Viernes 23 de Junio de 2017 - 10:46hs. - República Argentina Edición # 1715

Revista #60 Abril 2014 > Sociedad y Cultura

ANDRESITO, GENERAL DE LA PATRIA


Por Liliana Díaz

El acto del 2 de abril tuvo este año para los misioneros un alto contenido emocional. En  el aniversario de la Guerra de Malvinas, Cristina nos sorprendió una vez más: anunció el ascenso, pos mortem, a General de nuestro Andrés Guacurarí y Artigas “ese indio misionero que peleó en las luchas por la Independencia. Andresito Artigas, el hijo de ese gran patriota latinoamericano”.

El decreto firmado el día anterior tiene dimensión de reparación histórica. Andresito, como tantos otros héroes de la gran patria latinoamericana, fue sistemáticamente negado, silenciado, invisibilizado por la historia oficial.

Tamaño olvido no puede ser casual. Su padre adoptivo, don José Gervasio Artigas combatió con indios y negros como lugartenientes, compartió sus luchas y sus dolores, y fue salvajemente traicionado por el centralismo porteño. Terminó solo y exiliado en Paraguay los últimos años de su vida. Y quedó trunco aquél sueño plasmado en uno de los documentos más revolucionarios de la época: el decreto de 1815 por el cual asignaba a cada habitante del suelo montevideano una parcela, herramientas, animales y semillas, a cada cual según su necesidad.

Así de sencillo y claro es el legado de Andresito que plasmó en acciones el ideario de su padre político. Inclusión, tierra para el que la trabaja, distribución según la necesidad.

Andresito fue el primer y único gobernador indígena de Misiones. Designado por Artigas, gobernó también la provincia de Corrientes donde fue resistido tenazmente por la oligarquía vernácula. Luchó contra el invasor portugués en defensa de nuestro territorio, y dignificó como nadie a los originarios de estas tierras.

Bajo el liderazgo de Artigas fue el gran organizador de la Liga de los Pueblos Libres, que en el Congreso de Arroyo de la China declaró la independencia un año antes que el Congreso de Tucumán.

Por todo eso fue simplemente ocultado. Y por eso, para quienes levantamos las banderas de su lucha inconclusa, este reconocimiento, esta inclusión en la galería de los Héroes de la Patria, tiene dimensión de reparación histórica. Porque el federalismo es todavía una tarea pendiente y todavía el interior profundo espera ser visible y reconocido.

Andresito fue el primer desaparecido de la gran patria latinoamericana. Aún hoy no se sabe dónde fueron a parar sus restos, luego de estar recluido en la Ilha Das Cobras, Brasil.

El reconocimiento nacional de su figura a través de la decisión política de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es un bálsamo para los miles de olvidados que seguimos caminando tras las huellas de nuestro General Andrés Guacurarí.

COMENTARIOS (1)

Leer todos los comentarios
9mXZnxoXY

At last! Someone with the insight to solve the prmloeb!

AGREGAR COMENTARIOS

La finalidad de este servicio es sumar valor a las notas y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.