Domingo 26 de Marzo de 2017 - 08:07hs. - República Argentina Edición # 1626

Revista #53 Septiembre 2012 > Politica Nacional

SE DEFINE EN LA CALLE


Por Federico Martelli

Todos nos preguntamos qué va a pasar el 7D. Después de más de tres años de aprobada la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en el Congreso, la aplicación de todos los artículos de la misma sigue en suspenso. Aunque la Corte Suprema de Justicia indicó, en el fallo del 22 de mayo de este año, que la misma deberá aplicarse sin restricciones a partir del 7 de diciembre, en todos los ámbitos políticos y sociales aun se debate sobre lo que sucederá a partir de ese día.

¿Qué es lo que genera tanto debate? Tenemos una Ley que esperó más de 30 años para ser aprobada, que nació de un profundo debate social, comunicacional, jurídico y político; transversal e intergeneracional.

Una Ley que fue debatida en Foros a lo largo y ancho del país, que fue modificada en varios de sus artículos en el tratamiento en las comisiones. Que fue votada por el Frente para la Victoria, Proyecto Sur, el Socialismo, el Encuentro Popular y Social y el SI, que obtuvo un resultado de 146 a 3 en Diputados y de 44 a 24 en Senadores.

Sin embargo, el Grupo Clarín, en uso legítimo de sus derechos, fue a la Justicia a buscar algún juez federal permeable a sus intereses y lo encontró. El juez Edmundo Carbone, que se jubiló el año pasado, dictó la primera cautelar a favor de la empresa, confirmada luego por la Cámara Civil y Comercial. Tras la apelación del Estado, la Corte mantuvo la medida provisoria pero dijo que no podía durar de manera indefinida.

Carbone no quiso fijar el “plazo razonable”, y por eso lo hicieron los camaristas, hasta diciembre de 2013. Entonces fue cuando el tema volvió al máximo tribunal.

La Corte Suprema, por unanimidad, redujo la fecha al 7 de diciembre de 2012, señaló que no está en riesgo la libertad de expresión y remarcó que el Grupo “no aportó ningún elemento probatorio que demuestre de qué modo resultaría afectada esa libertad (...) en sus escritos no hay más que menciones generales”.

Con los tres poderes de Estado avalando la aplicación de una Ley fundamental para la democracia, con la fuerza política más importante del país, las centrales sindicales, las universidades, los movimientos sociales y la mayoría de los medios de comunicación exigiendo la aplicación, no debería haber ya más inconvenientes.

Es en este punto donde se verifica la dimensión del poder del Grupo Clarín, que mediante operaciones judiciales y, sobre todo, apelando a la desestabilización política, pretende impedir la aplicación de la norma.

En el plano jurídico buscan ubicar al ex juez Raúl Tettamanti (designado durante la Dictadura, actualmente jubilado) en reemplazo de Carbone para dictar la inconstitucionalidad del artículo 161.

En el plano político, vienen “moviendo la calle”, convocando a los cacerolazos, insubordinación de las fuerzas de seguridad y generando un clima de miedo e incertidumbre entre los sectores medios que, por cierto, son muy permeables a las operaciones mediáticas.

La estrategia del Grupo se basa en la movilización social para amedrentar al Gobierno nacional y disuadirlo de aplicar la Ley. Esperan que el clima social, sobre todo tras el cacerolazo del 8 de noviembre, los proteja de las resoluciones del AFSCA, que, según sus análisis, serían imposibles de aplicar si caotizan Buenos Aires y la principales ciudades del Interior.

Un gobierno tibio, timorato, temeroso, frente a una situación como esta, juntaría los pertrechos y esperaría condiciones más favorables (así pasaron 30 años con la Ley de Radiodifusión de la Dictadura). Pero Cristina no es una presidenta que se deje amedrentar, sino que por el contrario, considera estas luchas como constituyentes de una identidad política y de una democracia más sólida, por lo que el choque de planetas es -por suerte- inevitable.

Tendremos un verano movido. En las calles, en los bares, en los lugares de trabajo y hasta en las playas se librará esta batalla. El Grupo ha sacado una pequeña ventaja ya que ha movido primero. El campo nacional deberá reaccionar rápidamente y con la alegría y la mística que nos caracteriza, retomar la iniciativa.

El 7D sólo será posible con el pueblo movilizado.

COMENTARIOS (3)

Leer todos los comentarios
crorkz

81PC8G A round of applause for your blog.Thanks Again. Fantastic.

crorkservice

tQRcSc I think this is a real great post.Much thanks again. Cool.

dpbmmCBg

hace mucho que trate de filtrar toda esa imfcrnaoion, pero hoy en dia, en todo el pais pero aca en el norte, esas imagenes te llegan y son imposibles de ignorar aunque debo confesar que ver encabezados de X numero de ejecutados en tienditas o sicarios muertos en enfrentamientos con el ejercito me da un andenles putos .luego llego este video, tengo una nif1a de esa edad, este video me rompio la madre, la nausea, el asco, la rabia, en relacion lo que senti cuando por estupido y morboso vi uno de los videos hosteados en el blogdelnarco.com, se exponencio miles de veces.todos tenemos culpa en esto, desde que compramos pirateria, hasta dar mordidas o simplemente joder al projimo, todos menos ellos. Esos nif1os deberian unicamente de preocuparse por que Marianita les hizo cara fea, o por que Alex le pega a mi hija luego vino la multiple ejecucion afuera del bar rockero por exelencia en monterrey, a las 12 de la noche cuando mas lleno esta, ejecutan al cadenero que ha estado en la puerta del bar durante 19 af1os, que si era un tipazo, pero que sabemos que se movia en eso, y vinieron los golpes de pecho, las acusaciones al gobierno, al dia siguiente una marcha todos de blanco y velas en la entrada.de un lugar al que entre siendo menor a tomar alcohol, de un lugar al que durante 20 af1os se supo que era punto de venta, ofrendas dejadas por el mas grande de los pachecos que conozco todos tenemos la culpa de este pinche infierno menos ellos

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.