Lunes 24 de Julio de 2017 - 23:37hs. - República Argentina Edición # 1747

Revista #37 Abril 2010 > Medios de Comunicación

¿Y vos chabón, de qué lados estás?

Desde el poder judicial, los medios-masivos-concentrados-de- comunicación, ciertos sectores del periodismo y algún político de cabeza grande, se intenta negar el pasado, licuarlo y relativizar cuestiones del presente que deberían ser útiles para constituirnos en una sociedad adulta en donde prevalezcan la justicia, la verdad y la sensatez.


Por Ignacio Fittipaldi

La in-seguridad no es sólo la concreción frecuente de delitos


Ojalá el problema de fondo sobre la in-seguridad fuera responsabilidad predominante de los menores y su participación fluida en el delito. Entonces, meta palo para ellos; entonces, amedrentamiento constante sobre ellos; entonces, la calle un mal lugar para los pibes; entonces, marche  un código contravencional. Entonces y así, casi casi tendríamos solucionado la problemática de la in-seguridad.

Pero el problema es que los menores no son los responsables predominantes sobre la cuestión de la in-seguridad, el 75 % de los robos y hurtos cometidos durante el 2007, último año en el que se publicaron datos oficiales sobre estadísticas de criminalidad, fueron cometidos por mayores de 18 años. A tres años de esas estadísticas no hay ninguna razón que haga pensar que esos porcentajes se hayan disparado hacia arriba o hacia abajo, por lo tanto tienen vigencia.

Pero no alcanza con culpar a los menores, fundada o infundadamente, parte del problema de la in-seguridad es Chiche Gelblung en el aire de Radio Mitre –medio del Grupo Clarín- haciéndose el que no se acuerda de por qué el día de la Memoria se celebra el 24 de marzo. El conflicto histórico es que en este país, o mejor, en este momento histórico de la Argentina, hay una parte del poder judicial que se resiste a que los juicios por la verdad, castigo y justicia se desenvuelvan con un poquito mas de celeridad que el tiempo que una tortuga emplearía en unir caminando el Valle de Caucete, San Juan, con la casa de Divina Gloria en Balvanera. El inconveniente es que ese mismo jirón del poder judicial impide el libre desarrollo, la implementación, de la Ley de Servicios Audiovisuales, debatida y aprobada en el Congreso de la Nación. El incidente es que esa misma justicia es la que obtura el procedimiento que debería redundar en conocer una verdad velada y vedada acerca de quiénes fueron los padres de Felipe y Marcela Herrera de Noble –o al menos saber quiénes no son y cómo los obtuvieron-, ya que, aunque Elisa Carrió diga que “ellos son nuestros hijos” -o sea, sus hijos-, eso no es prueba suficiente para la justicia que, en este caso repleto de singularidades, vela y veda identidades apropiadas y prohibidas.

¿Sobre el fin de las ideologías? Fukuyama la pifió

Esta andanada en la que patean juntos medios-concentrados-masivos-de-comunicación, periodistas 50% independientes, jueces, abogados, militares y dirigentes políticos es, verdaderamente un núcleo que los apandilla desde la coincidencia ideológica. No es que articulan dispositivos para obstruir por obstruir, como quien pone un sapo en la vía del tren para que reviente cuando el rápido Constitución-La Plata circule. Antes bien, están convencidos de lo que hacen porque creen en ello, porque han sido partícipes -porque lo son- colaborando de múltiples maneras con el poder bestial de la dictadura setentista y otras. Son parte de ese ovillo en el que se erigen de demócratas mientras pugnan por un statu quo de características indecibles, entonces juegan a lo subliminal, a lo escondido, a lo subrepticio; por momentos no pueden porque los une la sed de venganza, ni siquiera el espanto, y eso entorpece mucho las cosas. Pero cuando se afectan los intereses que los aglutinan, ahí echan toda la contundencia de lo que Gramsci denominaba Bloque Histórico, muestran las uñas filosas, largas y su capacidad de daño. Pero son eso, animales cebados en busca de más sangre, son peligrosos, claro, pero por suerte están del lado de enfrente, muy de enfrente, y en este proceso, cada quien se va poniendo el traje que mejor le sienta.
Sensatez y sentimiento.

Macri, por ejemplo, ha decidido ir adelante con la sanción penal de quienes usen capuchas y limpien vidrios o cuiden coches en la Ciudad Autónoma de Bs.As. Está claro, Macri tiene una sensatez que a otros les falta o esconden.
Otro ejemplo consistente es la Cámara Penal de Apelaciones de La Plata, que habilitó a la Policía bonaerense a demorar o detener a menores en dicho distrito por contravenciones, averiguación de identidad, pedidos de captura o para ser entregados a sus familias. Así, la cámara niega el pasado reciente, niega el caso Walter Bulacio y el caso Luciano Arruga, ambos detenidos y asesinados en sedes policiales, pero la lista es larga. Se une así a este Bloque Histórico que también compone cierta dirigencia política, asumen en tándem que no se sabe qué hacer con las consecuencias de diez años de neoliberalismo puro, asumen que esta sociedad ya no es para Todos  porque hay un Otro, al que se piensa como enemigo social, patológico, que debe ser policializado, institucionalizado y controlado a como dé lugar, incluso inconstitucionalmente.

La obscenidad de todos los actores en su desenvolvimiento cotidiano va dejando al desnudo su naturaleza intrínseca.
 

COMENTARIOS (6)

Leer todos los comentarios
tE9QI6BZu70

Never seen a beettr post! ICOCBW

gryWnuDyW

Action requires knelwedgo, and now I can act!

crorkz matz

7UQQlW Thanks-a-mundo for the post.Really looking forward to read more. Keep writing.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.