Lunes 29 de Mayo de 2017 - 06:33hs. - República Argentina Edición # 1690

Revista #32 Octubre 2009 > Medios de Comunicación

¿Qué hubiesen encontrado los inspectores de la AFIP en Clarín?

El intento de inspección de la Administración Federal de Ingresos Públicos y de los controles de la Seguridad Social fueron noticias en los primeros días de septiembre. A un mes del hecho, y casi apagados los fuegos de las quejas, aquí satisfacemos una curiosidad general. Qué había en el edificio de la calle Tacuarí.


Por Pablo Llonto

  1. Más de doscientos contratos truchos de pasantes jóvenes a quienes explotan - en Olé y Clarín -bajo acuerdos violatorios de la ley 12.908, Estatuto del Periodista. La norma, vigente desde el año 1947, establece que en el gremio de prensa quien supera los 30 días de trabajo debe ser incorporado a la planta permanente.
  2. Los mails secretos de los redactores que se preguntan: ¿cuándo permitirán las asambleas y nuestro derecho a elegir representantes gremiales? Clarín y Olé forman parte de una empresa del grupo Clarín donde se ha impuesto la mano policial y dura que impide toda actividad sindical desde hace nueve años.
  3. Decenas de ejemplares de cartas enviadas a la Directora de Clarín, señora Ernestina Herrera de Noble, por los fotógrafos de Clarín. Desde 1994 Clarín obliga a sus reporteros gráficos a ceder, por nota a la viuda de Noble, sus derechos de autor para que de esa manera la empresa pueda usar una foto en cualquiera de los veinte medios que posee, sin pagar un centavo por cada republicación. Curiosamente, la Ley de Propiedad Intelectual, es decir, la que protege los derechos de autor del fotógrafo, fue obra de Roberto Noble, el fundador de Clarín.
  4. Los legajos de sus empleados, con la constancia de los seguimientos y espionajes ideológicos realizados por empresas de seguridad privada, contratadas por Clarín, antes del ingreso laboral y mientras están trabajando. En esos legajos, se destacan dos rubros: “actividad ideológica”, “actividad sindical”.
  5. Los asientos contables truchos por los que facilitaba dinero a los delegados sindicales favorables a la viuda de Noble, para que evitasen reclamos, asambleas y protestas del personal. Esos delegados fueron echados de las reuniones sindicales a mediados de 2000, cuando los trabajadores de Clarín se rebelaron (ante tanta injusticia) y les pidieron la renuncia. En la justicia se comprobó que los “delegados patronales” habían recibido “préstamos a descontar mensualmente” de más de 60.000 dólares que jamás se les descontaban de los salarios.
  6. Los listados del personal “facturero” que trabaja en Clarín. Abundan los llamados “proveedores”, quienes en realidad son periodistas o fotógrafos que deben presentar boletas como si fueran personal autónomo cuando en realidad deberían estar encuadrados como efectivos. De esta manera, Clarín evade el pago de cargas de seguridad social y de aportes de Obra Social.
  7. Los “papeles secretos” de la adquisición de Papel Prensa en la época de la dictadura, por los que se demuestra que Videla le entregó la fábrica de papel para diarios, sin que Clarín abonara el valor real de la empresa.
  8. Las listas de todos los correctores de Clarín y Olé despedidos por la empresa, que convirtieron a ambos diarios en los únicos grandes medios de la Argentina en que una máquina pretende reemplazar al certero ojo humano. Por eso, en Clarín del 18 de septiembre, “Santa Fe” lleva tilde.
  9. Los reclamos de horas extras de centenares de trabajadores, pidiendo que se les paguen las horas extras a las que son forzados a trabajar, después de las seis horas que marca el Estatuto.
  10. Los asientos contables denunciados por Hernán Arbizu (ex Banco Morgan), que registran llamativos depósitos en paraísos fiscales y en cuentas a nombre de Ernestina Laura Herrera de Noble (U$S 154.482.039,49), Antonio Román Aranda, accionista de Clarín (U$S 9.328.975,06), Alma Rocío Aranda (U$S 9.328.524,99), Grupo Clarín Services LLC (U$S 3.766.877,90), entre otros.
  11. Las firmas de muchos periodistas, escondidas en los cajones, avergonzadas de tantos artículos que los jefes Magnetto, Kirschbaum y Roa obligan a escribir a favor del Grupo y bajo el consejo: “si querés, no firmés la nota, pero la tenés que hacer sí o sí”.
  12. Las cenizas de la revista Mística, una de las mejores revistas de la prensa deportiva argentina, que fue cerrada en noviembre de 2000 porque para la empresa era un lugar de librepensadores y de periodistas que no podía controlar.
  13. Los ejemplares amarillentos de “El Clarinete”, el diario interno de los trabajadores de Clarín, en cuyas páginas constaban los más variados incumplimientos laborales e impositivos que comete “El Grupo”. 

COMENTARIOS (21)

Leer todos los comentarios
crorkzz

qNusqD Thanks for the blog.Really looking forward to read more. Keep writing.

fiverr crork

C5XZHf I am always looking online for articles that can help me. Thank you!

phLmH1EZJ

It's a pleasure to find such raiatniltoy in an answer. Welcome to the debate.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.