Viernes 28 de Abril de 2017 - 20:50hs. - República Argentina Edición # 1659

Revista #32 Octubre 2009 > Sociedad y Cultura

Sacco y Vanzetti cobran vida

Con guión de Mauricio Kartun y dirigida por Viviana Ruiz, “Sacco y Vanzetti” revive la historia que llevó a los dos anarquistas a convertirse en mártires de las luchas sociales en todo el mundo.


Por Manuela Expósito

Dos hombres son detenidos y llevados a la comisaría. La contextura robusta y decisión al hablar de uno de ellos contrasta notablemente con la figura más delgada y la mirada un tanto dubitativa, hasta temerosa, del otro. Sus nombres, Bartolomeo Vanzetti y Nicola Sacco. Sus ocupaciones, vendedor de pescado y zapatero, respectivamente.

Han llegado a los Estados Unidos de América huyendo de las miserias de su tierra natal, Italia, persiguiendo un ideal que pronto se vendría abajo al chocar con la cruda realidad imperante en el país del norte: persecuciones políticas, falsas acusaciones y represión, en el marco de las protestas que se multiplican a nivel mundial en pos de la mejora de las condiciones de vida para el proletariado industrial.

En ese contexto, un doble asesinato y robo acontece, y la única pista parece ser que quienes lo perpetraron tenían apariencia de extranjeros. A pesar de que las evidencias para inculpar a estos dos italianos son nulas, pronto llega a manos del fiscal que se hará cargo del caso –de apellido Katzman- una carpeta con el justificativo necesario para llevar a Sacco y Vanzetti a juicio: en el informe consta que sus ideales son tan rojos como su sangre. Ambos son militantes anarquistas en un país que mira con sospecha toda ideología que  pueda poner en peligro el orden establecido y el “sueño americano”.  

Con ese único cargo, el de ser “subversivos”, se dará inicio a una serie de irregularidades por parte de la fiscalía que, en consonancia con el Juez Tayer, llevarán a ambos luchadores sociales al banquillo de los acusados para su posterior condena.

Ni las pruebas presentadas por el abogado Thompson, mucho más sustanciales, los podrá salvar de su destino final. La intolerancia plasmada en xenofobia, esa marca que lleva la sociedad estadounidense desde su fundación, será la que señale insistentemente con el dedo a quienes pretenden cuestionar “la democracia más perfecta sobre la tierra”.

Aquella que esconde las miserias de los estratos más bajos para mostrar el crecimiento de una pujante burguesía que aceita los engranajes de una maquinaria infernal. La semilla quedaría plantada en suelo fértil, y comenzaría a crecer y ramificarse con la “Caza de brujas” que se suscitaría décadas después, de la mano del macartismo. La década del veinte, momento en el cual estos acontecimientos toman lugar, deja sentado este sanguinario precedente.

Así es como comienza la puesta en escena de una de las mejores representaciones sobre la historia de “Sacco y Vanzetti”, guionada por Mauricio Kartun y dirigida por Viviana Ruiz, que ha encontrado su lugar en las instalaciones del Hotel B.A.U.E.N., el cual ha sido recuperado por sus trabajadores no sólo como fuente de trabajo sino también como cuna de la cultura popular.

Imposible pasar por alto la colaboración de F.A.C.T.A. (Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados), quienes participaron de la producción de la obra, junto al Colectivo “Sacco y Vanzetti”, y colaboraron con la prensa de la misma. Fernando Santiago y Fernando Martín, junto a un elenco de primera línea, encaran la compleja tarea de encarnar a dos personajes que se convirtieron en mártires de las luchas sociales a nivel mundial.

Épocas convulsionadas eran las que se vivían en esos momentos, incluso en los rincones situados al sur de nuestro continente: anarquistas, comunistas y socialistas eran el blanco de las masacres más despiadadas, ideadas por los gobernantes y ejecutadas por la policía y el ejército. En el caso de los dos italianos existió un juicio arreglado de antemano para condenarlos a la silla eléctrica; en estas latitudes, el fusilamiento no se hacía esperar, más aún en territorios tan lejos de la ley como la Patagonia argentina.

Habiéndose declarado inocente de todo cargo, algo que era harto evidente, Vanzetti afirma su militancia anarquista, señalando que el luchar por aquellas olvidadas banderas de “libertad, igualdad y fraternidad” no era ningún crimen. “Los anarquistas no somos asesinos. Anteponemos el amor al odio”. Al odio presente en la injusticia.

Tiene este humilde vendedor de pescado un intenso intercambio epistolar con su hermana, quien reside en Italia; amor es lo que no falta en ningún momento en esas cartas. Lo mismo que Sacco con su mujer y sus hijos, a quienes no podrá ver crecer. De su enorme impotencia se hacen eco trabajadores a lo largo y ancho del globo, a través de marchas y publicaciones. Con un “¡Viva la Anarquía!” Sacco y Vanzetti concluyen sus disertaciones, así como lo hiciera Severino Di Giovanni antes de ser asesinado en esa Buenos Aires por la que él tanto luchó.

El viernes 25, una de las fechas en las que esta obra estuvo presente en la agenda porteña, fue el mismo día en que se produjo una movilización protagonizada por diversas organizaciones políticas en la capital, en reclamo por la intervención policial en Kraft, la ex Terrabusi, fábrica de la que fueron despedidos cientos de trabajadores hace ya varias semanas atrás.

El halo que sobrevuela este accionar de la multinacional estadounidense no es más que una nueva muestra de cómo – aún en nuestros días – se sigue persiguiendo a los obreros que se organizan para mejorar sus condiciones de trabajo. Desde una mirada anarquista, uno bien podría decir que, una vez más, las fuerzas represivas se coaligan con la burguesía para ahogar el reclamo obrero.

A punta de fusil y empujones se pretende acallar la voz de un pueblo que, sin embargo, ya es experto en los sinsabores de la realidad nacional y no baja los brazos. Como declara su directora: “´Sacco y Vanzetti´ es la lucha, la resistencia y los sueños siempre envueltos en la tela de las condiciones actuales.

En tal sentido, la misma pelea de ayer de Sacco y Vanzetti es hoy nuestra pelea”. Por ello es que dicha función fue dedicada especialmente a los obreros de Terrabusi - Kraft, en pie de lucha.
 

COMENTARIOS (19)

Leer todos los comentarios
crorkzz

FKPJtt Very excellent info can be found on web blog.

cVhegMuyir3u

I litlraely jumped out of my chair and danced after reading this!

crorkz

Jio1Yl Very good blog.Much thanks again.

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.