Martes 25 de Julio de 2017 - 21:40hs. - República Argentina Edición # 1748

Revista #42 Septiembre 2010 > Politica Nacional

Cuando el peronismo y la política se vuelven provocadores

Si algo tiene de novedoso este momento del país es la capacidad para romper moldes y desactivar y quebrar procesos que parecían inalterables. La cuestión de la aparición de una nueva generación es unos de esos quiebres.


Por Esteban Concia

Muchas veces se ha discutido en el peronismo la cuestión de la renovación dirigencial y la formación y participación de nuevos cuadros que pudieran dar continuidad y actualización a un proyecto inconcluso, como lo es el proyecto nacional.

Esta tarea quedó un tanto trunca y sin atención en tanto existió una tendencia hacia la baja en la participación a partir de un modelo neoliberal que significó la pérdida de injerencia  en lo público, y la desarticulación de la política como herramienta de poder frente a las corporaciones económicas.
En este comienzo de década transitamos cambios profundos, acelerados por la crisis de respuestas de los esquemas liberales, a la vez que la recuperación de una memoria histórica de un país integrado social y económicamente que supimos ser.

Esta etapa recupera un peronismo que, lejos de posturas entreguistas u oportunistas, saca lo más transformador de su historia y lo vuelca en la arena de la acción del estado, pero y también en los sindicatos, en el trabajo territorial.

Y en ese sentido, ese peronismo vuelve a enamorar y la política vuelve a tener sentido, deja de tener ese carácter estático y conservador y se transforma en provocación con constante y apuesta hacia la generación de políticas públicas que favorecen a mayorías.

Es este el marco en el cual nuevamente aparece la discusión de lo generacional y la apuesta a esquemas que tengan que ver con fomentar la aparición de caras nuevas, que por otro lado es es una necesidad que la sociedad exige.  

Pero no está de más mencionar que a partir de un proyecto como el que conduce el país actualmente es posible pensar estas cuestiones, porque todas las medidas que se han ido tomando y que centralmente tienen que ver con garantizar mayores niveles de derechos para las mayorías producen consecuencias muy buenas en el futuro, que es donde de mejor manera vamos a poder dar cuenta de todo lo que se está realizando por estos días.  
La idea de sub 45  hoy aparece y se visualiza, pero hay un recorrido previo que ha sido importante y en el cual se ha trabajado para discutir y difundir el criterio de la necesidad de la renovación política, de que aparezca una nueva ola de dirigentes que sostengan las políticas del gobierno nacional pero que sobre todo las profundicen, una renovación que potencie lo que se logró y que plantee agendas de superación.

Tenemos una oposición nacional que atrasa, que se preocupa solo por poner palos en la rueda,  y  que no tiene ningún programa de gobierno serio más que la ambición de la aparición mediática. Frente a eso, la nueva dirigencia generacional que acompaña el proyecto que conducen Néstor y Cristina es la que tiene que salir a hablar y a proponer.

Hay un recorrido nuevo, y nuevos  desafíos que aparecen porque el peronismo se caracteriza por no quedarse quieto. Nosotros decimos que hay que generar mayores niveles de inclusión en la juventud, solucionar las problemáticas vinculadas a la salud reproductiva,  también recuperar YPF, que es un  anhelo nacional, o pensar cómo evitamos el monocultivo sojero que nos lleva a perder soberanía alimentaria; sobre  todo esto tenemos que trabajar.

Lo generacional por lo generacional mismo no sirve.  Sirve si lo generacional trabaja en un sentido de fortalecer las políticas públicas, de generar un estado activo, presente y moderno, que tenga claro el mandato de que la política es para transferir y para transformar en beneficio de las grandes mayorías.

Y ese es uno de los desafíos de los nuevos tiempos, recuperar la acción política con fines claros, con un sustento de ideas y de valores que sostengan proyectos más allá de candidaturas o mecanismos de marketing electorales.

De hecho, para no ser un nuevo producto marketinero con mucho envoltorio y poco contenido, es preciso establecer las bases para formas más democráticas, para disparar procesos multidirigenciales, es decir, en los que no se base todo en una sola figura.  Además, y sobre todas las cosas,  es necesario tener en claro el rol del Estado en un país al que aún hay que transformar y potenciar.

No se trata entonces de “tirar a los viejos por la ventana”, sino en todo caso de generar condiciones de profundización democrática en serio, y para esto hace falta sangre nueva, cuyo nivel de especulación política sea secundario con respecto a su posición frente a un proyecto de país.

Debemos  trabajar entonces en pos de superar  el problema central de la Argentina y de la región, la desigualdad social; es decir, las formas de inequidad que se construyen desde las relaciones económicas y que por lo tanto tienen en  esa misma base económica la principal forma de solución.
 

COMENTARIOS (5)

Leer todos los comentarios
mQXmrYfJif

quando os mecanismos de defesa enfraquecem, os comensais tornam-se parasitas que levam o hospedeiro à morte. Neste momento a nação portuguesa está infestada de parasitas devido ao deÃiquels­brio das relações exploradores e explorados. Portanto ou morremos enquanto nação ou nós, os que sustentamos os parasitas, temos que nos preparar para uma purga radical.

nice penalty removal

FrhkbX There is noticeably a bundle to identify about this. I think you made some good points in features also.

link building

2zwwcD Really informative blog post.Really looking forward to read more. Will read on...

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.