Martes 25 de Julio de 2017 - 21:28hs. - República Argentina Edición # 1748

Revista #12 Enero 2007 > Politica Nacional

500

Juventud y proyecto nacional. Según palabras del ex presidente Néstor Kirchner, la “renovación” y la conformación de la “fuerza propia” son dos de los desafíos centrales para la etapa que viene. Para ello se propone la formación de “500 cuadros políticos y técnicos jóvenes”. Desde “La Cámpora”, el objetivo del presidente ya se está materializando.


La mayoría no supera los 30 años. De origen ideológico diverso: peronistas, radicales, socialistas y anarquistas. En el debate generan, sin proponérselo, una mixtura, una síntesis de lo que fue en nuestro país el pensamiento nacional, popular, democrático y latinoamericanista.
Sin los prejuicios ni las anteojeras de etapas anteriores, lejos de esquivar definiciones ideológicas, se proponen promover una nueva síntesis histórica que permita a los jóvenes organizarse para cambiar la realidad desde los "barrios, secundarios y facultades", pero ajenos a debates estériles que muchas veces han servido más para fraccionar que para sumar. Sabiendo que, desde su fundación, la Argentina tiene sólo dos proyectos de país posibles: uno montado sobre la base del privilegio, la opresión y el saqueo; el otro que se funda sobre la igualdad, la soberanía y la justicia social.

Desde hace más de un año, fundada sobre la base de una agrupación kirchnerista de Santa Cruz,  y con el impulso de tres referentes juveniles del kirchnerismo, Juan Cabandié, titular del Consejo Federal de la Juventud, diputado electo por la Capital Federal y nieto recuperado, José Ottavis, de la juventud de Compromiso K y Director de Estudios Políticos y Monitoreo de la Presidencia de la Nación, y Mariana Gras, Directora Nacional de Juventud,  “La Cámpora” fue convocando a jóvenes de todo el país, provenientes de experiencias diversas, de los partidos políticos, de las organizaciones de derechos humanos, de los movimientos sociales, las agrupaciones estudiantiles y gremiales.

En una mesa redonda 2010 debatió con referentes de "La Cámpora" el rol de la juventud y lo que viene en la Argentina del bicentenario de su independencia.

Poniendo por delante las coincidencias

La adhesión al proyecto kirchnerista no fue automática en todos los casos, algunos, por su formación ideológica, vieron desde el principio en el nuevo gobierno la posibilidad de construir un nuevo proyecto de país, otros, por el descreimiento generado a partir de la crisis política y social que trajo aparejado el modelo neoliberal, no confiaron hasta que la realidad demostró con hechos lo contrario.

Para Sabrina Sena, años de ajuste y represión al movimiento popular generaron desconfianza en toda la clase política: “La veíamos brava, fue un proceso largo hasta darnos cuenta que este gobierno no era lo mismo que los anteriores. Estaba vigente el ‘que se vayan todos’, los cortes de ruta, la resistencia a full. Cuando aparece Néstor (Kirchner), nosotros súper sensibles con la etapa anterior de resistencia, no creíamos que podía cumplir lo que decía”

En este sentido, Verónica Trumino aclara que “no estuvimos desde el principio en la gestión de Kirchner. Tardamos un año y medio en saldar el debate interno, pero a medida que veíamos que este gobierno hacía todo lo que nosotros reclamábamos, decidimos ser parte de este proyecto, dejamos la construcción universitaria, en La Plata, y priorizamos la construcción en los barrios, construyendo la juventud, tratando de que se interesen en la política, que volvamos a tener esperanzas en nosotros mismos y en el país.”

Si bien el nombre remite al peronismo -recordemos que el “tío” Cámpora fue delegado personal de Perón y Presidente de la Argentina por el FREJULI en 1973-, la historia marca que ésta no es la primera vez que el proyecto nacional engloba a los distintos partidos e ideologías nacidas en el seno de nuestro pueblo.   

Mayra Mendoza, que viene del radicalismo, considera que el actual “es un momento histórico, hay muchos jóvenes radicales que van a coincidir más con nuestros planteos. La unidad de la juventud, la distribución de la riqueza, que no nos gobierne el mercado ni el Fondo Monetario, y tampoco con gente como Storani o Moreau”.

Según Mayra, el nombre “tiene que ver con el compromiso, los códigos, la unidad, entendernos todos como compañeros, más allá de las supuestas diferencias, que en el fondo son de formas pero no de contenidos”. En este aspecto, Andrés “el cuervo” Larroque rememora que “la juventud peronista en los ’70 impulsaba la formula Perón - Balbín, lo del frente del 80% del electorado”, frase que, precisamente, acuñó Cámpora durante el ’72 en lo que se llamó “la Asamblea de la Unidad Nacional” que reunió a más de 30 fuerzas políticas, donde sólo quedaron excluidas el partido liberal de Alvaro Alsogaray, los resabios de las fuerzas golpistas y las corrientes trotskistas.
 
"Discutir, unificar criterios, avanzar"

Todos coinciden en que el objetivo de “La Cámpora” es sumar en el desafío que se propone Kirchner de formar nuevos cuadros para la renovación. “El presidente nos pone desafíos todos los días. Cuando nos dice que hay que formar los cuadros para la Argentina que viene, nos está diciendo que tenemos que capacitarnos, militar, formarnos, sentir lo que hacemos”, explica Mayra. Para María Estela Vera,  “somos parte de este proyecto porque creemos que hoy tenemos la oportunidad de ser parte de las acciones del Estado y organizar el proyecto popular, organizar a los jóvenes en los barrios, en las escuelas y en las facultades”.

Más allá del número de 500 cuadros, que seguramente quedará como emblema de la renovación política que se viene, la conformación de la fuerza que pide el presidente es todo un desafío: “En las provincias hay muchas necesidades de los jóvenes, no sólo materiales, sino políticas. Quieren sentirse parte de un proyecto común, transformador. Lo primero que tenemos que hacer es unificarnos. Desde el gobierno necesitan una juventud unida, no pequeños grupos. Para nosotros hay una sola agrupación que se llama proyecto nacional, y si estás dentro del proyecto nacional te llamamos compañero”, dice Gabriel O`Blander.

En relación a la formación de cuadros, para Oscar Miño “no sé si necesitamos una formación como en Brasil, que se internan 6 meses y salen recitando a Marx y Gramsci. Tenemos que apuntar a una formación a nivel de organización de base, ir a discutir desde los barrios, desde la gente, las políticas que se quieren, tenemos que hacer escuelas de formación en todo el país. En Santa Cruz estamos impulsando un proyecto, basado en una escuela de Neuquén, donde se formó el obrero, junto al concejal, aunque en nuestro caso creo que debemos apuntar directamente a los jóvenes y a los compañeros de los barrios”.

Para María Estela, “otro lugar donde hay que avanzar es en los pibes de las facultades. En otra época sabemos que desde la universidad se salía a laburar a los barrios y creo que a partir del armado de ‘La Cámpora’ podemos avanzar.

Lo viejo que no termina de morir, lo nuevo que no termina de nacer
 
Para el “Cuervo” Larroque, desde la juventud “tenemos que definir políticas para toda la sociedad. La idea es que desde la juventud contagiemos a los más viejos para definir políticas comunes, definir una unidad de acción entre todos los sectores. La idea es que ‘La Cámpora’ sea un faro para todos los sectores que apoyan a este proyecto”.

Pero para avanzar en lo que falta, Verónica plantea que “más allá de bancar todas las cosas que viene haciendo muy bien el presidente, y que va a seguir haciendo Cristina, como juventud tenemos que marcar lo que falta, poner temas en la agenda de los medios, y bancar los cambios, salir a discutir la redistribución de la riqueza aunque a los grupos económicos no les guste, o temas relacionados a los bancos, la ecología, los recursos naturales, bancarlos y ponerle el cuerpo”.

Según Gabriel, “el presidente está pidiendo que tomemos la iniciativa, por más que nos equivoquemos en muchas cosas aunque igual es una forma de aprender; hay que dar el ejemplo, salir a explicar el proyecto nacional a todos los compañeros. Nosotros discutimos con muchos compañeros ex piqueteros y hoy el debate no está en los planes y en la mercadería. Hay que sumarlos a la política, al proyecto de país que estamos construyendo”. En ese sentido Sabrina agrega que “las divisiones y los egoísmos no perduran. Una de las cosas más importantes de este gobierno es que nos une con la política; es mentira que se puede construir con egoísmos y sectarismos”.

Todo apunta a los recursos naturales  

A la hora de definir lo que falta, y pensar la fuerza que hay que construir para bancar los cambios, todos de manera unánime coinciden en que el nudo gordiano que ata al país al sistema de dependencia es que la propiedad del subsuelo y de todos los recursos naturales vuelvan a ser del Estado nacional. “Un país con energía propia, con recursos propios, es la clave para lo que viene. El tema de los recursos naturales es lo central, con las retenciones a la minería salen a decir que se van a violar los pactos firmados en los ‘90, ¡pero que se violen todos!”, exclama Mayra.

Pero como conclusión, un peronista de ley como Larroque no tiene mejor síntesis que remitirse a los viejos postulados de Perón: “Soberanía política es recuperar la institucionalidad, la capacidad del Estado y la política, la independencia económica es recuperar los recursos naturales, y la justicia social es la redistribución de la riqueza”.

Protagonistas

Oscar Miño pertenece al germen de esta historia, "La Cámpora" de Santa Cruz, que existe desde la llegada a la presidencia de Néstor Kirchner y que hoy se ha reconfigurado en una corriente juvenil a nivel nacional. Desde siempre "la idea fue agrupar a los jóvenes para trabajar en todo el país acompañando el proyecto nacional", dice. Trabaja en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, en la Sub Secretaría de Abordaje Territorial que dirige Sergio Berni.

Mayra Mendoza nació en Quilmes y viene de una familia yrigoyenista por lo que comenzó militando a los 15 años en la Juventud Radical, aunque hoy, expresa, "voy conociendo a referentes como Dante Gullo, que me hacen más que conocer al peronismo, sentirlo. Siento que soy parte de una misma concepción historica colectiva". Hoy Mayra pertenece a la Juventud de Compromiso K.

Andrés "el Cuervo" Larroque, comenzó militando en el secundario. Fue presidente del Centro de Estudiantes del Nacional Buenos Aires. Después de agotar la militancia estudiantil "encerrada en la clase media", se lanzó a la militancia barrial en la Villa 20 de Lugano (Capital Federal) y en 2001 formó junto a sus compañeros una coordinadora de desocupados. Desde la llegada de Kirchner al poder conduce Juventud Presente.

Verónica "Drupy" Trumino es de General Belgrano (provincia de Bs.As.). Comenzó su militancia colaborando con comedores en los '90 y cuando viene a estudiar Trabajo Social a la ciudad de La Plata se suma a la agrupación universitaria Aguanegra. En 2004 fue vicepresidenta de la FULP -Federación Universitaria de La Plata-, y hoy es la Secretaria Provincial de la juventud del MUP -Movimiento de Unidad Popular-.

Gabriel O´Blander es coordinador territorial de "La Cámpora" y Secretario Adjunto del MUP de la provincia de Bs.As. Decidió comenzar a militar después de ver en la televisión un corte en la ruta 3 de La Matanza: "Me di cuenta de que la protesta social partía de la necesidad y decidí ponerme a ayudar a esa gente que tenía que salir a cortar una ruta para darle de comer a su familia", agrega. A fines de 2000 abre su primer comedor en el barrio 24 de Febrero y fundan un movimiento con ese mismo nombre. Desde hace 3 años son parte del MUP.

Maria Estela Vera es la responsable nacional de la juventud del Frente Transversal Nacional y Popular que dirige a nivel nacional el diputado Edgardo Depetri. Su militancia ha sido desde siempre en el peronismo: "Desde la cuna, mis viejos fueron parte de la resistencia, mi vieja ya no está, pero tomé las mismas banderas del peronismo desde chica", dice.

Sabrina Sena es la Secretaria Nacional de la Juventud del MUP. Empezó militando en el secundario, "enfrentándonos a los recortes de presupuesto y los intentos de privatizar la educación", expresa. Posteriormente se sumó al Movimiento 29 de Mayo, de tendencia guevarista, desde donde comenzó a militar en su barrio de Quilmes armando un comedor comunitario y siendo parte de la resistencia al neoliberalismo.
 

COMENTARIOS (16)

Leer todos los comentarios
matzcrorkz

eLg55A Thanks-a-mundo for the blog article. Keep writing.

matzcrorkz

XVbXgF Wow, great article.Really looking forward to read more. Great.

link building

BqeSKg Very informative blog.Much thanks again.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.