Jueves 27 de Abril de 2017 - 10:00hs. - República Argentina Edición # 1658

Revista #24 Febrero 2009 > Sociedad y Cultura

MERCEDES SOSA, PROTAGONISTA DEL CONCIERTO ¡MUJERES!: “Jamás voy a pertenecer a la derecha”


Desde Córdoba (Por Patricia López Espínola, Fotos: Axel Monsú)

La tucumana Mercedes Sosa cantó en La Vieja Usina de Córdoba en el marco del concierto denominado “¡Mujeres!”, en conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, junto a la mexicana Lila Downs, y a la peruana Susana Baca. Pero también la “Negra” Sosa se hizo tiempo para hablar entre otras cosas, de su relación con Cristina Fernández de Kirchner, y de nuevo disco que verá la luz en marzo del 2009. “Estamos trabajando en el nuevo con la participación de músicos muy talentosos, por ejemplo Juanes cantará conmigo “El ángel de la bicicleta”; con Shakira vamos a grabar “Duerme negrito” y con Caetano Veloso ya grabé “Corazón vagabundo”, algo que me llena de orgullo porque a Brasil no sólo le debo el amor que me tienen, sino el haber podido sobrevivir en Europa durante el exilio, por las grandes oportunidades que tuve al cantar en ese país, y paliar así mi situación económica”, dijo.

¿Con quién le gustaría cantar y que aún no lo haya hecho en su carrera?

Con Mina, la cantante italiana. Esa mujer tiene una voz extraordinaria y me encantaría que participe en mi nuevo disco. Está difícil porque en el momento que pongamos las voces, ella debe grabar su propio disco; pero de todas maneras ya me mandó la letra del tema en castellano, algo que es muy difícil porque ella es soprano y yo contralto.

Teniendo en cuenta que el espectáculo presentado en Córdoba se dio en el marco del Día de la No Violencia contra la Mujer, ¿qué opina de la cantidad de mujeres golpeadas o muertas que aparecen todos los días en las páginas de los diarios?

Es terrible la falta de conciencia que todavía existe sobre este problema. Recuerdo haber estado en España con algunas abogadas que lideran la lucha para que los hombres no les peguen a las mujeres. Porque resulta que cuando los hombres entraban a la cárcel, pagaban 20 mil pesetas, quedaban libres y volvían a sus casas a golpear a sus mujeres con más saña aún hasta que las mataban. Hay que terminar con eso porque aunque parezca que somos muy fuertes, en realidad las mujeres somos muy débiles, y más si tenemos hijos necesitamos la ayuda del compañero. Me duele mucho la violencia contra las mujeres que siempre están en inferioridad de condiciones por la fuerza que tiene el hombre.

¿Cómo anda su salud?

Me siento bien ahora; pero tengo que tener mucho cuidado porque estoy empezando de nuevo a caminar. Estuve postrada mucho tiempo, y el doctor (Norberto) Furman, que es un gran especialista en fisiatría y kinesiología me aplicó inyecciones muy dolorosas que largan frío primero y luego largan ozono: frío-ozono, porque yo ya estaba caminando casi ya agachadita, y el doctor me empezó a levantar, pero también me advirtió que tengo que hacer ejercicios con las piernas. Y siempre me dice: “yo la quiero ver de pie cantando como antes, no sentada en una silla”. Pero por ahora no puedo hacer otra cosa, y menos mal que puedo cantar sentada e igual puedo manejar bien la voz.

“Me contratan los empresarios”

¿Cómo es su relación con los Kirchner?

Yo la quiero a Cristina (Fernández de Kirchner), me parece una mujer formidable. Pero yo no estoy con la gente política, tengo un gran cariño por Cristina, un gran respeto por la cultura que ella tiene, porque lo que ha luchado con su marido; en general a mí me contratan los empresarios, y cuando no me premian, como en el caso de Lula que me dio uno de los premios más importantes que recibí en mi vida, y mire que yo tengo premios de Alemania, de Francia, prácticamente de todas las partes del mundo; pero el premio que me dio Lula es muy importante porque viene de un país al que yo adoro (recibió en octubre de este año la Gran Cruz de la Orden del Mérito Cultural que otorga el gobierno brasileño). Amo a los músicos brasileños, pero amo más a Brasil, país que sufrió hambre durante siglos, y en algunos lugares sigue sufriendo miseria y dejadez. Como también nos pasa a nosotros en este país, ¿cómo vamos a decir que todo está bien?, todavía no está bien, aún falta.

¿Y usted cree que la presidenta Cristina Kirchner logrará revertir esta situación de crisis?

 Tengo confianza en ella. La quiero mucho a Cristina, al doctor (Néstor) Kirchner no lo conocía. Primero la conocí a ella el día que renunció (Carlos) Menem al ballotage. Alguien la invitó a mi casa, y cuando pidió mate cocido en vez de té o café, me dije: “esta mujer es de las nuestras”. Me inspiró confianza, después volvió a venir con la ex mujer de (Felipe) Solá, María Teresa y estuvimos hablando las tres en mi casa, y me di cuenta que esa mujer estaba preparada para ser presidenta. Me di cuenta ahí, y hace mucho tiempo de esto; después ganó Kirchner y después ella tuvo más tiempo para tener el conocimiento al frente del Gobierno. Por eso les tengo mucho cariño, y siento mucho respeto por ellos dos, porque realmente son comprensivos. Cuando la gente quiso hacer piquetes, lo hizo; y nunca mandaron a matar gente. Hay otros gobiernos que por mucho menos reprimió sin ninguna consideración. Eso es muy importante para la Argentina, eso es muy importante, además tenemos una presidenta mujer, igual que la (Michele) Bachelet, y como podría haber sido la mujer de Clinton, Hillary en Estados Unidos, en Alemania también hay una primera ministra que es mujer. Es decir que la mujer está ocupando lugares estratégicos, y creo que éste es el tiempo de las mujeres, vamos por ellas, y aunque a ustedes les parezca mentira yo no tengo una simpatía política, sé lo que tengo que pensar respecto a la derecha o a la izquierda. Nunca voy a ser de derecha, eso lo puedo asegurar, jamás voy a ser una mujer de derecha porque la pobreza que rodeaba a mis padres que gracias a Dios se llevaban muy bien y han hecho que mis hermanos y yo seamos felices. Nosotros fuimos felices con mis padres aún con la falta de comida, la falta de cosas materiales por eso no deseo para nadie lo que sufrimos nosotros, pero además deseo la felicidad de la gente.

¿Su apoyo público a la Presidenta no le trae inconvenientes en lo artístico o con otros músicos?

No, supongo que debo tener enemigos, pero siempre los tuve. Sobre todo de parte de la gente que es millonaria, que tiene plata desde hace 200 años, los oligarca digamos, porque los oligarcas siempre defendieron su clase y han estado en contra del pueblo.

¿Qué dice de la denuncia de la revista Noticias, acerca del dinero que cobraron usted y otros músicos para participar en el aniversario de Zaragoza?

Sé que muchos han hablado muy mal de mí por haber viajado a Zaragoza (España), junto a León (Gieco) y Teresa Parodi; pero yo quiero decir que no fue el Gobierno argentino el que puso el dinero, sino los organizadores quienes pagaron todo. Y les voy a contar que cuando se cumplieron 500 años del descubrimiento de América Latina, el entonces presidente (Carlos) Menem me quiso contratar para llevarme a Sebilla, y no acepté. Tampoco acepté una invitación del Gobierno español, de José Luis Zapatero para cantar en Madrid. Ahora fuimos a Zaragoza y nos culparon por la cifra que cobramos.

Usted que se define como una mujer que está contra de la oligarquía, ¿en qué sector político agruparía a los empresarios agropecuarios que tuvieron parado al país por más de tres meses?

Creo que hubo gente muy pobre en ese conflicto. Cuidado con eso, yo tampoco me engaño con eso, la gente rica usó a la gente pobre porque entre los del sector del agro hay gente que alquila tierras para cosechar, y si tiene la mala suerte que ese año le llueva, pierden todo. Esa gente es realmente parte del pueblo, y con los que indudablemente yo voy a estar siempre es la gente que trabaja. No así con los dueños de los terrenos, y acá, sospechosamente había un odio muy grande hacia Cristina, y ella lo dijo el día de la asunción: “sé que voy a tener problemas por ser mujer”, lo mismo le pasa a (Michele) Bachelet, le hacen la vida imposible. Pero no la van a sacar, y a Cristina tampoco la podrá sacar nadie porque una mujer que entra a un lugar no sale más. Pero yo no tengo amistad particular con nadie, a mí me contratan los empresarios

 

COMENTARIOS (4)

Leer todos los comentarios
XlbdWGnPzatquEKN

cajv5R

G7IZJOCUWUlR

Le1stima que no vivamos en un esdtao democre1tico y de derecho, cuack. Demagogia, bah.Intolerancia no es una mala palabra, no este1 mal no tolerar, y seguire9 sin tolerar.Yo soy yo, no soy el resto, se llama ser individuo.Aquellos que se quedan con un asunto de retenciones o no, de campo o no, es que necesitan comenzar a ver un poquito me1s alle1.Libro recomendado:

link building

nNC7XA I loved your blog post. Awesome.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.