro de la cabeza, dentro del corazón de la gente. Sin un cambio de mente no podemos. Pensamos que pone el voto y ya hemos terminado. Tenemos que ser agentes activos de la vida para poder decir cada vez que consumimos o que vamos a consumir algo, si lo elegimos o no, si vamos ciegos detrás de lo que tomamos y de lo que comemos. Nosotros somos agua y si somos agua la tenemos que defender con nuestra vida, nosotros mismos y esto la gente lo entiende; tanto la persona de Argentina como la persona que está en India que no habla español, porque lo vive.

E- mail bombing

En noviembre de 2009, el Parlamento italiano aprobó una ley que obligaba a los municipios a poner en el mercado sus redes hídricas en 2010. La cuota pública de participación debía bajar hasta el 30%, dejando en manos privadas al menos el 70%, y los Ayuntamientos (municipalidades) debían vender todos los servicios relacionados con el agua y garantizar su transformación en sociedad anónima.

Hay una cierta lógica en la mentalidad de los muchos europeos de pensar que estas cosas sólo pasaban al sur del Río Bravo, en América. Se movilizaron, y entonces uno de los abanderados de la lucha y orador lo cuenta en primera persona. “Cuando hubo la decisione del parlamento italiano de votar la Ley de Privatización, el relator de la Ley nos acusó de ser terroristas, porque su hijo en el recreo de la escuela lo llamó y le dijo “papi, ¿es verdad que estás privatizando el agua?” (risas). Hay que producir un cambio cultural en la idea de la gente”, dice Renato.  Y continúa, “hemos bloqueado todas las computadoras de todos los parlamentarios por una semana, haciendo una acción que se llama e-mail bombing. Cada uno mandaba un mail protestando. Ahora, si esto lo hubiéramos hecho sólo nosotros, los militantes, se habría bloqueado por algunas horas. Pero nosotros no pensábamos que también el ama de casa de cualquier pueblo, al conocer en lo que había participado, iba a preguntar “¿y cómo se hace esto?””

“Así, creo que la gran revolución no es sólo evitar la privatización del agua, es que a través de la lucha de la privatización del agua, luchamos contra la privatización de la democracia, contra la privatización de la política, contra la privatización de nuestra vida, de nuestra manera de pensar. Como han hecho la madres, que han partido de lo que pasó y han socializado la maternidad, yo creo que nosotros tenemos que socializar toda la lucha que hacemos”.

Será cuestión de aprovechar el aire, que todavía no es un negocio que cotice en bolsa, y pensar en el agua como una buena forma de encarar el aquí y ahora.

Y para cerrar- claro- nuestro invitado dice:

“Es bueno que hay gente que nunca había pensado en luchar y en Estambul tomó pedazos de la policía como lo tomé yo, que soy un militante. Porque cuando uno conoce algo, cuando uno ama algo, lo defiende.”
________________________________________________

Renato Nicola
es portavoz de la coordinadora del Foro Italiano de los Movimientos por el Agua y del Abruzzo Social Fórum. Abruzzo es una región situada en el sur de Italia y es considerada una verdadera isla en el mar de las privatizaciones. Gracias a la movilización de la sociedad civil, varias provincias de la zona se han negado a aceptar las privatizaciones y han optado, en su lugar, por emprender reformas para mejorar el suministro público de agua. Los grupos de su sociedad civil defienden un sistema de suministro público de agua participativo, transparente y sostenible desde el punto de vista social y medioambiental.

Agua envasada

"La privatización no es sólo que ponen al mando del agua a una persona particular; privatización es privarnos el derecho por el cual antes éramos libres de tomar agua del chorro, para decirnos que ahora no es buena y vendernos agua en botella. Es increíble que en Europa consumamos tanta agua de botella, cuando el agua de grifo es mejor. Tiene más control, no viaja con el plástico, no produce basura”.

Durante la campaña contra la privatización de los servicios de agua del gobierno del conservador Silvio Berlusconi, en Italia surgió una iniciativa con doble propósito. Nicola cuenta que cuando visitaban las casas, ofrecían una cantimplora para llenar con agua de red. Por un lado, recaudaban algo de dinero para las organizaciones y, por el otro, fomentaban el uso del agua de la canilla, mientras tantos millones se gastan en publicidad las empresas de agua embotellada (entre ellas Coca Cola, Pepsi, Nestlé) en su afán de vender a cualquier precio.

 

COMENTARIOS (17)

Leer todos los comentarios
crorkservice fiverr

O03Evf I'm still learning from you, while I'm trying to achieve my goals. I definitely love reading everything that is posted on your website.Keep the stories coming. I loved it!

crork work

9HhkH1 F*ckin' tremendous things here. I am very glad to peer your article. Thank you a lot and i'm looking ahead to touch you. Will you kindly drop me a e-mail?

good backlinks

8sqPAZ I'm still learning from you, but I'm trying to achieve my goals. I certainly love reading all that is posted on your site.Keep the aarticles coming. I loved it!

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.