Lunes 21 de Agosto de 2017 - 14:43hs. - República Argentina Edición # 1774

Revista #10 Octubre 2007 > Medios de Comunicación

LA TELEVISIÓN PÚBLICA

Notoria transformación del viejo Canal 7. Entrevista a Rosario Lufrano, Directora Ejecutiva


Por Liliana Díaz

Después de tantos avatares a lo largo de dictaduras y gobiernos democráticos, la televisión pública parece definir un perfil con características propias, en un marco de competencia salvaje delineado por los capitales que controlan la televisión comercial.

No es casual que en este período se haya llegado al extremo de impedir la transmisión de Canal 7 en Mendoza, y restringirla en Bariloche. En ambos casos  están en el medio los intereses de uno de los grupos propietarios del paquete televisivo nacional: Vila - Manzano.

Esta es apenas una de las batallas más visibles, que cobra notoriedad porque supera con creces al simple ninguneo al que sometió sistemáticamente el sistema a la televisión pública durante años. Esto por supuesto cimentado en la concepción burocrática que los diversos gobiernos pusieron en práctica en las administraciones democráticas y que no permitieron un desarrollo de las potencialidades del canal.

La satisfacción de la tarea cumplida

“Cuando llegué al canal hace 16 meses, dice Rosario Lufrano, lo primero que hice con el equipo fue justamente colocar en pantalla el lema de “la televisión pública”. Estoy convencida de que es época de revalorizar lo público. Durante muchos años en la Argentina lo público ha sido sinónimo de sospecha, de corrupción, de negociados, de amiguismo, especialmente cuando se hablaba de Canal 7. Entonces me parecía que era época de empezar a poner este concepto en la pantalla. Por supuesto que al concepto había que darle contenido, no solamente poner la frase, sino que había que hacer para demostrar que realmente íbamos en ese sentido. Creo que éste es un canal de todos los argentinos. Nosotros no le hablamos a clientes, le hablamos a ciudadanos. Había que comenzar a incluir a todo el país, y no pensar siempre en una programación que estaba destinada a competir y mal con lo que suele denominarse la industria: los canales privados. Comenzamos a trabajar con dos tópicos importantes: federalizar en todo lo que podamos e incluir un nuevo plan de repetidoras, porque se decía que canal 7  se veía en todo el país, pero esto no era cierto. Este canal era casi un canal de Gendarmería, destinado a cubrir las fronteras y los pueblos que al mercado no le interesaban. Allí donde había 50 habitantes y el mercado no llegaba porque no era rentable, ahí estaba canal 7. Nosotros creemos que tenemos que estar en la frontera, en esos pueblos y en el resto de los pueblos. Creemos que los ciudadanos argentinos tienen el derecho de ver libre y gratuita esta señal porque es de ellos. No tienen que pagar una señal de cable para ver Canal 7, que es lo que pasa en muchas ciudades todavía. Con esta idea inauguramos la repetidora en Mar del Plata, en la ciudad de Bariloche, inauguramos la repetidora en San Rafael. Tuvimos un problema judicial allí porque el grupo Vila Manzano logró que un juez dictara una medida de no innovar y nos hizo bajar la palanca. Afortunadamente llegó ahora la resolución de la Cámara Federal de Mendoza y volvemos con las transmisiones en San Rafael.

No es casual que esto suceda justamente cuando se comienza a revalorizar la televisión pública…

No, no es casual. Para poder estar aquí hablando contigo fue necesaria la mirada de un gobierno nacional que quiso empezar a tomar los medios públicos y darles la importancia que tenían. Ante esa mirada y esa posibilidad, con un presupuesto y con una decisión política y con un proyecto que es el que me pidieron a mí y presenté, hoy estamos hablando de estas cosas.

¿Cómo compatibilizás tu tarea periodística en la conducción del noticiero central y este rol de funcionaria?

Esto lo hago ad honorem. Por eso sigo haciendo la conducción del noticiero, que es donde gano mi dinero para mantenerme y mantener a mis hijos. Como hago un noticiero creo que no tengo que vertir opinión, simplemente transmito noticias. Quise conservar mi trabajo porque lo quiero mucho y tomé el desafío de mejorar la pantalla desde lo artístico haciendo este trabajo ad honorem.

Si mirás para atrás en estos 16 meses ¿qué cambió?

Cambió todo. Yo creo que valió la pena. Me lo hace saber la gente que nos escribe, que agradece que canal 7 es el único que por ejemplo puede transmitir un mundial de básquet, que ponga los juegos Odesur, o que transmita los Panamericanos o el Preolímpico de básquet, porque como no es rentable o no hay un gran negocio como en el fútbol el resto de los canales no lo transmiten. Canal 7 sí lo hace. Que te agradezcan que pueda tener el cine nacional y nuestros documentalistas trabajando, es el único canal que te puede dar documentales todas las semanas. Que agradezcan que haya vuelto la ficción con producciones propias. Hoy los actores argentinos están en esta pantalla, los de súper renombre y los de  no renombre, todos trabajando aquí, haciendo tres ficciones.

Hacía muchísimo que eso no sucedía en Canal 7…

Hay muchas cosas que en Canal 7 no sucedían hace mucho tiempo. Cuando vos tenés una decisión política, un presupuesto y una mirada que creemos es la acertada, tienen que pasar muchas cosas que hacía mucho que no pasaban. Hace 28 años que no llegaba una cámara. Hoy tenemos todas las cámaras nuevas, tenemos una plint, un móvil satelital, micrófonos, luces, y seguimos avanzando. Estamos licitando los mixers que nos permiten cambiar otras cuestiones técnicas,  y la última etapa es cambiar el transmisor. Todo esto era material del 78. Hoy somos un canal de televisión, antes se trabajaba con las pocas herramientas que se tenían, hay una mirada al país y hay una mirada regional. Estamos articulando trabajos conjuntos con televisiones públicas de otros países: Uruguay, Venezuela, Bolivia,  Brasil. El presidente Lula ha tenido la decisión de hacer una televisión pública que no tienen. Estuvo el presidente Correa de Ecuador y su gente me vino a ver porque están armando la televisión pública en su país y no saben cómo hacerla, entonces vamos a ayudarlos. Hay toda una movida importante en ese aspecto. Yo estoy convencida de que América Latina es un bloque de poder que tiene que unirse para sentarse a la mesa de los poderosos desde otro lugar. Lo nuestro es un granito de arena en este trabajo de la integración.

Vos tenés una larga trayectoria en la televisión privada. ¿De dónde viene esta visión para transformar la televisión pública?

Mi primer trabajo lo hice en una radio estatal, radio Belgrano. Me eduqué en el Estado, en la Universidad de Lomas de Zamora, una universidad nacional. Hice mi primaria y mi secundaria en el Estado, y tiene que ver con una concepción. Ahora, el trabajo periodístico lo hago de la misma manera en el estado o en el ámbito privado. Yo soy periodista, y trato de hacer mi trabajo con la misma excelencia esté donde esté. Es mi trabajo y mi carta de presentación de lo que yo sé hacer, no importa después si el medio para el que trabajo es estatal o privado.

En este momento hay una división muy marcada porque se maneja la información como mercancía. Hay una televisión comercial en la que rige la competencia. ¿Es difícil competir?

Yo no estoy de acuerdo, no creo que haya que competir con lo que se programa a nivel privado. Nosotros estamos contraprogramando. Estoy convencida de que hay que contraprogramar con calidad, con prestigio, con diversidad, con nuestros mejores artistas,yo sé que Canal 7 se va a instalar de otra manera. De hecho es el único canal nacional que tiene la Argentina, es el más visto. Lo que pasa es que las medidoras de rating, que es lo único que tenemos en el país, miden Capital Federal y Gran Buenos Aires. Y ahí hay una lucha de intereses por ver si nos sacan 3 puntos a nosotros y se los dan a Canal 13 o a Telefé o al 9 o a otros. Y los canales chicos son los que más padecen estos problemas. Chicos en cuanto al rating que te da Ibope. Ibope te confiesa que no puede medirte, no tiene herramientas para medir esta pantalla, porque de verdad se ve en casi todo el país. Entonces, cuando vos no tenés una herramienta que te pueda medir, de qué rating estamos hablando. Ibope dice que tiene Capital y Gran Buenos Aires, yo tengo otro rating, que es el país.

Ahora la Universidad Austral está trabajando con un índice de calidad de audiencia…

Tiene un observatorio de televisión. Lo que hace es medir distintas variables, por ejemplo: cómo estás ubicado en el uso del lenguaje, en los valores que transmitís, en la disposición de las cámaras, iluminación o escenografías. Todo eso te da una ubicación. Canal 7 está en segundo lugar y algunas de estas variables está primero, en otras está tercero o cuarto. En el uso del lenguaje y en los valores está primero, y tenemos que mejorar nuestro puntaje en los otros, pero estamos muy bien ubicados.

¿Cuál es la incidencia que tiene esta revalorización de la televisión pública en este momento político de la Argentina y en la construcción de ciudadanía?

A mí me parece fundamental. Qué mejor herramienta que un medio de comunicación masiva para la construcción de ciudadanía. Tenemos que remontar el significado de lo que es ser ciudadano. Venimos de un período oscuro, negro, doloroso en la Argentina donde qué era ser ciudadano. Y qué es ser hoy un ciudadano. Ser ciudadano tiene dos dimensiones, una objetiva y otra subjetiva. Una es lo que dice la ley, sos ciudadano por tales motivos. Pero también ser ciudadano es tener conciencia de eso, y ahí es donde trabajamos nosotros. Si vos no sabés qué derechos tenés, no los podés ejercer, no podés exigir que se cumplan. Y esta pantalla está para eso. Para que tengas conciencia de que sos ciudadano. Por eso la gente de San Rafael, que tiene conciencia ciudadana salió a la calle, se movilizó y defendió esta señal pública, a pesar de los intereses privados que allí se jugaban.

¿En Bariloche también hubo problemas no?

Estamos teniendo problemas porque el mismo grupo hace que la pantalla se vea de 24 a 11 de la mañana, y el resto del día nos pone en negro. Ya vamos a dar pelea ahí también y la vamos a ganar.”
 

COMENTARIOS (7)

Leer todos los comentarios
wnLQkIG6fx4

Manngni’s value appears to be toast this year and Henne’s got a shot in the arm (though I’m still not a Henne fan.)  Only time will tell if the Henne pickup makes sense, but who would have thought that this would

crorkz matz

9egqc9 Thanks so much for the post.Really thank you! Awesome.

crorkz matz

DqeKnE A big thank you for your blog post.Much thanks again. Will read on...

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.