Sábado 27 de Mayo de 2017 - 05:04hs. - República Argentina Edición # 1688

Revista #22 Octubre 2008 > Medio Ambiente

El arroz viene marchando


Por Eduardo Henriques

Hace unos meses, el conocido humorista y conductor chaqueño Luis Landriscina, minutos antes de comenzar su programa Mano a Mano con el Campo en Canal Rural, recibió una llamada de sus autoridades. Le pedían que levantara el bloque donde entrevistaba  a Enrique Lacour, presidente de la Fundación Iberá. Este iba a explicar su posición contraria a la construcción de una represa sobre el Arroyo Ayuí, en la localidad correntina de Mercedes, con la que se creará un lago artificial destinado a regar 8.000 hectáreas de plantaciones arroceras. Como el conductor mantuvo la decisión de enviar la grabación completa, el canal decidió levantar el programa y pasar en su lugar un programa ya emitido.

“Parece que están pisando callos de gente grande", le dijo a Lacour, Favio Landriscina, productor del programa. Hacía referencia a las empresas que están a la cabeza del megaemprendimiento: ADECOAGRO, perteneciente al financista húngaro George Soros, y Copra, cuyo titular es José Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín, grupo empresarial que domina el Canal Rural.

El proyecto Represa Ayui Grande es “el emprendimiento arrocero privado más importante del Mercosur”, según Ricardo Freire, administrador general de Copra y apoderado de la UTE (Unión Transitoria de Empresas) que también integran Pilagá (del grupo Adeco) y Tupantuva. “La creación del lago artificial implicará una inversión de 60 millones de dólares, generará unos 1.500 puestos de trabajo y traerá desarrollo para el sur de Corrientes eliminando prácticamente la desocupación en el departamento de Mercedes. Es la primera represa compartida para la provincia de Corrientes, es decir que los productores a los cuales se los inunda con este lago participan todos del emprendimiento, de la inversión y del proyecto productivo”, apunta Freire.

El 5 de julio pasado, en la sede de la Sociedad Rural de Mercedes se realizó una jornada informativa sobre el proyecto donde varios técnicos explicaron la viabilidad económica, legal y ambiental de la obra. En esa oportunidad asistieron el Ministro de Producción, Alfredo Aún, el Ministro de Salud, Adolfo Schneider, y el Ministro Secretario General de la Gobernación, Carlos Fagúndez, entre otros funcionarios provinciales, municipales y legisladores, que con su presencia dejaron claro el apoyo al proyecto de la represa. Unos meses antes el gobernador correntino, Arturo Colombi, había hecho lo propio  al afirmar: “saludamos, acompañamos y felicitamos a este emprendimiento del sector privado que ayudará a solucionar cuestiones sociales y dará nuevas esperanzas de crecimiento a la provincia”.

Aníbal Parera, es biólogo de la UBA,  ex titular de la Fundación Vida Silvestre, está radicado en Mercedes y  forma parte de la Fundación Iberá. Acostumbrado a lidiar con los poderosos en defensa del medio ambiente afirma que “es muy probable que las empresas intenten algún tipo de arreglo con cada uno de los productores cuyas fracciones de campos pretenden inundar, para evitar conflictos legales directos e inmediatos. Sin embargo, otros productores, también afectados, aunque no directamente inundados -por ejemplo quienes se encuentran aguas abajo- no han sido ni siquiera informados”.

Granos de exportación

La creciente demanda mundial de arroz, y la suspensión de las exportaciones de los principales productores del mundo como Estados Unidos, Indonesia e India, entre otros, abre una formidable oportunidad para países como Argentina, que producen en menor escala. Por otra parte, el hecho de exportar más arroz al mundo no impactará en el abastecimiento interno porque la producción de arroz en cáscara del presente año será más del doble del consumo nacional, que es de aproximadamente 6 kilogramos por habitante por año.

En Corrientes la producción de arroz para la campaña 2007/2008 rondó las 78.750  mil hectáreas. La superficie cosechada experimentó un incremento de alrededor de 9.973 hectáreas en relación a la campaña anterior, lo que representa un aumento del 15 por ciento. Los esfuerzos de los productores apuntan desde hace un par de años a ampliar la superficie de plantación en 50 mil hectáreas, aspirando a la diversificación de los mercados e intentando un incremento en las exportaciones que ascienda a 1.200.000 toneladas. Hoy el 50 por ciento de los envíos al exterior tienen como destino a Brasil, han aumentado las ventas a Chile y hay perspectivas para expandir los mercados a Centroamérica. En 2007, la mitad de las exportaciones de Corrientes correspondieron al arroz y este año se espera que superen el 60 por ciento. En este marco se inscribe la disputa por la Represa Ayuí Grande, que estaría ubicada en la zona centro-sur de la provincia, el área arrocera de mayor rendimiento.

La gente de Fundación Iberá reconoce que el arroz en Corrientes es un cultivo con buenos rindes, buenos suelos, buenas condiciones de provisión de agua. En definitiva, una oportunidad para la provincia. Incluso, los humedales artificiales que el arroz propone albergan cierta fracción de la fauna silvestre. “El arroz no es el problema per se”, aclara Parera. “El asunto es qué zonas vamos a afectar para habilitar nuevos campos de arroz, hasta dónde vamos a sembrar, qué superficie y qué proporción de este cultivo. El gran asunto en todo esto es encontrar la medida, y para eso la herramienta que falta es lo que llamamos un Plan de Ordenamiento Territorial”. El gobierno provincial ha manifestado en numerosas oportunidades que lo está armando, pero aún no convocó a ninguna de las organizaciones ambientalistas para participar del mismo.

“Queremos que se entienda que no estamos en contra de la producción de arroz, ni de la generación de empleos”, dice Lacour, “estamos luchando para evitar la desaparición del Ayuí y la violación de Leyes como el Código de Agua de la Provincia, el Código Civil, la Constitución Nacional, la Constitución Provincial, la Ley de Bosques y nos parece que ya es una cuestión nacional y está en la Defensoría de la Nación”.

Salven al Ayuí

Mucho tiempo antes de que la iniciativa fuera presentada oficialmente, varias organizaciones ambientalistas ya habían planteado fuertes críticas a la represa, que sería del tamaño de El Palmar de Colón (Entre Ríos), mayor que la famosa Laguna del Iberá y doce veces más grande que casco urbano de Mercedes.

El argumento principal es que la construcción de un paredón que atravesará el Arroyo Ayuí inundando su lecho completo en un tramo de treinta kilómetros de costas, viola leyes nacionales y provinciales. Las organizaciones ambientalistas consideran “ilegal” que un grupo privado se adueñe de un río para hacerlo desaparecer junto a sus bosques y sus especies animales y vegetales. “No se puede cortar el arroyo y hacer un lago de 8 mil hectáreas”, aclara Lacour. “Esto lo dicen constitucionalistas de todo el país. No es legal, es muy grave, es un emprendimiento privado que avanza sobre un bien público ya que el arroyo es de todos, no de manos privadas”.

En relación al término “adueñar” Rubén Rujana, administrador general del Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) opina que  “adueñarse implica como verbo pronominal, apoderarse de una cosa, hacerse dueño de ella. Pero ambientalmente el proyecto no implicará tomar el recurso Cuenca del Ayuí  subordinando el interés particular (el de la UTE) al general”. También dice que “no desaparecerá la cuenca del Ayuí como tampoco su flora ni fauna asociada”, aunque aclara que “el proyecto  afectaría una porción de monte ribereño y eventualmente podría  transformar el entorno”.  

Antes de aprobar un proyecto semejante Corrientes -como tantas otras provincias- debería desarrollar su plan de ordenamiento de bosques, según lo establece la Ley Nacional 26.331, vigente desde enero. Más aún cuando -tal como está planteado- las hectáreas a inundar para el cultivo de arroz forman parte de ambientes naturales que incluyen pastizales, bosques nativos y son el hábitat natural de por lo menos tres de las cuatro especies declaradas “monumento natural provincial de Corrientes”: el aguará guazú, el lobito de río y ciervo de los pantanos. La modificación del hábitat de estos animales está prohibida en todo el territorio de la provincia. Y esto no sólo lo dicen las organizaciones ambientalistas, figura en el estudio de impacto ambiental realizado por las empresas.

El reservorio artificial recibiría, a su vez, los efluentes químicos de la gigantesca superficie de plantíos, y el destino de la cuenca del río Miriñay (receptor final de las aguas) podría quedar severamente comprometido, no sólo desde el punto de vista ambiental, sino también productivo, pues la cantidad y calidad de aguas disponibles cuenca abajo ya no serían las mismas.

Poco a poco la campaña en defensa del arroyo fue sumando a muchos expertos en medioambiente, investigadores, constitucionalistas, ingenieros, fundaciones, productores, técnicos del CONICET y  miles de ciudadanos. Y si bien aún no está dicha la última palabra, hoy en Mercedes corren fuertes trascendidos que indican que las empresas se han retraído a reconsiderar su proyecto productivo, evitando afectar el curso del Ayuí.

Las hipótesis que se manejan son dos. La primera indica que el gobierno ha optado por correrse de tan compleja situación, luego de haber anunciado una “audiencia pública” en septiembre (que jamás fue convocada). Según la otra, una de las empresas habría preferido bajarse del proyecto, luego de advertir los inconvenientes legales y la débil posición técnica de las evaluaciones ambientales y jurídicas.

Este nuevo panorama no ha hecho bajar los brazos a la gente de la Fundación Iberá, que aguarda expectante. “Esperamos una actitud abierta por parte de las empresas y del gobierno. Ojalá todo esto apunte a barajar y dar de nuevo: debemos pensar en proyectos productivos en beneficio de la gente, pero que no agredan al ambiente y nuestra naturaleza”, dicen en su último comunicado. No quieren que luego de una fuerte oposición nacional e internacional -como pasó en 2005- el tema se enfríe para revivir nuevamente.

“Todos debemos sacar provecho de esta experiencia”, dice Parera. “Debemos felicitar la actitud de las empresas si finalmente se ocupan de producir y dar trabajo, sin afectar el curso del arroyo Ayuí, sus bosques en galería, y en el marco de las leyes vigentes”.

La fundación está dispuesta a sentarse a conversar sobre la necesidad de planear un ordenamiento territorial para la provincia, y exigirle al Estado más presencia y reglas claras. Pero, si hiciera falta, aclara Parera, “todo estará dispuesto como para iniciar nuevas acciones en defensa del medio ambiente y la protección de nuestra fauna y flora”.
 
Peligro tóxico

“El incremento de la demanda mundial de arroz y la consecuente  intensificación de la producción, ha aumentado el uso de fertilizantes y pesticidas, haciendo del cultivo uno de los principales contaminantes de zonas agrícolas especialmente sensibles. El arroz híbrido requiere un uso intenso de fertilizantes y pesticidas, así como mayor cantidad de agua”, explica en su artículo Lo que no se dice del arroz, Graciela Gómez. Según esta abogada y especialista en temas de ecología: “los estudios realizados por el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente y por la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz, detectaron contaminación del agua por glifosato, dentro de los límites permitidos por la ley, esto no es aceptado por los ecologistas que afirman que esas muestras fueron mal tomadas. La arrocera más próxima está a unos 400 metros del límite del pueblo. Las autoridades sanitarias indicaron que desde el 2005, época en que recomenzaron los sobrevuelos con agroquímicos en las plantaciones, y hasta la fecha, las enfermedades alérgicas y respiratorias aumentaron en un 25 y 50 por ciento, sobre todo en niños”.

La paja en el ojo ajeno

El Grupo Clarín, ha utilizado todos los medios que domina -en especial el Suplemento Rural del diario- para apoyar  la construcción de la Represa Ayuí, con argumentos que destacan el aspecto productivo pero nada dicen de los peligros que este megaemprendimiento puede traer acarreados para el ecosistema.
Una actitud diametralmente opuesta a lo que ocurre  con el diario y especialmente con la señal de cable TN, donde suelen dedicar grandes espacios a sembrar conciencia acerca del cuidado del medio ambiente y la protección de nuestra fauna y flora, y denunciar a quienes los dañan. Parece que para estos grupos (a esta altura más económicos que periodísticos), una cosa es hablar de la ecología en abstracto y otra muy distinta descorrer el telón que tapa los grandes negociados, de los que ellos toman cada vez más parte.


La represa en la mira

El 22 de agosto de este año la diputada nacional Ana María Bianchi, del Frente Justicia, Unión y Libertad, presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo sobra la construcción de la represa. Como miembro de la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano Bianchi pregunta cuáles serán las medidas que adoptará el gobierno, en virtud que se trata de un emprendimiento privado que hace uso de un río de propiedad de la comunidad. También requiere información sobre si se ha consultado a las organizaciones sociales afectadas directamente por el referido proyecto y si se evaluó el posible impacto ambiental que tal emprendimiento pueda generar más allá de las fronteras de la provincia de Corrientes.

Con la Represa Ayuí Grande se creará un lago artificial destinado a regar 8.000 hectáreas de plantaciones arroceras que inundará  ambientes naturales que incluyen pastizales, bosques nativos y son el hábitat natural de especies protegidas.

Las empresas que se encuentran a la cabeza del megaemprendimiento son ADECOAGRO, perteneciente al financista húngaro George Soros, y Copra, cuyo titular es José Aranda, vicepresidente del Grupo Clarín, grupo empresarial que domina -entre otros medios- el Canal Rural.

Las organizaciones ambientalistas no se oponen a la expansión del cultivo de arroz ni a la generación de empleos. El planteo pasa por decidir qué zonas se van a afectar para habilitar nuevos campos, hasta dónde se va a sembrar, qué superficie y que todo se haga sin violar el marco de las leyes vigentes.
 

COMENTARIOS (9)

Leer todos los comentarios
crorkz matz

QBQhw9 wow, awesome blog post.Really looking forward to read more. Want more.

awesome seo

gDFpxv Looking forward to reading more. Great blog.Much thanks again. Really Great.

best seo company

78NiWZ I value the blog.Really looking forward to read more.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.