Miércoles 29 de Marzo de 2017 - 04:10hs. - República Argentina Edición # 1629

Revista #35 Febrero 2010 > Medios de Comunicación

Operaciones de prensa S.A.

(Ex) Servicios de inteligencia y sus “agencias periodísticas”, militares procesados por crímenes de lesa humanidad y sus apologistas, la “noticia basura” como mercancía, el espionaje y el rol de Raúl Moneta, Daniel Hadad y el Grupo Vila-Manzano. Periodistas que compran y venden información de la “SIDE paralela”, para hacer sus “operaciones de prensa”. El rol clave de Clarín, La Nación y Perfil. Conozca las “cuevas secretas” que destapa la operación montada contra el programa de la televisión pública “6,7,8”.


“Toda noticia es un mandato de conducta”
William Burroughs

“La verdad sin interés es reemplazada por una mentira emocionante”
Aldous Huxley


Por Juan Manuel Fonrouge

Hace un año, en esta revista, titulábamos “No estamos solos” a una noticia de nuestra sección “breves”. En ella hacíamos referencia a la salida al aire por la Televisión Pública del programa “Seis en el siete a las ochos” (6,7,8), donde saludábamos que el canal estatal volviera a tener un programa de análisis político después de mucho tiempo.

Entre otras cosas, el programa se distinguía por poner en evidencia el rol de los monopolios mediáticos, en un año clave para la comunicación, donde se pronosticaba el dilatado tratamiento de la nueva Ley de medios, además de reflejar opiniones con un aire distinto al monocorde discurso de las corporaciones mediáticas.

Como era de prever, el programa fue rápidamente catalogado de “oficialista”, algo que conocemos a la perfección desde nuestra revista, y se orquestaron infinidad de notas injuriosas contra el programa y sus periodistas.

Algunas veces con chicanas, como las de Editorial Perfil, nombrando como “Peor periodista del año” a Orlando Barone, o grandilocuentes investigaciones, como la de unos anónimos estudiantes de la Maestría Clarín, publicada en el mismo diario, donde nos alertaban sobre los “20 mil pesos más IVA” que le cuesta “a todos los argentinos” por día, la salida del programa al aire.

Pero la corporación mediática iba a retomar sus ataques con más furia que nunca, luego de que el programa mostrara una cámara oculta anónima, que ya circulaba por Internet. El video en cuestión, de 17 minutos, mostraba un supuesto cobro de dinero por parte del editorialista de La Nación, Carlos Pagni, por haber realizado una operación de prensa a pedido de falsos empresarios, en contra de la empresa petrolera Repsol - YPF.

El periodista de La Nación “percutado”

En el video se ve claramente como el ex vocero de Repsol - YPF, Fabián Falco, le recomienda a los empresarios “truchos”, el nombre de Carlos Pagni de La Nación, para hacer la operación contra la empresa petrolera.

El intermediario era Juan Manuel Romero, colaborador periodístico de Pagni. Ambos aseguraron que el video es falso y que “fue editado”, pero al menos cuatro artículos periodísticos con los datos recibidos en aquellas reuniones fueron publicados por el editorialista de La Nación, todos ellos falsos.

En el mismo programa, los periodistas del ciclo, se mostraron cautos ante el video, aunque el daño ya estaba hecho: por primera vez se mostraba, ante el público masivo, como se realiza una “operación de prensa” a cambio de dinero y con información falsa para perjudicar a alguien.

La prudencia de los panelistas y la conductora, como así también del invitado del día, Carlos Heller, no tenía que ver tanto con la información que mostraba el video, sino con el hecho de que la cámara oculta no llevaba firma, lo que dejaba abierta la posibilidad de que se tratara, más allá de la veracidad de los hechos, de “una cama” realizada al periodista de La Nación, posiblemente por “servicios”.

“6,7,8” en la mira

La información saltó rápidamente a los grandes medios. Se hicieron eco los medios de los grupos Clarín, Perfil y el diario La Nación. Se denunció en una noticia, que luego mereció la opinión iracunda de varios columnistas, que María Julia Oliván cobraba “90 mil pesos por mes” y los columnistas tienen sueldos que “oscilan entre los 40 mil pesos (para Carla Czudnowsky y Sandra Russo, por ejemplo)”, y de “hasta 80 mil pesos (en el caso de Orlando Barone)".

También se hacía correr el trascendido de que el humorista Diego Capusotto cobraba “200 mil pesos por mes”. En todos los casos, no se mostraban pruebas, y los periodistas, la productora PPT y Canal 7, coincidían en que los números eran “un disparate”.

Violando los propios “manuales de estilo” (una especie de declaración de principios y actuación profesional que tienen la mayoría de los grandes medios) donde se afirma que “toda información debe ser debidamente chequeada”, fue publicada esta información, sin aclarar que los sueldos no dependen del canal, y que la encargada es la productora, ya que el programa es una coproducción, donde el canal sólo aporta la técnica y la infraestructura.

Pero siguiendo el circuito, la información de los sueldos de “6,7,8”, hasta llegar a las grandes corporaciones mediáticas, podemos conocer la oscura trama de relaciones entre el poder económico mediático y los (ex) servicios de inteligencia.

La novia de Frankenstein

Silvia Mercado fue la periodista que publicó por primera vez, el 4 de noviembre de 2009, el supuesto monto de los sueldos de los periodistas de “6,7,8” y el de Diego Capusotto, en su intrascendente blog “El Aguijón Online”, que cuenta tan sólo con 15 seguidores, pero parece ser lo suficientemente confiable como para proveer de noticias a los grandes medios.

La periodista dice en su blog que intentó chequear la información con el Jefe de Prensa de Canal 7, “Ricardo Olivieri”, (suponemos que se refiere al Gerente de Relaciones Institucionales y Prensa, Roberto Olivieri), pero que no obtuvo respuesta, por lo que decidió publicar la información como “versiones”.

Resulta poco creíble, que alguien que conoce el oficio de la prensa institucional, espere que un jefe de prensa tenga como misión difundir tal información, más si se trata de personas que no están en relación de dependencia con Canal 7.

Silvia Mercado lo sabe, porque fue jefa de prensa de Felipe Solá, mientras el ex gobernador era Secretario de Agricultura durante el gobierno de Carlos Menem. Hoy Mercado se presenta como “especialista en información agropecuaria”, siendo columnista del sitio agrositio.com.

Mercado no llegó a ese puesto de forma casual. Fue hasta unos años la mujer de Héctor H. Huergo, quien se desempeño como Director del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) durante la gestión de Solá durante el menemismo.

Huergo fue el gran lobbysta de la soja RR (transgénica) y actualmente de la “Siembra Directa”, principalmente como Director de Clarín Rural desde 1971, y desde mediados de la década de los 90, como dueño del Canal Rural, lo que refleja que negocios, política y medios estuvieron grotescamente entrelazados en el menemato.

El ingeniero agrónomo e historiador Alberto Lapolla, ex compañero universitario de Huergo, expresó en Página 12, que en la década de los 90, el periodista de Clarín, “era un empleado de Monsanto (…) transfirió el capital genético estratégico para el país a las empresas privadas como Monsanto y Nidera, les permitió el acceso a los archivos secretos del INTA, cuyos equipos de investigación también fueron comprados por estas empresas. Esto le permitió a Monsanto crear la soja RR sobre la base de la variedad de soja natural desarrollada en la Argentina para los suelos del país. Quienes estaban en desacuerdo fueron despedidos del INTA”.

El mote de Frankenstein no es casual. A Huergo se le atribuye la frase, “hoy la biodiversidad se hace en los laboratorios”, cuando el integrante del Grupo de Reflexión Rural, Jorge Rulli, lo cuestionó por las consecuencias que genera la utilización del herbicida Glifosato en plantas y animales (incluidos humanos).

Nadie puede juzgar a alguien por una relación marital del pasado, pero esto demuestra que Mercado no es una ingenua “bloguera” que ante un mail anónimo decide publicarlo, exigiéndole a los periodistas de “6,7,8” que “corresponde que digan cuánto ganan, porque tienen un contrato con el Estado y su sueldo lo pagamos entre todos”.

Sin dudas, las consecuencias de las políticas de su esposo, avaladas por ella desde su cargo en la Secretaria de Agricultura, son una carga mucho más pesada para el país, que seguimos pagando “entre todos”, además de reflejar una actitud temeraria e irresponsable, al haber difundido información de dudosa procedencia, mientras que amenaza desde su blog a seguir vendiendo pescado podrido “en la medida que tenga tiempo”.

‘Servicios’ de comunicación: Seprin, Urgente 24 y La Política Online

Como vimos, Mercado no es una inocente periodista en busca de la verdad. Su próximo paso, fue difundir la información en el programa radial “Esta lengua es mía” que conduce José Benegas, por FM Identidad.

Benegas, es un ultra liberal, organizador de las movilizaciones en contra de la estatización de los fondos de las AFJP, confeso admirador de Bernardo Neustadt y ex columnista del programa “Fuego Cruzado”, conducido por Marcelo Longobardi y Daniel Hadad.

Es integrante de la Fundación Atlas (ver aparte), que lleva su nombre por el libro “La rebelión del atlas”, novela decimonónica del racismo, el individualismo y el liberalismo económico, que en plena post guerra, plantea que la decadencia de EEUU proviene de la intervención del Estado, algo bastante anacrónico a la luz de los últimos acontecimientos internacionales.

Benegas, fue el operador de la campaña en contra de los artistas León Gieco y Mercedes Sosa, entre otros, difundiendo cuánto cobraban por parte del Gobierno nacional. Una verdad a medias, ya que los presupuestos, incluían traslados, honorarios de todos los músicos que integraban los elencos, y demás gastos, y no sólo los cachets de las figuras principales, algo que no se informaba.

Como en el caso de los sueldos de “6,7,8” y Diego Capusotto, en este caso la revista Noticias, Perfil, La Nación y los portales de los servicios de inteligencia Seprin.com y Urgente24.com no dudaron en poner en tapa la información en forma de “escándalo”.

Benegas tiene como columnista de su programa radial, además de Silvia Mercado, al (ex) servicio de la Side Edgar Meinhard, Director del portal Urgente 24 y escribe para el portal patagónico BWN, donde comparte espacio, entre otros, con el actual Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Esteban Bullrich, y la procesista Cecilia Pando. El portal tiene publicidad tanto de Seprin.com como de Urgente24.com.

De hecho, luego del programa radial, el primer medio donde se publicó el informe de los sueldos, antes de saltar a los grandes medios, fue en la agencia Urgente 24, en reiteradas notas de Jorge Héctor Santos.

Santos fue Director de radio Mitre en la década de los `90, y hoy se mofa de su ex empresa por haber perdido el primer puesto en el share en manos de su competidora Radio 10. El odio que expresa en sus notas hacia su ex radio, quizás sólo sea equiparable al odio que manifiesta contra el oficialismo.

Pero Silvia Mercado no está ajena a las agencias vinculadas a los (ex) servicios de inteligencia, acostumbradas a realizar operaciones de prensa. Como ya vimos, comparte un programa de radio con el ex Servicio Edgar Meinhard, pero eso no es todo.

Operaciones Online

La ex esposa del directivo de Clarín aparece como una de las columnistas principales del portal La Política Online, cuyo director es Ignacio Fidanza, hijo del fallecido Amilcar Fidanza, responsabilizado por cumplir tareas de contraespionaje durante la última dictadura militar, y ya en la década de los `90, refugiado en la SIDE, desde donde orquestaba operaciones de prensa para el ex presidente Carlos Menem.

Ignacio Fidanza conoce el oficio de difamador. Fue el segundo Director que tuvo el semanario “El Guardián”, hoy convertido en un objeto de culto del periodismo bizarro. El periódico era propiedad de Urgente S.A. (el nombre no es menor), empresa de Raúl Moneta.

Pero, como afirmamos, Fidanza no fue el primer Director del semanario en el cual el ex banquero menemista orquestaba operaciones de prensa contra sus enemigos, junto a sus socios, del Grupo Vila-Manzano y el empresario Daniel Hadad (ver aparte).

Quien precedió a Fidanza en la dirección del pasquín fue, nada más y nada menos, que el (ex) Servicio de inteligencia, Edgar Mainhard, actual Director de Urgente 24.

Los chismes anónimos, los trascendidos, las injurias, las operaciones de prensa, parecen haber hecho escuela en Fidanza y Mainhard, y hoy utilizan los mismos recursos desde sus agencias de noticias: La Política Online y Urgente 24.

Pero la carrera de Fidanza ha sido prodigiosa, si hablamos de medios que podríamos llamar “de culto”. Con la desaparición del semanario “El Guardían”, Fidanza llegó a la Dirección de la revista “La Primera”, otro pasquín semanal de corta duración, propiedad de Daniel Hadad.

“La Primera” es recordada por su tapa de corte racista y xenófobo en la que titulaba “La amenaza silenciosa” un informe sobre la inmigración de países limítrofes a la Argentina. Pero Daniel Hadad no sólo se vincularía con Fidanza.

Según las propias palabras del (ex) servicio de inteligencia, Edgar Meinhard, la agencia Urgente 24 “nació en la parrilla Piegari, en el barrio porteño de la Recoleta, cuando Daniel Hadad me invitó a participar de lo que luego sería Infobae.com (…). Hadad quería modificar el diario BAE a partir del sitio que se llamaría Infobae y utilizar a la plataforma en Internet como eje de un multimedios”.

En la actualidad, todo indica que La Política Online estaría financiada por Francisco De Narváez. Incluso, desde la agencia se viene tanteando la candidatura presidencial del magnate, quien ya asumió sus aspiraciones para 2011, siendo Fidanza el primero en lanzarlo desde sus editoriales.

La mafia de los mails

En 2006, circuló por los medios un informe presentado por el “Proyecto Nacional de Seguridad Teleinformática de la Universidad de Buenos Aires”, en el cual se afirmaba que en la Argentina se "pinchan", de manera ilegal, alrededor de 48 mil líneas telefónicas y casillas de mail por día.
Según el informe de la UBA, la información se recala a través de unas máquinas llamadas Data Voice Call Recording and Acquisition Units (DVCRAU), capaces de grabar miles de conversaciones y además "chupar" mails a través de la red de fibra óptica de las telefónicas.
La SIDE cuenta con varios de estos aparatos, pero que, en teoría, sólo son utilizados por la sección "Observaciones Judiciales". Por lo tanto, se realizan sólo mediante una orden judicial, por lo que el espionaje es realizado en su mayoría por empresas de “seguridad” privadas, manejadas por ex agentes de la SIDE y la CIA.
En un trabajo realizado en 2006 por la misma universidad, se detectaron al menos cuatro DVCRAU funcionando de manera ilegal en el país (puede saberse mediante el número de serie de los utilizados por la SIDE).
El informe de la UBA se dio en un contexto especial. Ese año, Edgard Mainhard publicó en Urgente 24 un e-mail de la casilla personal del ex Jefe de Gabinete Alberto Fernández. Mainhard consideró en su agencia que “la responsabilidad de un periodista es verificar la información, no cuestionar su procedencia”, argumento esgrimido por los torturadores.

Paralelamente, como en una competencia para posicionarse como el portal “oficial” de lo que fue denominada “la SIDE paralela”, Seprin.com se desbocó, y publicó infinidad de estos mails, producto de los actos de espionaje contra funcionarios y personajes de la farándula. Había mails para todo los gustos: Alberto Fernández, Aníbal Ibarra, Raúl Zaffaroni, José Pampuro, Graciela Giannettasio, Héctor Magnetto, Carmen Argibay, Daniel Scioli, Jorge Taiana y Héctor Timerman, entre otros.
La información no estuvo mucho tiempo en la web. Publicarla había sido un error para Héctor “Kolla” Alderete, Director del “Servicio Privado de Inteligencia” (siglas de Seprin), quien optó por salir a recorrer oficinas de prensa para extorsionar a funcionarios, amenazándolos con difundir información privada si no aportaban mensualmente al portal. Alderete se había “desmadrado”, según afirmaban sus colegas.

La justicia no tardó en actuar. La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, ordenó varios allanamientos, entre ellos al ex jefe de la SIDE y paladín de la defensa de la represión militar, Juan Bautista "Tata" Yofre, y al Director de Seprin, Héctor Alderete, entre otros (ex) agentes de inteligencia.

No resulta extraño, para los que frecuentan estos portales, que en los allanamientos se hayan incautado armas de fuego, literatura nazi y documentos que darían cuenta de estrechos vínculos entre los acusados.

Pero las pruebas más importantes recabadas en los allanamientos se encontraron en la casa del Director de Seprin: miles de e-mails impresos producto de los actos de espionaje.

¿Quién pagaba las “investigaciones”?

Para que haya un acto de espionaje de este tipo, debe haber un interesado en pagarlo. El ex Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, contactó por entonces al “pingüino” José Francisco “Paco” Larcher, Subsecretario de Inteligencia de la SIDE, para investigar quién estaba detrás de los actos de espionaje, donde Juan Bautista "Tata" Yofre, Héctor Alderete y Edgar Mainhard, entre otros, aparecían como intermediarios, facilitadores de un servicio de espionaje para terceros.

En el informe de “Paco” Larcher consignado al ex Jefe de Gabinete Alberto Fernández, los nombres de los clientes de los (ex) servicios de inteligencia eran más que elocuentes, y todos vinculados al periodismo y a los medios de comunicación: Carlos Pagni y Mariano Obarrio de La Nación, los empresarios de medios Raúl Montea y Daniel Hadad, Darío Gallo, ex editor ejecutivo de la revista Noticias y actual editor de perfil.com, y Jorge Rial, a quien le habrían provisto información de personajes habitués de su programa “Intrusos”.

La información podrida nuestra de cada día


La conclusión que salta a la luz es que periodistas y empresarios de medios están estrechamente vinculados a la obtención de información con métodos ilegales, como escuchas y hackeos de casillas de mails, y que han sido impulsores de la “SIDE paralela”, apoyando abiertamente, y hasta generando, la aparición de portales como Seprin, Urgente 24, BWN y La Política Online.

Estas “agencias periodísticas” de la “SIDE paralela” son fuentes calificadas de información para los grandes medios periodísticos, como demuestra el circuito de la información de los sueldos del programa “6,7,8” o de los artistas León Gieco, Teresa Parodi, Víctor Heredia y Mercedes Sosa. En su rol de operadores de prensa, estas agencias actúan vertiendo trascendidos, información falsa, o nacida del espionaje.

Para Clarín, Perfil y La Nación, no hizo falta ningún chequeo para que se hicieran eco del pescado podrido que lanzó, en primer lugar, Silvia Mercado, quizás jugando el papel de “idiota útil”, pero de ninguna manera, actuando de forma ingenua, y que después masificarían el aparato de agencias y programas de radio y televisión informativos de los (ex) agentes de la SIDE.

El caso de los sueldos de “6,7,8” seguramente no sea el más importante, pero abre el debate sobre la veracidad de la información vertida por los grandes medios, proclives a levantar información de esta agencias de espionaje disfrazadas de portales periodísticos.
 

FM con Identidad secreta


Desde FM Identidad, donde Silvia Mercado promovió la información de los sueldos contra “6,7,8”, en el programa que conduce Jorge Benegas, y donde es columnista Edgar Mainhard, no accedieron a brindarnos información sobre los propietarios de la radio.

En su programación, además de tener como figuras principales a los devaluados Jorge Jacobson y Pepe Eliaschev, tiene un programa Carlos Kikuchi, ex asesor de Prensa de Domingo Cavallo, quien compartió con Edgar Mainhard un proyecto radial de los hermanos Rodríguez Saa, pero que es recordado por su programa de cable “Brokers”, que conducía junto al travestido (ex) servicio, Guillermo Cherasny.

Pero en la familia Kikuchi, la que se destaca es la madre de Carlos, Malú Kikuchi, quien condujo el programa de cable “La Caja de Pandora” (ahora pueden ver su nueva versión en Internet con el auspicio de Seprin.com y la colaboración de José Benegas), en donde uno los columnistas era el ex Jefe de la SIDE, implicado en la causa de la mafia de los mails, Juan Bautista “Tata” Yofre.

El otro columnista de Kikuchi era Julio Cirino, quien fuera jefe de un grupo de tareas del Batallón de Inteligencia 601 (ver nota de Pablo Llonto) y, según sus palabras, conoció al menos “tres centros clandestinos de detención”.

Según el titular de la Secretaría de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, Cirino fue un “enlace” entre el 601 y la Embajada de Estados Unidos y actuó como agente civil del batallón entre 1977 y 1985. En los ’90, la SIDE lo envió a la embajada argentina en Washington.

En la actualidad se encuentra detenido pronto a declarar en la causa que le sigue la justicia como partícipe en la represión militar. Como se ve, los (ex) servicios de inteligencia son una gran familia.

El canto del Gallo de Perfil

Darío Gallo, actual editor de perfil.com y ex editor ejecutivo de la revista Noticias, viene publicando sucesivas notas en contra de “6,7,8” y en particular contra Orlando Barone, a quien trata de “oficialista gagá”, incluso amenaza desde su Twitter con sacar a la luz “una bomba sobre 6,7,8”. Para tranquilidad de Barone, el periodista de Perfil utiliza el mismo adjetivo para con el filosofo José Pablo Feinmann.

Desde su blog, Redacción Abierta, afirma que Eduardo Duhalde “hizo una buena presidencia en medio del incendio, y hasta Carrió dijo que se retiró como un gran estadista”.

En 2008, en una nota publicada por el periodista Jorge Lanata en el diario Crítica, Gallo desdeñó que haya comprado información sustraída de forma ilegal por la “SIDE paralela”, aunque el informe del Subsecretario de Inteligencia de la SIDE, José Francisco Larcher, parece inapelable.

Lo que sí está comprobado, es que la publicación de la información gratuita, ofrecida por los portales de los (ex) servicios, en Perfil y en la revista Noticias, como el caso de los sueldos de “6,7,8” y el de los artistas populares que cobraron para una actividad del Gobierno argentino, parece no incomodarle, incluso esta última operación, que hizo trascender José Benegas, fue tapa de la revista Noticias.

Carlos Pagni, ¿(ex) servicio?

Es de sospechar que la cámara oculta anónima a Carlos Pagni recibiendo dinero para realizar una operación de prensa, se trate de una venganza para alguien que violó los códigos de este círculo oscuro, a esta altura no tan secreto.

Carlos Pagni no es una persona ajena a los servicios y (ex) servicios de inteligencia. Como vimos, es uno de los sindicados por el informe del Subsecretario de Inteligencia de la SIDE, José Francisco Larcher, como comprador de información sustraída de mails y teléfonos de políticos y funcionarios.

Incluso, en la agencia de los (ex) servicios Seprin.com se afirma que Carlos Pagni habría trabajado para la SIDE “y se dio vuelta”, motivo por el cual, como se dice en la jerga, la Secretaría de Inteligencia lo “percutó”. El que juega con fuego…

Información servida: Hadad, Monetta, Manzano y Vila

Más preocupante es aún el rol de personajes como Raúl Moneta, Daniel Hadad, Daniel Vila y José Luis Manzano, verdaderos monstruos de la comunicación, y promotores en su momento de estas agencias sostenidas por (ex) servicios de inteligencia.

Los cuatro empresarios parecen alejados en la actualidad de emprendimientos menores e “ideologizados”, (al extremo del neofascismo, no es que sus actuales medios no los sean, pero se muestran más mesurados) y se vienen volcando a la compra de medios y al armado de sus propios multimedios.

El grupo Vila-Manzano, coterráneos del mendocino Moneta, son sindicados como socios del ex banquero. La misma relación empresarial unió a Hadad y Moneta.

Sin dudas, con su acrecentado poder de fuego mediático, estos empresarios no necesitan de “agencias periodísticas” como las citadas para hacer sus operaciones. Aunque está comprobado que las mismas nacen como iniciativas de estos empresarios, y que sus actuales medios, como vimos, son proclives a publicar la información de esta procedencia.
 
Si Moneta fue el creador de Urgente 24 y Seprin, ¿qué hará con el reciente paquete de medios adquiridos que incluye FM Rock & Pop? Sin dudas, un mono con navaja.

Fundaciones y Espionaje

La Fundación Atlas integra la institución “académica” Hacer (Hispanic American Center for Economic Research), financiada por el Departamento de Estado de EEUU. Está integrada, entre otras, por la Fundación PensAR, una especie de dream team vernáculo de otras fundaciones liberales, la cual cuenta con varios integrantes del PRO.

PensAR está presidida por Gerardo Bongiovanni, presidente de la Fundación Libertad, y le siguen toda la plana mayor del PRO: Jorge Triaca, Esteban Bullrich, Federico Pinedo, Eugenio Burzaco, Horacio Rodríguez Larreta y hasta el rabino Sergio Bergman.

Mención aparte para otro integrante de la Fundación PensAR: Julio Alberto Cirino, periodista del programa de Malú Kikuchi y jefe de un grupo de tareas del Batallón de Inteligencia 601 (ver “FM con Identidad secreta”).

El medio pelo contra “6,7,8”

No podemos obviar en esta nota el rol de personajes como Sylvina Walger y Alejandro Rozitchner. La primera, desde el procesista diario La Nación, publicó una nota titulada, “El club de la buena onda kirchnerista”, donde se vuelven a destacar las fuentes ‘calificadas’, como las “cadenas de mail”.
La inefable Walger califica a “6,7,8” como un programa al que “Goebbels se hubiera enorgullecido”, y tilda, este adefesio profesional, a los columnistas del programa de "pseudoperiodistas".

No se puede esperar otra cosa de alguien que considera a Chiche Gelblung como “uno de los pocos periodistas argentinos que conoce su profesión a fondo" y participa del integrismo católico del Opus Dei.

Por su parte, Rozitchner, cuasi-filosofo contratado por el Pro para intelectualizar lo inintelectualizable, expresó en su mediocre blog, en relación al programa “6,7,8”, que no cree “que les paguen los sueldos que se dicen, porque si dispusieran de tanta plata hubieran conseguido un poco más de talento”. Podríamos opinar lo mismo de su relación contractual con el gobierno de “Mauricio y Gabriela” como los llama, pero suponemos, que más allá de los sueldos, ante la falta de intelectuales afines (excluyendo los que están presos por terrorismo de Estado, como el caso de Julio Cirino) el Gobierno porteño actuó por descarte, y sólo encontró en la lista a este mediocre representante del medio pelo vernáculo.



 

COMENTARIOS (44)

Leer todos los comentarios
cocoservice

QQYzuI I seriously love your blog.. Excellent colors

OvDgycaIt

pc0Xf2

fiverr crork

KvMPNB Thanks-a-mundo for the blog article.Really looking forward to read more.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.